domingo, 9 de marzo de 2008

Mundo islámico desde China hasta Europa: En el Ermitage


Hermitage (Эрмитаж)




La exposición, montada en la sala Nikoláevski del museo, refleja los contactos que el mundo islámico tenía con las culturas europea y china y se compone de cuatro secciones. En la foto: “Retrato de Fath ali Shah”, pintor Mihr Ali (año 1224).






Gorro de finales del siglo XIX (oro, esmeraldas, rubíes, spinels, perlas, cristal, terciopelo, piel preciosa, plumas).





La primera da a conocer el arte islámico desde el siglo VII hasta la invasión mongola; la segunda, desde ésta hasta el siglo XVI, resaltando la influencia china, la que se hizo más notable tras la invasión. La tercera sección permite familiarizarse con el arte islámico de los siglos XVI-XIX. En la foto: Sable, peto, panoplia y escudo de gala.




El elemento central de la exposición es el llamado Pabellón de Bujará, que fue montado por primera vez en la sala Nikoláevski del Ermitage.




La primera da a conocer el arte islámico desde el siglo VII hasta la invasión mongola; la segunda, desde ésta hasta el siglo XVI, resaltando la influencia china, la que se hizo más notable tras la invasión. La tercera sección permite familiarizarse con el arte islámico de los siglos XVI-XIX.





La cuarta sección está dedicada a los contactos políticos, diplomáticos y militares que existieron entre el mundo islámico y Rusia. Se exponen obsequios que diplomáticos musulmanes entregaban en nombre de los gobernantes de sus países a monarcas rusos, así como trofeos conquistados por soldados rusos en las guerras contra Turquía y Persia.






Se exhiben más de 300 artefactos procedentes de diversos países del mundo musulmán. En la foto: Pebetero (porcelana, plata, oro, lemanita, rubíes, esmeraldas, pintura cobalto).





Presentan un especial interés las obras de arte de la India. La mayoría de las 69 muestras – telas, cofrecitos, artículos de metal – se exhiben por primera vez.




“Retrato de Alejandro II” (artífice Ruhalla)







Singulares valores culturales de los países musulmanes se exhiben por vez primera en la exposición “En palacios y pabellones. Mundo islámico desde China hasta Europa” que se inauguró el 14 de febrero en el Ermitage
























6 comentarios:

Terox dijo...

Muy bonito... muy bonito...

b dijo...

cada rosa tiene una espina...

Carlos Alberto Arellano dijo...

Roy:

He disfrutado mucho (realmente) de esta serie de fotos y pequeños textos.

Yo AMO los museos de Buenos Aires. Me encanta la tranquila belleza y sabiduría que encierran entre sus paredes.

Me siento feliz cuando se llenan de gente. Pero también me gusta recorrerlos en soledad, oyendo mis pasos, mi respiración, cuando no hay casi nadie a mi alrededor.

¡Los museos son maravillosos!

mi despertar dijo...

Hoy estas diferente, muy artístico.Es increible como cambiamos y nuestros blogs van cambiando con nosotros en esta maravilla que es comunicarnos a través de la red. Bueno sos el primer hombre que contacto hasta ahora fueron simplemente bellas mujers ya que ayer fue el dia de la mujer.

Beso para la mujer que hay en tu vida y un abrazo de chocolate para vos

aire... solo un suspiro del aire dijo...

Muy bellas fotos¡¡¡ A mi me gusta mucho ir a los museos, encontrarme con cosas que tienen una inmensidad de siglos de haber sido creadas y tan cercanas a mi que me dejan extasiada y deseando saber como éran en esos tiempos, que pensaban y como serían.. maravillosa recopilación nos dejas en tu casa... gracias¡¡¡

Lau

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Además de bonito es impresionante.
Saludos

Carlos Alberto:
Los museos son algo maravilloso, en la pequeña San José con sus pequeños museos yo también los disfruto.

El del oro indígena es uno de los más bellos del mundo, y los de jade también.

Hace poco asistí a la exposición de Rembrandt, algo muy bello y que ha sido un éxito.

Sabes a i caminar solo me gusta en una playa solitaria, donde solo oiga las olas romperse contra la playa.
Saludos

mi despertar:
Muchas gracias, eres alguien muy especial para mí, por tu apoyo y por tus palabras de aliento, eres mujer digna y trabajadora, me alegra conocerte y llamarte mi amiga.
Saludos

aire...solo un suspiro:
Gracias por tu agradable visita.
Saludos