domingo, 3 de febrero de 2019

Kechi: Miracle Girl Gets Simon Cowell's Most EMOTIONAL Golden Buzzer! | ...







Entre los aplausos y la alegría de la audiencia, una joven camina con confianza en la plataforma del programa America's Got Talent (América tiene talento). Respondiendo a la pregunta de Simón Cowell: “¿Por qué has venido a America's Got Talent?”, Kechi Okwuchi dijo: “Quiero compartir mi voz”. La muchacha de 27 años entonces contó su historia de supervivencia, esperanza y fe inconmovible. Su relato, así como su interpretación de la canción “Thinking Out Loud” (Pensando en voz alta) del autor Ed Sheeran, hizo que tanto el público como los jueces se pararan para darle una ovación. No fue una sorpresa que consiguiera cuatro votos de “sí”.

Una superviviente

Habiendo nacido y sido criada en Nigeria, cantar siempre fue un pasatiempo favorito para Kechi. Dicho pasatiempo se convirtió en terapia luego de un fatídico día en el 2005. Kechi, junto con sesenta de sus compañeros de clase de la Universidad Jesuita de Loyola en Abuya, Nigeria, viajaban en el vuelo 1145 de Sosoliso Airlines, cuando algo terrible sucedió:
A quince minutos de finalizar el vuelo, el piloto anunció que pronto aterrizaríamos en el aeropuerto de Port Harcourt. Yo estaba sentada al lado de mi amiga Toke. De repente, todo cambió; estábamos descendiendo demasiado rápido. Alguien en la parte trasera gritó: "¿Están intentando aterrizar este avión?" Miré a mi amiga y nos tomamos de las manos. Le pregunté: "¿Piensas que deberíamos orar?" Pero antes de que pudiéramos hacerlo, hubo un sonido fuerte y lo próximo que recuerdo es haber despertado en el Hospital Milpark en Sudáfrica. Hasta el día de hoy no tengo memoria del accidente.
El avión, con 109 pasajeros, se estrelló contra el suelo y se incendió. Kechi fue una de solamente dos supervivientes, ella sufrió quemaduras sobre el 65% de su cuerpo.

Encontrando la fe

Kechi pasó los siguientes siete meses en el hospital con la mayoría de ese tiempo en cuidados intensivos, ha tenido más de cien cirugías. Ella acredita su fe, su familia, sus amigos y el canto con darle aliento para seguir.
Antes del accidente, Kechi veía a Dios a través de la fe de su madre: como una entidad para ser respetada y temida. Sin embargo, durante su estadía en el hospital, ella desarrolló su propia relación con Dios, asociando a Dios con amor puro e incondicional, en vez de algo a lo que debía temerse.
Verdaderamente no hay nada como la oración. Ésta refuerza la fe, lo que me da valor. Me tranquiliza cuando las cosas se ponen difíciles de manejar. Si hay algo que aprendí con esta experiencia es el valor de la fe.
http://www.unityenlinea.org/mujer-maravilla-kechi-okwuchi

Kechi Okwuchi



Kechi se mudó a Estados Unidos en 2007 para tener una cirugía reconstructiva, y más tarde se inscribió en la Universidad de Santo Tomás, donde se graduó summa cum laude en 2015. Ella compartió estas palabras en
 su discurso de graduación:
Para mí, este grado no es sólo un grado; es un regalo para los sesenta estudiantes que murieron en un accidente de avión en el que estuve diez años atrás. Representa el cumplimiento de una promesa que hice —a esos estudiantes y a sus padres— de alcanzar este hito importante en memoria de los que perecieron.

La vida es una jornada

La vida de Kechi continúa siendo una jornada digna de admiración. Ella está actualmente estudiando una Maestría en Administración de Empresas (MBA) y el canto sigue siendo su pasión. Sin saberlo, un amigo la registró para la audición para la temporada 2017 de America's Got Talent. Cuando los productores la llamaron para decirle que estaban interesados, ella lo tomó con calma. Su fe en Dios y su optimismo han transformado los "por qué" en "¿por qué no?"
Cuando le preguntamos qué palabras de aliento quería compartir con los lectores de La Palabra Diaria, ella respondió:
Continúen avanzando. Cualquier obstáculo que crean que los está bloqueando puede ser superado. No importa quienes sean o donde estén, siempre van a encontrar obstáculos. Nunca se rindan. Alguien en algún lugar está pasando por lo mismo, o por algo peor. Más adelante, mirarán hacia atrás y verán cómo fueron capaces de lograrlo, y eso les dará la confianza para superar cualquier desafío futuro.

Kechi Okwuchi


domingo, 30 de diciembre de 2018

Ardilla Mercury

Un nuevo video viral está causando sensación en redes sociales, en donde podemos ver algo que nunca imaginamos, una pequeña ardilla cantando como Freddie Mercury.

En un clip de 45 segundos, podemos ver una curiosa ardilla cantando la popular estrofa de improvisación nombrada 'Ay-Oh', que Freddie Mercury interpretara en el Live Aid de 1985, misma que aparece en la película Bohemian Rhapsody.

Los comentarios de asombro por usuarios de Facebook no cesan, ya que califican el video como “brillante” y destacan la “increíble coordinación” donde pareciera que el roedor en realidad canta como el que fuera cantante de Queen.








 




viernes, 28 de diciembre de 2018

Definición de Fronteras Porosas


Vamos a entender por fronteras porosas que es equivalente a frontera caliente, frontera vulnerable, frontera insegura, es aquella que por sus accidentes geográficos las condiciones de control son laxas, mínimas o completamente nulas. Es donde el Estado no tiene alcance que garantice seguridad o controles de vigilancia entre dos o más países. Por lo tanto, se constituye en una zona fronteriza apta para todo tipo de tráfico ilegal de estupefacientes, mercaderías, personas, armas y cualquier otro producto que beneficie económicamente al crimen organizado o afecte al Estado frente a terceros Estados, sobre todo en tiempos de conflicto o tensión.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Feliz Navidad y Feliz año nuevo




"No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno. Ése es un pensamiento mágico, infantil, utópico. Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como eres. Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar por las que no vale la pena luchar. Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables, y que hay otras, que si corres del lugar de la queja, podrás cambiar. Que no te permitas los "no puedo" y que reconozcas los "no quiero". 



Te deseo que escuches tu verdad, y que la digas, con plena conciencia de que es solo tu verdad, no la del otro. 



Que te expongas a lo que temes, porque es la única manera de vencer el miedo. 

Que aprendas a tolerar las "manchas negras" del otro, porque también tienes las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo. 



Que no te condenes por equivocarte; no eres todopoderoso. Que crezcas, hasta donde y cuando quieras. 


No te deseo que el 2018 te traiga felicidad. Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir"



Que la felicidad sea el camino, no la meta... 



Mirta Medici, psicóloga argentina.

















lunes, 29 de octubre de 2018

MURIÓ LA LOCA DE SAN BLAS, EL MUELLE HA QUEDADO SOLO.




La canción de Maná, "El muelle de San Blas", era de una historia real. Este fin de semana tuvo su final con la muerte de su protagonista, Rebeca Méndez Jiménez, una mujer de 63 años que desde 1971 esperaba en el puerto el regreso de su novio, un joven que salió a pescar y jamás regresó.

 La mujer fue homenajeada por los pobladores de Puerto Vallarta, donde se convirtió en un símbolo por la espera de su amor. Fueron más de 41 años que esperó a su amado Manuel, quien salió de pesca. 

Sin embargo, quedó atrapado por un huracán que azotó el mar. Nunca más se supo de él y tampoco se encontró su cuerpo. Estaban a una semana de casarse. El golpe fue tan fuerte para Rebeca que desde el día que desapareció Manuel, lo esperó con su traje blanco. Bien fina ella. Con esa elegancia vendió dulce a los turistas en el Muelle de San Blas. Allí fue que el líder de la banda, Fher, la conoció en la década de los noventa. Se interesó por su historia y la convirtió en una de las más hermosas canciones de Maná. 

El cuerpo de Rebeca fue cremado y sus cenizas arrojadas al mar en búsqueda de su gran amor por las autoridades de Puerto Vallarta, quienes piensan levantar un monumento donde la mujer esperaba a su amado con el fin de recordar por siempre esta maravillosa historia. (Comparte en memoria de Rebeca)