jueves, 13 de marzo de 2008

The Three Trillion Dollar War


Incompetencia y falta de honradez disparan el coste de la guerra de Irak para EE UU

Los únicos vencedores son las compañías petroleras y los contratistas de defensa


For many people, the problem begins at the title: we simply cannot conceive of three trillion dollars. Is a billion a thousand million, or a million million? What would the difference mean? Already, three powers of 10 below the scale of numbers we're talking about, we're lost.

El 20 de marzo se cumple el quinto aniversario de la invasión de Irak por parte de tropas dirigidas por Estados Unidos, y es un buen momento para revisar lo que ha ocurrido hasta ahora. En nuestro libro The three trillion dollar war, la profesora de Harvard Linda Bilmes y yo sugerimos que el coste de la guerra para EE UU asciende, según cálculos conservadores, a tres billones de dólares (1,95 billones de euros), más otros tres billones a cargo del resto del mundo; una cantidad muy superior a los cálculos que hizo el Gobierno antes de iniciar el conflicto. El equipo de Bush no sólo engañó al mundo sobre los posibles costes de la guerra, sino que además ha tratado de seguir ocultándolos a medida que la guerra se desarrollaba.

No debe sorprender a nadie. Al fin y al cabo, el Gobierno de Bush mintió sobre todo lo demás, desde las armas de destrucción masiva de Sadam Husein hasta sus supuestos vínculos con Al Qaeda. La verdad es que Irak no fue ningún semillero de terroristas hasta después de la invasión.

El Gobierno de Bush dijo que la guerra iba a costar 50.000 millones de dólares; Estados Unidos gasta hoy en Irak esa cantidad cada tres meses. Para situar esa cifra en su contexto: con la sexta parte del coste de la guerra, EE UU podría asegurar la base de su sistema de pensiones durante más de medio siglo, sin necesidad de recortar prestaciones ni elevar cotizaciones

Las miles de muertes violentas han acostumbrado a la mayoría de los occidentales a la situación: ya casi no es noticia la explosión de una bomba que mata a 25 personas. Pero los estudios estadísticos sobre el número de muertes antes y después de la invasión dejan clara, en parte, la triste realidad. Las muertes en Irak han aumentado, desde unas 450.000 en los primeros 40 meses de la guerra (150.000 de ellas, muertes violentas), hasta un total de 600.000 en la actualidad.

Con tanto sufrimiento de tanta gente en Irak, puede parecer cruel hablar del coste económico. Y puede parecer egocéntrico hablar del coste económico para Estados Unidos, que emprendió esta guerra violando las leyes internacionales. Pero esos costes económicos son inmensos, y van mucho más allá de los desembolsos presupuestarios. Pronto intentaré explicar de qué forma ha contribuido la guerra a las actuales penalidades económicas de EE UU.

A los estadounidenses nos gusta decir que no existe la comida gratis. Tampoco existe una guerra gratis. Estados Unidos y el mundo seguirán pagando el precio de Irak durante muchos años.

Americans like to say that there is no such thing as a free lunch. Nor is there such a thing as a free war. The US — and the world — will be paying the price for decades to come.


En mi opinión simplemente es descomunal el desperdicio de tanto recurso económico y humano.

The lesson for whoever inherits the Oval Office next year is, to paraphrase Larkin, "get out as quickly as you can and don't have any wars yourself".

Joseph E. Stiglitz, winner of the 2001 Nobel Prize in economics, is Professor of Economics at Columbia University and co-author, with Linda Bilmes, of The Three Trillion Dollar War: The True Costs of the Iraq Conflict.

6 comentarios:

Fragmentos de Luna dijo...

Tambien creo que es descomunal el desperdicio de economíaque pueden ayudar a otros.

Terox dijo...

Si por lo menos sirviera para que enderezaran el rumbo... tal vez con Obama...

Olga S.Isidro dijo...

Cuanta razón lleva en su análisis sobre el coste de la guerra de Irak, pero hay que dejar de ser hipócritas y decir claramente que es lo que pasa, sin miramientos, todos sabemos que ellos gastan ese dinero, porque las grandes empresas armamentistas, son las que tienen el poder fáctico, un jubilado, tan solo supondría un gasto al erario publico, ¡no generaría dinero!, sin embargo la guerra supone un ingente manantial de dinero, tanto como sale, entra doblado; y esto no tan solo pasa en EE.UU. sino en todos los países del mundo, quizás a menor nivel, pero ¿no es acaso lo que esta sucediendo en cualquiera de los países del tercer mundo?, lo peor no es ya el costo materia – que es malo – sino el costo en vidas humanas, que son lo mas importante, sean de donde sean.

Un cordial saludo, y perdón por la extension de mi comentario.

Víctor Hugo dijo...

Uf! qué brutalidad de dinero gastado sólo para matar gente! ...

Todavía no entiendo cómo los gringos reeligieron a Bush

saludosssssssssssssss

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

fragmentos de luna:
Demasiado desperdicio de vidas humanos, que nunca volverán a ser.
Saludos

terox:
Vamos a ver que dice el futuro comandante en jefe, algo grande está pasando.
Saludos

olga s. isidro
Dice que una de las mejores maneras de reactivar una economía es con guerra.

Habrá que ver como es eso, y si las armas mueven grandes cantidades de dinero, solo el narcotráfico y la pornografía se le acercan.
Saludos

victor:
Y hay unos que desean que MacCain gane para que continúe la locura de la guerra.
Saludos y bienvenido.
Saludos

`/\RF/\N[| dijo...

¡Pero claro que es un desperdicio!
y mas siendo para una guerra...
Podrian aprovechar ese gran monto para algunas otras cosas favorables para ellos mismo.
...Es que aparte de ser una brutalidad, es demaciado dinero invertido.

...