martes, 6 de octubre de 2009

En el corazón palpitante del mundo

Uno de mis escritores preferidos de Israel es Amos Oz y parte como favorito para alzarse con el Premio Nobel de Literatura 2009 el próximo jueves.

Los llevo a través del post con la belleza de la música,con la literatura y los esfuerzos por atraer a israelíes y palestinos a la paz. Pero también podemos ver como en el corazón palpitante del mundo, los vientos de guerra no están muy lejos en esta zona tan estratégica. Veamos a los escritores, a mi director de orquesta preferido de la actualidad y a mi violinista preferido. Al mismo tiempo en esta zona de Oriente Medio, llena de tanta belleza y de tanto conflicto, que hace que el mundo este pendiente de cualquier evento, que puede cambiar la dinámica del mundo global.

Iranian President Mahmoud Ahmadinejad: The news that Iran has a second, previously secret uranium enrichment facility caused an uproar in the United States. Darle clic a las fotos para verlas en grande.


Algunos días antes del comienzo de las operaciones militares en Gaza aparecía un artículo de Amos Oz en el diario La Repubblica. El escritor israelí describía con antelación lo que sobrevendría si Israel respondía a la provocación de Hamás, a saber: la indignación de la opinión pública árabe -y no sólo árabe- ante las víctimas civiles, y el reforzamiento de las tendencias palestinas más duras y fanáticas (Abu Mazen debilitado, etcétera). Este escenario tan previsible se desarrolla ahora ante nuestros ojos implacablemente.


Amos Oz

Aunque en su última novela Amos Oz desgrana algunas de sus ideas sobre la creación literaria, no ha abordado la cuestión del compromiso político de los escritores, la faceta que le ha proporcionado mayor proyección internacional. En sus artículos y ensayos este sionista convencido ha intentado mantener el equilibrio entre la lealtad a su patria, que él vio nacer con tan sólo nueve años, y una defensa de los ideales de paz, justicia y solidaridad que en su opinión se hallan por encima de consideraciones nacionalistas.

US President Barack Obama has threatened Iran with "serious consequences" unless the country limits its nuclear program to civilian use.

Se encontró entre los primeros en defender una solución al conflicto que pasara por la creación de un Estado palestino, ya en 1967, y lo hizo con una elocuencia que sus adversarios siguen temiendo. Durante la última Guerra del Líbano, en la que Israel intentó destruir las bases de Hezbolá en territorio libanés, Oz se declaró en un primer momento partidario del llamado "derecho de Israel a defenderse". Sin embargo, poco tardó en hacer pública su rectificación al firmar un manifiesto de escritores israelíes, entre los que se encontraban David Grossman, A. B. Yehoshua y Aharon Appelfeld, donde se afirmaba que ese derecho tenía un límite y que ese límite se había sobrepasado con creces.

An Iranian Shahab-3 missile blasts off at an unknown location in Iran on Sept. 28, 2009. The US is not ruling out a military strike against Iranian nuclear facilities.

Desde una aproximación literaria radicalmente distinta, Una pantera en el sótano y De repente en lo profundo del bosque ilustran la principal preocupación narrativa de Amos Oz, que consiste en dar voz a Israel. Mientras la primera de estas novelas se sitúa en una geografía reconocible y en un momento preciso de su historia, en la segunda se impone el carácter simbólico del relato, la voluntad de aludir a esa misma geografía y esa misma historia a través de la parábola.

It was recently revealed that a second enrichment plant, located about 100 miles (160 kilometers) southwest of the capital Tehran, is currently being built near the Shiite holy city of Qom, hidden in an underground tunnel on a military base.

Una pantera en el sótano es, sin duda, una de las obras más logradas de Oz, seguramente por el alcance universal de la reflexión que transita por la totalidad del relato. Un muchacho judío, Profi, entabla amistad con un soldado colonial británico, una relación normal en otras circunstancias pero que acaba constituyendo una anomalía por el momento en el que se desarrolla. El movimiento sionista ha pasado a la acción para asegurarse el control del mandato sobre Palestina, que los británicos abandonarán un año después. A ojos de sus camaradas del barrio y de la escuela, la amistad de Profi con el enemigo es equivalente a la traición, que es la acusación que ha debido padecer el propio Oz por sus posiciones con respecto al conflicto de Israel con los palestinos.

Graphic: The road to the bomb

Aunque sin llegar hasta la traición como en el caso de Profi, también Maya y Mati, los dos personajes principales de De repente en lo profundo del bosque, se verán forzados a desafiar las órdenes de la aldea en la que viven para conocer la razón del extraño hechizo que padece. Querrán saber por qué han muerto todos los animales, y emprenden un viaje en el que, como al trasluz, Amos Oz va describiendo la relación de Israel con sus vecinos. La solución para conjurar el mal que padece la aldea -viene a decir Oz- no es muy distinta de la que debería adoptar su país para alcanzar un arreglo estable en la región.



Daniel Barenboim

Wagner en Israel.

El 7 de julio de 2001, Barenboim dirigió la Staatskapelle de Berlín en la representación de la ópera de Wagner Tristán e Isolda en el festival de Israel celebrado en Jerusalén. El concierto estalló en griterío, siendo Barenboim tildado de pro-nazi y fascista por algunos de los presentes. La música de Wagner ha sido tabú en Israel por las teorías de Adolf Hitler sobre la pureza racial y la exterminación de los judíos alimentadas en parte por los escritos antisemitas de Wagner, su compositor favorito. En la Alemania nazi, su música fue utilizada para la propaganda nazi, e interpretada en los campos de concentración.

Barenboim iba a interpretar en un principio el primer acto de La Walkiria con tres cantantes, entre los que se encontraba el tenor español Plácido Domingo. Sin embargo, las protestas de los supervivientes del holocausto y del gobierno israelí forzaron a la organización del festival a buscar un programa alternativo. Barenboim accedió a sustituir la pieza "ofensiva" por composiciones de Schumann y Stravinski, aunque no sin mostrar su desacuerdo con la decisión. Así, finalizado el concierto, declaró que en el bis iba a interpretar una pieza de Wagner, invitando a aquellos de los presentes que tuvieran alguna objeción a abandonar la sala.

Carlos Gardel - Daniel Barenboim



Carlos Gardel - Daniel Barenboim


La mayoría del auditorio respondió con una ovación, pero una minoría expresó su desaprobación. Barenboim estuvo media hora explicando en hebreo a la audiencia sus razones para interpretar la pieza y solicitando a los que protestaban que permitieran que la música se pudiera escuchar. Barenboim dijo que había decidido desafiar el tabú cuando en una conferencia de prensa a la que había asistido la semana anterior había escuchado un teléfono móvil con la melodía principal de La cabalgata de las walkirias, de Wagner: "Si está permitido escucharla en el timbre de un teléfono, ¿por qué no podemos interpretarla en una sala de conciertos?".

La Orquesta del Diván Este-Oeste.

En 1999, junto con el escritor estadounidense de origen palestino Edward Said, al que le unió una gran amistad, fundó la Orquesta del Diván Este-Oeste, una iniciativa para reunir cada verano un grupo de jóvenes músicos talentosos tanto de origen israelí como de origen árabe. Por ello, recibieron ambos el Premio Príncipe de Asturias en 2002. En 2004 le fue concedido el Premio de la Fundación Wolf de las Artes de Jerusalén.


Ciudadanía palestina.

El 12 de enero de 2008, después de un concierto en Ramala, Barenboim aceptó también la ciudadanía palestina honoraria. Siendo el primer ciudadano del mundo con ciudadanía israelí y palestina, Barenboim dijo que la aceptó con la esperanza de que sirva como señal de paz entre ambos pueblos.


El violinista Joshua Bell

La belleza pasa desapercibida: Un virtuoso con un violín Stradivarius no logra llamar la atención de los viajeros del metro de Washington

Viernes, 12 de enero de 2007. Hora punta en una estación de metro en la ciudad de Washington. Un músico toca el violín vestido con vaqueros, una camiseta y una gorra de béisbol. El instrumento es nada menos que un Stradivarius de 1713. El violinista toca piezas maestras incontestables durante 43 minutos. Es Joshua Bell (Estados Unidos, 1967), uno de los mejores intérpretes del mundo. Tres días antes había llenado el Boston Symphony Hall, a 100 euros la butaca. No había caído en desgracia, sino que estaba protagonizando un experimento recogido por el diario The Washington Post: comprobar si la gente está preparada para reconocer la belleza.

32 dólares

A los 43 minutos habían pasado ante él 1.070 personas. Sólo 27 le dieron dinero, la mayoría sin pararse. En total, ganó 32 dólares. No hubo corrillos y nadie le reconoció.

Stop and Hear the Music



"Era una sensación extraña, la gente me estaba... ignorando", declara Bell al Post. El virtuosos asegura que habitualmente le molesta que la gente tosa en sus recitales, o que suene un teléfono móvil; sin embargo, en la estación de metro se sentía "extrañamente agradecido" cuando alguien le tiraba a la funda del violín unos centavos.

David Grossman

David Grossman (Jerusalén, 1954) forma, junto a Amos Oz y A. B. Yehoshua, el triunvirato de intelectuales israelíes de referencia en la actualidad. Desde Tel Aviv, valora la concesión del Premio Príncipe de Asturias a Oz. "No sólo es uno de nuestros grandes escritores, sino una de las figuras públicas más importantes de los últimos 50 años, que ha contribuido a formular la identidad de los israelíes, nuestra compleja existencia, de una forma extraordinaria".

La influencia de Oz, "una caja de resonancia de la nación israelí", es indudable en la generación de Grossman, quien resalta su valentía a la hora de poner de manifiesto las contradicciones que fueron surgiendo de la existencia del joven país y pedir moderación con "los vecinos palestinos". Apenas un mes después de la Guerra de los Seis Días, Grossman ya se atrevió a reclamar la retirada de los territorios ocupados.

Para Grossman, el compromiso político es inevitable en Israel: "Aquí, uno no se enfrenta a ideas o dilemas morales abstractos: uno debe plantar cara todos los días a la realidad; lo más importante es mantener la convicción de que podemos cambiar las cosas".

Graphic: Range of Iranian missiles

Uno de mis escritores preferidos de Israel es Amos Oz, cuando leí una novela de este escritor "El mismo mar" quede fascinado con esa lectura, años después su crítica al proceso de paz entre árabes e israelíes atrapo aún mas mis ganas por saber de este personaje que junto a Daniel Barenboim y David Grossman son personajes en la sociedad de Israel que son críticos de avanzada y genios en su quehacer artístico.

Son personas que han logrado dejar una huella permanente alzando su voz en contra de las injusticias y usando sus letras y otro su genialidad en el piano para llevar un mensaje de reconciliación y paz entre las naciones.

Joshua Bell simplemente mi violinista preferido, si lo desean escuchar en solo pueden ver la película El violín rojo.



The Red Violin Pope's Concert



Post recomendado: Lula y la potencia regional.

Créditos: elPAIS.com, La trampa de Hamás. Der Spiegel Online. YouTube.

17 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Recuerdo la noticia del violinista en el metro.
Me impactó.
Pensé que somos borregos.
Que los prejuicios nos ciegan.
Y que no entendemos de nada, la mayoría.

Saludos.

Chorizo criollo dijo...

PAZ!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

TORO SALVAJE:
Los tiempos modernos, no nos dejan tiempo para admirar lo que tenemos alrededor y vamos por el mundo corriendo y sin tiempo ni para mirar lo que tenemos al frente.

Y aún así pretendemos poder comunicarnos y entendernos, por eso hay tantos conflictos, no hay tiempo ni para mirara adelante.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Chorizo criollo:
Gran palabra.
Saludos

Ñoco Le Bolo dijo...

___________________________________________
… con la mirada atenta…

Que nada... me sea indiferente.
No podemos serlo en el conflicto que tiene Israel consigo mismo. Un pueblo que debe dilucidar de una vez por todas su futuro en paz. Y eso tiene un coste, y el derecho a la defensa no es su mejor estrategia. El estudio de su propia historia debiera ser el principio.

... saludos desde CR & LMA
___________________________________________

Cornelivs dijo...

Quieran todos los dioses que los vientos de guerra se vayan definitivamente.

PAZ, POR FAVOR.

Extraordinario, como siempre, amigo Roy.

Un abrazo.

Catalina Zentner dijo...

¡Qué puedo decirte! Tú lo expresas cabalmente. Coincido en que se acercan tiempos muy negros para Israel.
Y cada vez está más solo.
Lo que sucede es que si Irán logra, como asegura, borrarlo del mapa, su próximo objetivo será... ya sabemos. Aunque la mayoría no lo crea así.

Abrazos,

JAVIER AKERMAN dijo...

Un placer leer este análisis tan interesante.
Mi admiración amigo Roy.
Un fuerte abrazo.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Cornelivs:
Esperemos que los vientos soplen a favor de la paz, eso lo anhelamos todos.
Saldos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Catalina Zentner:
La historia nos ha demostrado que Israel no podrá ser borrado del mapa, yo en ese punto se que no se puede lograra, ni por parte de Irán, ni ninguno de sus enemigos, así que por más vientos de guerra, los nuevos faraones chocaran con un muro de piedra.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

JAVIER AKERMAN:
Muchas gracias por pasar.
Saludos

Terox dijo...

Es alentador que haya voces como las de Oz, Grossman, y Barenboim que demuestren que es posible mantener una posición abierta a la resolución negociada del conflicto. Ojalá y llegue a ser consenso en ambos bandos algún día.

El violín rojo es una obra maestra. Tanto la música como la forma en que se entrelazan las historias. Hasta la revolución cultural quedó retratada ahí...

Por otro lado, es lógico que Bell no "parara el tránsito". La música clásica no es "mediática". Britney Spears sí lo hubiera hecho. Il Divo, tal vez... esa es la realidad que vivimos...

BELMAR dijo...

( Inspirado en "11 mil vergas" de Apolliniare )

http://laferiadelosazotes2.blogspot.com/2008/05/las-once-mil-vergas-guillaume.html dijo...

http://laferiadelosazotes2.blogspot.com/2008/05/las-once-mil-vergas-guillaume.html

BELMAR dijo...

Entre las contradictorias antípodas del fallecimiento de Mercedes Sosa y Mónica Madariaga (ministra en la dictadura de Pinochet en Chile), me pregunto acaso la locura es un buen camino para pasar desapercibidos desde el rincón vacío, algo así como jugarle una broma genial a la vida/muerte y escapar de ese mañoso ciclo bicromático en que el sentido último parece menos trascendente que el despertarse sobreviviente cada día de siniestro adiestramiento social. Son reflexiones banales, lo sé y no me importa, aún creo que el camino inútil es el más preciso para llegar a nosotros mismos como la ola a la orilla que deja de ser desconocida y se tranforma en lluvia para llegar más allá de la cordura venal.

Gizela dijo...

Super amena entrada...
me quedo con una frase que me encanto:"Aquí, uno no se enfrenta a ideas o dilemas morales abstractos: uno debe plantar cara todos los días a la realidad; lo más importante es mantener la convicción de que podemos cambiar las cosas".
Ojalá, se siembre en muchos.
Un besote y lindo fin de semana
Gizz

Catalina Zentner dijo...

No estoy segura de lo que dices, Roy, la situación está muy mal en Israel, los vientos de paz están lejanos.

De todos modos, ojalá que la expresión de deseos se vuelva realidad.

Abrazos,