martes, 13 de octubre de 2009

'Caín' hablamos en Portugués

Lula se ha consagrado como el rey del funambulismo político.

Hoy deseo hablar sobre las potencias emergentes, que están hoy en día exigiendo que se les tome en cuenta para las decisiones que afectaran al mundo entero.

Y claro no podemos dejar por fuera al gran Brasil, una de las naciones más impresionantes de América Latina, considerada un gigante que empieza a despertar y con un liderazgo muy grande en el concierto de las naciones.

Inédita 20 años después: Caín y Abel, más presente que nunca

Una imágen de los terribles sucesos ocurridos en Tiananmen en 1989- l'Unità



Otras naciones como China, La India, gigantes que están dando que hablar y que al final lograron desatar un mundo multipolar, donde las presidencias imperiales que gobernaron EEUU en los últimos años, hoy por hoy, pasaron a segundo plano.

Voy a usar un excelente artículo llamado: Brasil va a por todas, de FRANCHO BARÓN y un adelanto del libro de Saramago pide cuentas a Dios. Muy interesante ya que en otras culturas y religiones hablar de un dios puede desatar hasta que su cabeza tenga un precio por los fanatismos religiosos.

Portada de 'Caín', nueva novela de José Saramago

ALFAGUARA - 13-10-2009


"Cuando el señor, también conocido como dios, se dio cuenta de que a adán y eva, perfectos en todo lo que se mostraba a la vista, no les salía ni una palabra de la boca ni emitían un simple sonido, por primario que fuera, no tuvo otro remedio que irritarse consigo mismo, ya que no había nadie más en el jardín del edén a quien responsabilizar de la gravísima falta...". Con esta escena empieza José Saramago su nueva novela en la que hace una nueva incursión en la Biblia y que ha titulado Caín (Alfaguara). Una obra en la cual el Nobel portugués hace una revisión del Antiguo Testamento y que Babelia adelanta, en ELPAÍS.com, en exclusiva a nivel mundial, ya que la novela llegará a las librerías de España y Portugal este jueves 15 de octubre.

Tras su mirada al nuevo testamento en El evangelio según Jesucristo en 1991, y que aumentó su popularidad en todo el mundo, Saramago va más atrás en el tiempo y a las raíces de la historia del cristianismo al ofrecer una mirada heterodoxa y enfrentar a Dios y sus criaturas.

"Dios, el demonio, el bien, el mal, todo está en nuestra cabeza, no en el Cielo o en el infierno, que también inventamos. No nos damos cuenta de que, habiendo inventado a Dios, inmediatamente nos esclavizamos a él". Esta es una de las reflexiones que ha hecho el escritor sobre su nuevo libro en el que de alguna manera pide cuentas a Dios. Esta reinvención literaria-histórica está cargada de la sutil y elegante ironía y humor de Saramago, con una historia que va más allá del mero hecho narrado y conocido de Dios, Caín y Abel al abordar un tema eterno y ahora muy candente: sobre creer o no creer en un ser supremo y que deriva en cuestiones como la religiosidad, el poder y la tiranía, la existencia o no del destino y su sentido y muchas otras preguntas que asoman en esta mirada heterodoxa de José Saramago.

Residentes de Río de Janeiro en la playa de Copacabana.

REUTERS - 11-10-2009


Todos los éxitos giran en torno a la figura del presidente Lula da Silva

Brasil ha hecho avances sociales sin colisionar con los dictados del mercado

La economía ha mostrado una gran solidez en medio de la debacle general

La actividad despegará en 2010, con un crecimiento estimado del 4,5%

Lula intenta mermar la influencia de EE UU en la economía mundial

Los yacimientos de petróleo financiarán programas sociales y educativos

China se convirtió en abril en el primer socio comercial de Brasil

Sólo la corrupción amenaza con desdibujar un futuro prometedor


En 1941, el escritor austriaco Stefan Zweig recaló en Río de Janeiro. No era consciente, pero había llegado a Brasil para consumir el poco tiempo que le quedaba de vida. Antes de suicidarse a comienzos de 1942, Zweig culminó un ensayo titulado Brasil, un país de futuro, en el que retrató magistralmente un país de gran potencial que algún día sería un referente económico y tecnológico en el mundo, una potencia emergente que lograría superar el drama de la desigualdad y las favelas.

Ha sido necesario esperar casi 70 años para que la visión que tuvo el autor de Carta de una desconocida comience a tornarse en realidad. Hoy, Brasil, un país de futuro podría revelarse como una obra más actual que nunca, aunque también podría titularse perfectamente Brasil, un país de presente. Lo confirman las constantes noticias que surgen sobre el gigante suramericano: crecimiento económico sostenido, solidez para aguantar la embestida de la crisis financiera, creación imparable de empleo, descubrimiento de ingentes cantidades de petróleo en sus profundidades marinas, consolidación de su tejido industrial, disminución incesante de la desigualdad social con un consecuente surgimiento de la denominada nueva clase media, liderazgo político, económico y militar en Latinoamérica...

El pasado marzo, el líder brasileño responsabilizó a los banqueros "blancos con ojos azules" del estallido de la crisis mundial y a día de hoy su opinión no ha cambiado. En los foros internacionales, Brasil asume desde hace años el papel de portavoz oficioso de los países en vías de desarrollo, en especial de los latinoamericanos y africanos. De hecho, en los contubernios de la política brasileña cada vez cobra más fuerza la tesis de que Lula, una vez abandone el Gobierno en enero de 2011, podría lanzar una fundación que tendría como objetivo mejorar las condiciones de vida en África.

La reducción de la pobreza y de la desigualdad social ha sido otro de los grandes retos del Gobierno durante los últimos años. El crecimiento sostenido y la creación de empleo, acompañados de una sólida política social cuyo talón de Aquiles es el programa de asistencia Bolsa Familia, han surtido un efecto innegable: entre 2003 y 2008, 19,3 millones de personas dejaron atrás la miseria y se incorporaron a la bautizada como nueva clase media, que hoy representa el 53,2% de los brasileños, según datos de la Fundación Getulio Vargas.

No obstante, el trabajo infantil y los excesivos niveles de analfabetismo siguen siendo un problema enquistado en Brasil. Según el IBGE, aunque entre 2007 y 2008 el índice de trabajo infantil mejoró sensiblemente, el año pasado aún trabajaban en Brasil casi 4,5 millones de niños de edades comprendidas entre 5 y 17 años. Esto quiere decir que el 10,2% de los niños y adolescentes brasileños formaban parte de la masa trabajadora del país, en su mayoría de manera ilegal.

Sólo la corrupción, enquistada desde hace décadas en la clase política brasileña, representa en sí misma un dragón de siete cabezas que amenaza con desdibujar un futuro prometedor. El mismo futuro que Stefan Zweig soñó para Brasil hace casi 70 años. La semana pasada, Lula tuvo otro sueño: que en 10 años las favelas se conviertan en barrios humildes libres de una violencia sinfín. Que a nadie le extrañe si termina haciéndose realidad.

Por lo tanto:

Hay una gran diferencia entre el líder Lula y el presidente de Venezuela Hugo Chávez. Es tal la presencia de Brasil en nuestro concierto de naciones, que su bajo perfil, no se ve confrontativo como el de Venezuela, sin embargo en la única nación Latinoamericana que tomo un papel preponderante en la crisis hondureña, al grado que prestó su sede diplomática para que el presidente constitucional de Honduras regresara a ese país.

Y advierto al gobierno de facto que cualquier intromisión directa en su embajada sería tomada con un acto gravísimo contra Brasil y no cayó en vacio su advertencia, el gobierno de la Banana Republic, bajo su tono y retrocedió nerviosamente.

Hoy podemos esperar grandes cosas de Brasil, con una vos potente a nivel global, con una de las cancillerías más profesionales de nuestro continente, con poder económico, militar y energético, muy superior a Venezuela. Lástima que la gran Argentina se quedara relegada en su presencia mundial, ya que en los años treinta, tenía todo para ser uno de los países desarrollados de América Latina.

El primer socio comercial de Brasil es China continental, ha logrado que entre sus socios se use otra moneda que no sea el dólar. Es la voz para África y los países más pobres del orbe. Lucha por un puesto en el Consejo de seguridad de las Naciones Unidas. Hasta Barack Obama lo certificó en la pasada cumbre del G-20 celebrada en Londres, cuando le espetó a Lula frente a otros líderes: "Éste es el hombre del momento".

Políticas públicas exitosas, un mundial de fútbol y unas olimpiadas que auguran un verdadero despegue del motor que mueve la economía más poderosa de Latinoamérica.


Post recomendado en Policy Institute: La Hambruna de la Verguenza

22 comentarios:

Cornelivs dijo...

Estupendo post y fantastico analisis.

El libro de Saramago...he de leerlo, sin duda.

Un abrazo, amigo Roy.

Gizela dijo...

Digo amen, y de verdad sueño, con que el liderazgo de Lula, resuelva de una vez por todas los problemas de pobreza en Brasil.
No solo porque somos países hermanos y Brasil igual que todos los demás países no son abstracción, son territorios conformados por seres humanos y lo merece.
También porque del éxito de Lula, podría crecer un buen ejemplo a tomar de como hacer las cosas, si le salen bien, como espero.
Ha sido bien inteligente, se ha desmarcado con mucha diplomacia de la funesta sombra de Hugo Rafael y su ineficaz gritería, que no ha traído bienestar a Venezuela.
Yo particularmente tengo esperanzas de que comiencen a cambiar las cosas en nuestro continente.
En cuanto a Saramago, imagino que debe ser bueno el libro.
Y yo debería pasar y ganar.
Pero me cuesta callar los sentimientos.
Y me decepciona mucho la campaña que tiene contra Berlusconi, y no porque nada de los que diga en su contra, sea falso.
Pero lo que es bueno para el pavo, es bueno para la pava, y Saramago, es gran defensor de Hugo Rafael y su supuesta revolución pro pobres.
Y no es que no conozca, de propia mano la realidad, porque ha estado ahí.
Pero como siempre digo de algunos visitantes ilustres
No salen del hotel de lujo y de la casona, y cuando salen a un buen restaurante, van escoltados por guardias armados hasta los dientes y en carros blindados.
Pero no seguiré esparciendo mi otoño aquí ajaja
Le deseo éxito con su libro, que seguro será un muy buen libro, y tambien estoy segura que que hablando de Dios,será más objetivo que hablando de Hugo Rafael jaja!!
Besotes y linda semana...
Aunque no se porque me despido, si seguro, vuelvo al rato jajaja
Gizz

Terox dijo...

Me extraña Ud citando cosas tan heréticas como esas de Saramago...

Ojalá y Brasil logre consolidar tantas expectativas y potencialidades como convoca... y sin prepotencia ni matonismo...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Cornelivs:
Gracias por tu comentario y si hay que leer ese libro.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Gizela:
Dos cosas que tienen tu copywrite: Hugo Rafael y esparciendo mi otoño. En primer lugar eres la única que usa los dos nombres del presidente de Venezuela y no sé porque me desata a mí en lo personal que lo haces con muy respeto y tu famoso otoño, por favor seguí esparciéndolo por mis post, es bienvenido.

Lula es muy inteligente se desmarca de la sombra de Chávez y en lugar de andar gritando y ofendiendo a medio mundo, gana un mundial de fútbol y unas olimpiadas y para rematar hoy Brasil nos elimino de la final del mundial de la Sub20, sorry pero no pude evitar comentarlo, Creo que por eso Terox reapareció después de finalizar el partido jaja.

Y si Brasil puede ser el líder por excelencia, más que el mismo México o Venezuela, y de una manera muy inteligente y practica.

Siempre he dicho si las naciones logran a sacar a cientos de miles o a millones de por debajo de la línea de la pobreza, ya es algo, y en eso esta china también, aunque es un régimen dictatorial y asesino, no sé si vieron esa foto inédita que salió 20 años después de la masacre.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Para que vea mi flexibilidad de pensamiento, uno puede leer de todo, y ahí decidir que es bueno y que es lo malo para desecharlo, y esa obra esta interesante.

Y si Brasil va a paso lento pero firme, sin hace mucho escándalo, muy diferente a otros líderes latinoamericanos.
Saludos

Terox dijo...

China podría copiar de Brasil... al menos su sistema político...

También hay que reconocer que Lula ha tenido suerte... si hasta petróleo encontró!!!

PD. Le costó a Brasil sacarnos del mundial sub20. Tuvo que ser un golazo... pero tampoco nos pasó por encima... estuvo bien parejo...

Jerry Espinoza dijo...

Brasil va por buen camino con Lula. ¡Ojalá que toda la izquierda latinoamericana aprenda de ese ejemplo!

Y el libro de Saramago me parece interesantísimo. Sobre todo ahora que ando bastante interesado por el tema religioso.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Es cierto que ha tenido suerte, pero ese petróleo aún no está siendo usado para financiar obras en Brasil, así que hasta ahora lo ha hecho bien, pero hay que reconocerle a Cardoso que fue el que puso los cimientos que lula heredo.
Rousseff, ex guerrillera y mujer de confianza del actual presidente, me llama mucho la atención esta figura, hasta los ex guerrilleros son diferentes en Brasil, ni parecidos a los de Colombia o a los paramilitares.

Y si los chicos de la Sub20 lo hicieron bien, ojala la sele mayor aprenda algo de estos chicos.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Jerry Espinoza:
Cuantos de izquierda como Lula necesitamos en Latinoamérica, ojala aprendan a como bien apuntas.

Que bueno que andes con necesidad de leer cosas de las religiones, me parece un buen avance jaja.
Saludos

fede dijo...

Retrata de forma muy completa la realidad de hoy de Brasil. No hay duda que si sigue así en el 2030 podemos tener el 1er país desarrollado de América Latina más la potencia militar regional y quien sabe en que otros campos. Brasil ha tenido la dicha de tener 2 buenos presidentes seguidos el profesor Cardoso y ahora el del nombre de diminutivo calamar en portugués(Lula). Su cancillería impresiona se cuidaron de poner a Zelaya en su embajada en Tegucigalpa y no en la de Chaves, que tacto!, y el problema este Obama se lo endosó a LUla. Creo que cuando los ingresos económicos de los brasileños aumenten los veremos viajando más por nuestros países y haciendo turismo y tendremos que amoldornos más a sus gustos como ha sucedido ahora con los estadounidenses.

TORO SALVAJE dijo...

Me alegra ese futuro prometedor para Brasil.
Ojalá se confirme, y que la pobreza y las terribles desigualdades sociales sean erradicadas.
Un voto de confianza para Lula.

Saludos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Fede:
Brasil despego y en verdad fue brillante meter a Mel a la embajada de Brasil, fue un acierto no llevarlo a la de Venezuela, ya que si hubiera sido así, de fijo la hubiera arrasado el ejército hondureño.

Yo he conocido ya varios turistas brasileños que nos han visitado y creo que van en aumento.
Saludos

Catalina Zentner dijo...

La ineptitud de los últimos gobiernos de Argentina han favorecido el crecimiento de Brasil.

Estoy de acuerdo contigo en esta entrada, Lula está haciendo bien los deberes para con su gente. Es lo que cuenta.

Me alegro por los hermanos brasileños, ojalá entre mis compatriotas naciera un Lula da Silva.

JONATHAN CR dijo...

Me parece que definitivamente un buen gobierno puede cambiar de manera radical las cosas en una nación, Sin lugar a dudas Brasil debe ser una potencia mundial. En cuanto a la corrupción y pobreza definitivamente es un hueso duro de roer para cualquier nación latinoamericana, esperaremos algunos años más para ver como les va a nuestros hermanos del sur.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

TORO SALVAJE:
Espero que nuestros votos e confianza hacía Lula sean un buena vibra para todos los brasileños, y como bien dices disminuya esa pobreza abismal que sufre Brasil y todo Latinoamérica.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Catalina Zentner:
Ojala también en Costa Rica tuviéramos más lula Da Silva entre nosotros, la verdad que Brasil lo ha hecho muy bien y es un buen ejemplo a seguir.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

JONATHAN CR:
Hay que darles tiempo y ojala sigan por la senda del desarrollo que están llevando en este momento.

Bienvenido al blog y Saludos

Terox dijo...

Hablando con Roy me acordé de uno de los más grandes pecados de San Lula, la promoción de los biocombustibles, incluso alíandose en ese tema a Bush... por dicha, como le decía a Roy, creo que la idea ya está medio enterrada con la entrada de Obama y el petróleo descubierto por Brasil...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Supongo que Lula vio en los biocombustibles una buena alternativa, sería interesante saber que piensa ahora, claro que como bien dices, con el descubrimiento de esos yacimientos, al rato ya no es tan importante.
Saludos

Terox dijo...

Roy, lo que vió Lula fue grandes exportaciones de etanol o caña de azúcar...

Objetivamente, los biocombustibles siguen teniendo los mismos graves problemas. Y encima de todo, especialmente para Brasil, constituyen un grave riesgo para la Amazonía, al requerir vastos sembradíos. Evidentemente Lula lo sabía, pero la tentación o la necesidad (según se vea) era muy grande.

Lo que pasa es que desde entonces, el precio del petróleo ha bajado bastante y Brasil ahora cuenta con sustanciosos yacimientos de oro negro.

Terox dijo...

Por cierto, Lula también argumentaba que los biocombustibles no tenían la culpa de la crisis alimentaria...