viernes, 25 de abril de 2008

Olimpiadas nazis en EE UU


Estamos en aras de ir a Marte, en Costa Rica Franklin Chang Díaz construye un motor de plasma para tan ambicioso viaje. La globalización convirtió al planeta tierra en una gran aldea, esta misma globalización hace que la información fluya de una manera vertiginosa, además de la internacionalización de la justicia. El mundo se prepara para una nueva olimpiada, llena de controversias por el coloso Chino.

Hoy deseo recordar las olimpiadas en Alemania y advertir que aún vivimos con pueblos oprimidos, y que los radicalismos y los fundamentalismos, están a la vuelta de la esquina, que cuando menos lo pensemos, aparece un nuevo foco de tensión mundial. De la Alemania nazi a la China moderna, algunas similitudes que se repiten en esta nueva historia.



Poderío afroamericano

La llama de las polémicas olimpiadas nazis de Berlín 1936, con las que Adolf Hitler quiso presentar una Alemania tolerante y pacífica, alumbra de nuevo en una exposición que abre hoy en el Museo en Memoria del Holocausto, en Washington. Estrechos senderos, bajo una luz tenue, devuelven al visitante a una época de fuertes tensiones internacionales, que amenazaron con boicotear los preparativos, así como a unos Juegos Olímpicos ideados como arma de propaganda nazi. A modo de bienvenida, la exposición, abierta hasta el 17 de agosto, muestra la primera antorcha utilizada en las Olimpiadas modernas, idea que fue resucitada por el gobierno nazi, tras un intento en los juegos de 1916 que resultó fallido por la I Guerra Mundial. En la foto, el atleta estadounidense Jesse Owens, en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936.




El deportista superhombre

Y a punto estuvo Hitler de perder sus ansiadas Olimpiadas con la prohibición de admitir a atletas judíos para competir en el seno del equipo alemán. En la imagen, un cartel de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. La comisaria de la exposición, Susan Bachrach, no duda en afirmar que "la organización de los Juegos Olímpicos ofreció una extraordinaria oportunidad al régimen de Hitler para proyectar la ilusión de una Alemania tolerante y de paz, bajo el disfraz de cooperación internacional que brindaban los juegos". De este modo, el Führer enmascaró entre los preparativos deportivos una fuerte campaña propagandística del régimen, combinada con un reclutamiento de jóvenes atletas germanos como fuente de abastecmiento del ejército ario. Carteles coloridos aderezados con sutiles connotaciones racistas ilustraban el fuerte sentimiento olímpico-patriótico, que dejaba entrever la superioridad de la cultura alemana como la mejor heredera de la excelencia de la Grecia Clásica.


Pero los nazis aún están con nosotros algo que nunca debemos olvidar, ya que podemos leer hoy sorprendidos, declaraciones del líder ultraderechista francés Jean-Marie Le Pen, condenado por la justicia por haber dicho que las cámaras de gas nazi eran "un detalle en la historia" de la II Guerra Mundial, reincide en una entrevista publicada hoy.


Megalomanía fascista


Un gran movimiento internacional de boicot se levantó contra el Führer, que finalmente se disolvió con las palabras apaciguadoras del entonces presidente del Comité Olímpico de EEUU (AOC, por sus siglas en inglés), Avery Brundage. Ilustraciones satíricas del artista John Heartfield, escritos de protesta de diferentes equipos y hasta propaganda catalanista a favor de celebrar unas Olimpiadas alternativas en Barcelona conforman el panel de la exposición dedicado a esta controversia. Entre dibujos, ilustraciones y trazos festivos, unas fotografías en blanco y negro devuelven a los asistentes a la crueldad del régimen fascista.

"He dicho que las cámaras de gas eran un detalle en la historia de la II Guerra Mundial: eso me parece tan evidente", afirma el presidente del Frente Nacional en la revista mensual regional Bretons. "Si no es un detalle, entonces es el conjunto, es toda la guerra mundial", añade Le Pen, antes de recordar que en la II Guerra Mundial murieron un total de 50 millones de personas.





Exaltación de la juventud

Cientos de familias de raza gitana fueron "limpiadas de las calles de Berlín", según órdenes de las autoridades del país, y recluidas en campos de internamiento de los suburbios de la ciudad, como el centro de Marzahn. En la imagen, un cartel de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Ni prohibiciones ni internamientos consiguieron evitar que el 'ego' del Führer se derrumbara con la victoria de dieciocho atletas afroamericanos, que incluyen al campeón de cuatro medallas de oro en Berlín 1936, Jesse Owens. La cara victoriosa de las XI Olimpiadas se refleja con la exhibición de medallas e instantáneas de los vencedores, entre ellos doce judíos de los equipos de Estados Unidos, Bélgica, Hungría, Austria, Canadá y Polonia y la germana Helene Mayer, la única representante judía del equipo nazi.

Al entrevistador, que observa que el problema no es el número de muertos sino "cómo fueron matados" y recuerda las deportaciones a los campos de exterminio, Le Pen replica que no se siente "obligado a adherirse a esa visión". "Constato que en Auschwitz estaba la fábrica IG Farben, 80.000 obreros trabajaban allí. Que yo sepa ésos no fueron gaseados ni quemados", afirma el líder ultraderechista.




La obsesión grecolatina del Führer

A escasos metros de la salida, aparece una imagen nevada de un campo de concentración que hiela con sus explicaciones la respiración de los visitantes. Se trata de diecisiete retratos en primer plano de deportistas judíos y gitanos que participaron en los Juegos Olímpicos de 1936, y que también fueron víctimas del racismo de Hitler durante la II Guerra Mundial. A la salida del 'zulo' que alberga la exposición, una gran oleada de luz natural convierte las titánicas paredes enladrilladas del museo en un espejismo de las masivas fábricas alemanas utilizadas como unidades de producción nazi. Un escenario apropiado para guardar las reflexiones de los visitantes, como antes hizo con las de los millones de judíos exterminados en el Holocausto. En la imagen, cartel de los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936.

El pasado febrero, el líder del Frente Nacional fue condenado a tres meses de prisión exentos de cumplimiento y 10.000 euros de multa por haber dicho en una entrevista en 2005 que la ocupación nazi de Francia "no fue particularmente inhumana". El Tribunal Correccional de París lo declaró culpable de un delito de complicidad con la apología de crímenes.

Extremismos religiosos e ideológicos, radicalismos, una historia contada de acuerdo a la visión de mundo de cada uno de nosotros. Pueblos que luchan por sobrevivir y vivir en paz, guerras y calamidades.

El ser humano tiene la capacidad del bien, Ana Frank esperó ese bien, a pesar de la desesperanza de ella y su familia. Nunca debemos olvidar las lecciones de la historia, siempre lo repito en mi blog, ojala algún día podamos decir que lo único que ya no se repite es La Historia.

9 comentarios:

Gizela dijo...

Me uno a tu deseo, ojala "aprendamos" que hay cosas de la historia, que no hay que olvidar, para así lograr que no se repitan.
Es como un eterno cáncer primario que sigue y sigue haciendo metástasis
Radicalismos, fundamentalísmos, desigualdad, miseria
Avanzamos a ritmo vertiginosos en algunas cosas, y en otras, aun conservamos el peso de un ancla de injusticia de violencia y de errores, que se quieren calcar del pasado
¡Qué buen post! te felicito
Un abrazo Gizz

Ricardo Tribin dijo...

Gracias estimado Roy.

Lo del fascismo es temible, tanto de izquierad como de derecha.

Lo de Jesse Owens es inolvidable. Hitler cuando el atelta gano, salio disparado fuera del estadio. Vaya bufon.

Literófilo dijo...

Creo que cierta forma y en menor escala eso esta haciendo China segun me aprece. VOLVI.

Terox dijo...

Lo más importante es la capacidad para la autocrítica. Las cosas se ponen realmente feas cuando el "régimen" cree tener la verdad agarrada por el pescuezo, y no acepta ningún error...

Warren Lee dijo...

Me quedo, Roy, con lo dicho por "Terox", en cuanto que Cómo hace falta la Autocrítica... el darse duro, el no ver de soslayo tanto desacierto y hacer desaparecer nuestro conformismo y... Diay, Roy, ya me desvié o ya casi, del camino, pero es que recordé, con eso que dijo “Terox” sobre la autocrítica, recordé que precisamente en nuestro país somos buenos, excelentes somos, para safarnos de la autocrítica... y nos vamos en un puro conformismo, y cuando señalamos, o alguien señala, los desaciertos nuestros, los de nuestros políticos y gobernantes, siempre sobra algún paisano o sobran por montones quienes se pongan a la defensiva, extrañamente, a defender a los políticos y “desgobernantes” de ahora y de siempre; a los que hemos tenido y tenemos, que abundan en desaciertos. Y eso que he tenido y tengo parientes politiqueros, así es que... Cómo es necesaria la dura, dura, dura Autocrítica, porque solo así se sale adelante, ¡como Dios manda! Créase o no en EL... Adelante sin temores ni engaños de por medio.

Definitivamente me desvié del tema, pero, bueno, es justo y necesario, Roy, en verdad es justo y necesario, es nuestro deber autocensurarnos como nación, y pellizcar a nuestra idiosingraci, sincrasia... Empecé "desviado", y así concluí, Roy, desviado del tema.
Saludos y agradezco tus visitas. Yo he estado un tanto alejado porque ando corto cortito de tiempo. Tallado, como decíamos antes.

En cuanto a Hitlersss... bueno, sobran las palabras.

A propósito de Owen, Roy, no tiene relación pero cierta relación tiene la vida de Owen respecto a la vida de JIM THORPE... Vos que tenés este blog tannnn bueno, donde ponés de todo un poco pero bien puesto... sería un buen detalle que buscases algo sobre JIM THORPE, olimpista con sangre apache, que por cierto, Burt Lancaster lo personificó en una gran película, quien ganó, Thorpe, varias medallas olimpicas en San Luis, pero se las quitaron por... por desgraciados y por racistas, porque Thorpe fue un gringo 50% indígena... Apache.

Warren Lee dijo...

Por cierto, Roy, pregunta suelta... : ¿Alguna olimpiada gringa ha sido bloqueada, por algún justo motivo, como el racismo -materia fuerte de estudio en los Estados Unidos, por estudiar, digo-, las invasiones en el extranjero, los "toques" de la CIA y etc. etc...?

Conste, no soy anti-gringo, soy pro nosotros, pro los más chiquitillos del planeta...

Patricia Gold dijo...

Bueno, yo solo te digo que me agrada esa información..tuve una materia MEMORIA SOCIAL...
estudié el HOLOCAUSTO pero también EL PROCESO (DICTADURA MILITAR EN MI PAIS)
tal vez se relacione con lo que Warren y Terox estén comentando, no se sobre la historia de tu país..

pero igual estoy de acuerdo..como terminaste el post..

NO DEBEMOS OLVIDAR NADA...
si habré discutido con ese tema en mi pais..un país con amnesia no va a ningún lado..

besos Roy

Patry

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

gizela:
Debemos aprender es lo único que nos queda.

Avanzamos verticalmente, en unas cosas avanzamos positivamente y en otras negativamente,

Hay que tener esperanzas.
Saludos

Ricardo:
Esas Olimpiadas serán siempre recordadas en la historia de la humanidad, y Owen será siempre el héroe.
Saludos

literófilo:
Claro China anda en las mismas, lo único que lo hace a lo interno de una manera muy estricta, para que no salga información de sus violaciones a los derechos humanos.
Saludos

terox:
Eso es ser radical, si no hay autocrítica pues las cosas no podrán mejorar.

El discurso dominante a veces es muy dañino, si no se le reconocen sus errores.
Saludos

Warren:
Voy averiguar sobre él, ya que sinceramente nunca había oído de él.

Es buena la autocritica, y creo que para cualquier sistema es muy sana.

Que yo sepa ninguna, y la verdad no sé cuantas olimpiadas se han hecho en suelo norteamericano, yo solo recuerdo una.
Saludos


Patri:
Nunca debemos olvidar nada, esa es la mejor manera de evitar abusos y que la historia, desde el punto de vista de los males, no se vuelva a repetir.
Saludos

Anónimo dijo...

Oye, una pregunta urgente, estoy escribiendo algo y necesito saber cuando termino la pascua judía. según yo anoche, pero no estoy seguro


gracias!