viernes, 11 de abril de 2008

民主與自由,為中國

Democracy and freedom for China


Gabriela Sabatini porta la antorcha por las calles de Buenos Aires


En abril de 2001, Liu Jingmin, vicepresidente del Comité para la Candidatura de Beijing a las Olimpiadas de 2008, afirmó lo siguiente: “Permitiendo que Pekín sea sede de los Juegos, contribuirán ustedes al desarrollo de los derechos humanos”. Siete años después, el historial de China en materia de derechos humanos muestra pocos signos de mejora, según un informe publicado por Amnistía Internacional.

In April 2001, Liu Jingmin, Vice President of the Committee on the Application from the Beijing 2008 Olympics, said: "Allowing that Beijing will host the Games you will help the development of human rights". Seven years later, China's record on human rights shows few signs of improvement, according to a report published by Amnesty International.

2001年4月,劉敬民,副總統的運用委員會,由北京2008年奧運會,說: "讓說,北京將舉辦奧運會,你將有助人權事業的發展" 。七年後,中國的人權紀錄顯示,少數改善的跡象,據發表的一份報告中,大赦國際。


Sin lugar a dudas, el régimen dictatorial chino merece todo tipo de censuras por las más diversas causas: la represión brutal, el estado policial-carcelario, la pena de muerte dispensada a destajo, la censura, el control obsesivo del ciudadano, la destrucción del patrimonio histórico, el militarismo agresivo, o el propio concepto político, que resume lo peor del leninismo (versión maoísta) y el liberalismo económico.

Por eso me sorprende que sea sólo el asunto del Tíbet el que mueve a la opinión pública y a los políticos a protestar contra uno de los peores regímenes que existen en nuestro planeta. Sin duda la invasión del Tíbet (como la de Irak, por poner un ejemplo más reciente) es un hecho reprobable e ilegal. No obstante, dudo mucho de que la restauración de la teocracia feudal de los lamas sea la solución al problema. La vuelta del lamaísmo sólo supondría el regreso del Tíbet a la Edad Media, con su corte de hambre, clasismo y esclavitud incluidos. Eso es lo que había en el Tíbet antes de la invasión, asuntos que el Dalai Lama no suele mencionar a menudo.

Tíbet libre, por supuesto, pero no en manos de una casta de sacerdotes privilegiados. Y China libre también.


Free Tibet, of course, but not in the hands of a privileged caste of priests. And China also free.


西藏自由的,當然,但並不掌握在一個特權種姓的神父。和中國也是免費的。


El Estadio Olímpico Nacional de Pekín –conocido también como el “Estadio-nido de Pekín” por su peculiar estructura– será el principal centro de los actos de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.


Se esperaba que los Juegos sirvieran de catalizador para llevar a cabo reformas, pero gran parte de la intensa represión de que están siendo objeto actualmente los activistas y periodistas se está produciendo no a pesar de las Olimpiadas, sino debido a ellas en realidad, según el informe República Popular de China. La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos: La represión de activistas amenaza el legado olímpico.




Delincuentes condenados a muerte en un juicio público en Zhuzhou, en provincia de Hunan, en el centro de China, diciembre de 2006.


Los cambios positivos, como una reforma del sistema de pena de muerte y mayor libertad de información para los periodistas extranjeros, se han visto ensombrecidos por la paralización de la reforma del sistema de detención sin juicio, la represión de los defensores y defensoras de los derechos humanos y la censura en Internet.

En respuesta a los disturbios se ha detenido a centenares de personas, que están expuestas a sufrir tortura y otros malos tratos a manos de las fuerzas de seguridad chinas, especialmente las acusadas de actividades “separatistas”.

El bloqueo casi total impuesto a los medios de comunicación en el Tíbet y las zonas circundantes no sólo hace que resulte difícil confirmar los informes que se reciben, sino que constituye también un incumplimiento de la promesa oficial de garantizar “plena libertad a los medios de comunicación” durante los preparativos de las Olimpiadas.

En China también se encuentran recluidos muchos activistas, que han sido llevados a juicio por motivos políticos y a los que Amnistía Internacional considera presos de conciencia. Un creciente número de personas están sometidas a arresto domiciliario. Se imputan delitos muy generales y de definición poco precisa, como “separatismo”, “subversión” y “robo de secretos de Estado” para procesar a personas que desarrollan actividades legítimas y pacíficas en favor de los derechos humanos.

El 25 de marzo, el activista en favor de los derechos a la tierra Yang Chunlin fue condenado a cinco años de prisión, tras ser declarado culpable de “incitar a la subversión” por haber encabezado una campaña de peticiones con el lema “No queremos Olimpiadas, queremos derechos humanos”. Al principio se le negó el acceso a abogados por considerarse que su caso parecía guardar relación con “secretos de Estado”. Según informes, también fue torturado bajo custodia de la policía, pero se le negó la oportunidad de denunciarlo ante el tribunal.

El activista del derecho a la vivienda Ye Guozhu cumple una pena de cuatro años de cárcel por haber solicitado permiso para celebrar una manifestación contra los desalojos forzosos en Pekín. En diciembre de 2004 fue declarado culpable de “buscar pelea y causar disturbios” por su oposición a la confiscación y demolición de edificios para hacer sitio a nuevos proyectos de construcción relacionados con los Juegos Olímpicos de este año.

En mayo de 2006, Pekín amplió el uso de una forma de detención sin juicio denominada “reeducación por el trabajo” para “limpiar” la imagen de la ciudad antes de las Olimpiadas. Este sistema se aplica a quienes cometen delitos menores, pero no están considerados jurídicamente delincuentes. A estas personas, se las obliga a trabajar muchas horas, y pueden estar privadas de libertad hasta cuatro años.

El sistema es muy criticado en China. Su reforma, anunciada hace mucho tiempo, pero ahora detenida, representaría una importante mejora en materia de derechos humanos.

Wang Ling, activista del derecho a la vivienda de Pekín, fue condenada, según informes, a 15 meses de “reeducación por el trabajo” en octubre de 2007 por firmar peticiones y hacer pancartas para protestar por la demolición de su propiedad con objeto de hacer sitio a construcciones olímpicas. Se cree que se encuentra recluida en el centro de “reeducación por el trabajo” de Daxing, en Pekín.

A pesar de la promesa oficial de garantizar “plena libertad a los medios de comunicación”, hecha en julio de 2001, las autoridades continúan valiéndose del cargo de “incitación a la subversión” y otros delitos contra la seguridad del Estado para procesar y encarcelar a escritores y periodistas que ejercen su derecho fundamental a la libertad de expresión.

Hay también una fuerte censura en Internet. Ahora, unas imágenes que representan a agentes de policía advierten a muchos de los 210 millones de usuarios de Internet que hay en China de que no visiten “sitios web ilegales”. Esta policía virtual parece fomentar la autocensura, recordando a los usuarios que las autoridades vigilan atentamente la actividad en la web. Asimismo, se cree que China tiene el sistema de filtro y censura de Internet más amplio, con mejor tecnología y de mayor alcance del mundo.

También se controla el envío de mensajes de texto. En diciembre de 2007, las autoridades municipales de Pekín emitieron un aviso para advertir que quienes utilizaran esta forma de comunicación para “poner en peligro la seguridad pública” o “propagar rumores” serían investigados.

China es líder mundial en lo que al uso de la pena de muerte ser refiere, a pesar de declaraciones oficiales según las cuales el restablecimiento de la revisión de las condenas de muerte por el Tribunal Supremo Popular hizo posible una considerable reducción del número de ejecuciones en 2007. De todos modos, para confirmar este tipo de afirmaciones es esencial publicar estadísticas nacionales completas y otra información detallada sobre la pena de muerte en China. La disminución de las ejecuciones pudo deberse en parte al creciente número de ellas que hay “atrasadas” por estar los condenados a la espera de que el Tribunal Supremo Popular revise sus casos.

En el informe de Amnistía Internacional se insta a las autoridades chinas a que proporcionen de inmediato acceso al Tíbet y las zonas circundantes a investigadores de la ONU y observadores independientes; pongan fin a la detención arbitraria, intimidación y hostigamiento de activistas; dejen de utilizar la detención administrativa con fines punitivos; permitan informar completa y libremente a todos los periodistas en toda China; dejen en libertad a todos los presos de conciencia, y reduzcan el número de delitos por los que pueda imponerse la pena de muerte, con miras a su abolición.

The report by Amnesty International urges the Chinese authorities to provide immediate access to Tibet and the surrounding areas to UN investigators and independent observers, end the arbitrary arrest, harassment and intimidation of activists, stop using the administrative detention for punitive reasons; allow full and free to inform all journalists throughout China; release all prisoners of conscience, and reduce the number of offences for which the penalty of death, with a view to its abolition .

該報告是由國際特赦組織敦促中國當局立即提供進入西藏及周邊地區向聯合國調查人員和獨立觀察員,結束任意逮捕,騷擾和恐嚇的活躍分子,停止利用行政拘留處罰的理由;允許充分和自由通知所有記者在整個中國;釋放所有良心犯,並降低多項罪名而判處死刑,以期將其廢除。

8 comentarios:

BELMAR dijo...

La historia nos acerca
a ese mundo cada día...

Terox dijo...

Estos textos nos retratan de cuerpo entero al Gigante Dormido, que parece quiere seguir sonámbulo, sin abrir los ojos.

Me parece que el primer artículo donde dice:

"La vuelta del lamaísmo sólo supondría el regreso del Tíbet a la Edad Media, con su corte de hambre, clasismo y esclavitud incluidos. Eso es lo que había en el Tíbet antes de la invasión, asuntos que el Dalai Lama no suele mencionar a menudo."

es tendencioso, pues ya es conocido que el Dalai Lama lo que pretende es autonomía religiosa. Si no se logra, dentro de pocos años la particular cultura tibetana pasará a ser una curiosidad en los libros de historia, enterrada por la inmigración Han...

Maria dijo...

Aunque sería maravilloso que China lograra vivir en democracia yo no termino de atreverme a juzgar a esa mole de país, menos aún habiendo conocido una dictadura y una transición a la democracia supuestamente modélica (inesperada por muchos), España sigue dividida en dos y con serios problemas derivados de las aspiraciones separatistas de vascos y catalanes. ¡Y con solo 40 millones de habitantes! ¿Qué podría pasar en un país con más de 1,300,000,000, y una historia bastante complicada si no se hicieran las cosas bien? Miedo da pensarlo.

JOELY ANDRES CORDERO COLINA dijo...

la democracia todo el mundo tiene que se un principio y un valor que nos permite vivir en libertad...

TicoExpat dijo...

Compas,

Vena que en todos los lugares que han estado las Olimpiadas, caen las dictaduras. Ningun regimen aguanta semejante escrutinio por tantos tan de cerca.

Como dije en mi blog, es como invitar gente a su propia casa.

Ojala que el regimen autoritario de la PRC caiga como Alemania nazi. Vean que no es contra el pueblo que hablamos. Aunque a los chinos les hayan echo el coco wash -lavado de cerebro- de que las quejas de Occidente son racistas, los derechos humanos no tienen fronteras ni colores. Los chinos se merecen ser parte de un mundo mejor, donde no se mienta ni se oculte la verdad por conveniencia.

Otras naciones budistas hicieron la transicion a formas modernas de gobierno, sin perder la identidad religiosa. El problema en Tibet (budismo) y Xinjiang (islam) es que se quiere matar la religion a palos -esterilizarla del espiritu, que es lo que pasa con las supuestas iglesias catolicas y demas en PRC-.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

ticoexpat.
Interesante tu punto de vista, de que las dictaduras han caído donde han habido olimpiadas.

Debe ser algo controlado el cambio en China, es demasiada gente, creo que 1300 millones de seres humanos, en ese increíble país.

Vamos a ver como les va con ese escrutinio del mundo.
Saludos

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Coincido con la frase y el concepto de Tibet libre
China libre y lo que sería el regreso al medioevo.
pero esto me genera una respuesta epidérmica
impotencia
la gente común
el pueblo
tratando de protestar
ser libre poder expresarse y simbólicamente,apagar la antorcha.
Y las políticas mundiales sin respuesta.
y por último
un comic de QUINO en Mafalda,la imnmortal,inolvidable
en donde la niña.con el globo terráqueo en la mano,pregunta a su padre qué pasaría cuando a los chinos se les ocurriera dar simultaneamente una patada al suelo.da miedo,no? debería.

RAMMSES dijo...

Nos has acercado a la historia, a un tema tan complejo como lo es China-Tibet. Tanto se habla, discute, lucha y dice.
Mariel a recreado y traído a mi memoria justo lo que pensaba al terminar de leer tu post. Sobre la caricatura de Mafalda, como una premonición.
Los juegos Olímpicos deberían realizarse en otro lugar. Pero bueno...
Saludos.