lunes, 7 de julio de 2008

The Power of One

Hay dos cosas que han impactado mi vida, la miseria humana y el amor al prójimo, elementos antagónicos en este mundo de contrastes y desigualdades. Parece increíble que las riquezas naturales de los pueblos a veces sean como una maldición. El petróleo y los diamantes de sangre, que han traído tantas guerras y homicidios, una verdadera angustia para países, donde sus líderes jamás estuvieron a la altura de sus pueblos. En mi mente solo recuerdo uno de África, Mandela.

Homenaje para el padre del mundo


Hay un continente que hace que mis cinco sentidos se activen al máximo, y a veces me hace soñar con África. He creído que ese extraordinario continente debió tener una mejor historia y parece que algo en este mundo conspira contra ellos.

Sus riquezas a veces han sido maldición para estos bellos pueblos, desde Suráfrica con el antiguo apartheid, como las guerras triviales, a las cuales occidente nunca sintió el llamado de auxilio de millones de seres humanos desplazados, por guerras civiles y dictadores inmisericordes.

"Para los países pobres o en vías de desarrollo, el oro negro puede suponer un drama aún mayor. Un reciente artículo de Michael L. Ross en la revista Foreign Affairs arroja un balance estremecedor: el petróleo tiende a reforzar las dictaduras; debilitar las democracias; incentivar la corrupción; alentar el separatismo y fomentar las guerras civiles. Casos como el de Guinea Ecuatorial ofrecen un buen ejemplo de hasta qué punto una tiranía pobre puede convertirse súbitamente en una cleptocrácia inmune a la presión internacional.

Significativamente, hoy en día, un tercio de los conflictos bélicos del mundo tienen lugar en países productores de crudo. En ese sentido, el petróleo no se diferencia mucho de lo que significaron los diamantes en los años ochenta, cuando los seis grandes productores de África se vieron asolados por unos conflictos de inusitada crueldad. Por ello, el consumidor europeo, además de quejarse al llenar su depósito de combustible, hará bien en pensar en lo que se esconde detrás de cada preciado litro de gasolina".


Que podría hacer la diferencia en este mundo globalizado, de la era de la Internet y de la ciencia con África: Saben a mi memoria vienen dos recuerdos, el primeo Nelson Mandela, para mi hombre extraordinario, de temple de acero, un verdadero ser humano que ocupa y ocupara un recuerdo en la memoria colectiva de este mundo, y el poder de cada uno de nosotros, como blogueros.

Sonata Arctica - The Power of One (From the Movie)


Tener este privilegio, de tener la fuerza de cada uno de nosotros para hacer un cambio, y no olvidemos pedir por África, ahí donde se supone camino el primer ser humano, donde su belleza natural es envidia del mundo, donde sus pueblos claman por justicia, oportunidades y por un futuro mejor.

Por eso el poder de uno, puede hacer la diferencia aquí, en África, y en el resto del mundo.

16 comentarios:

Terox dijo...

Parafraseando a Churchill, el desarrollo de África es un "misterio envuelto en un enigma".

Ahí todo es exhuberante, los problemas, los odios, los intereses, los recursos...

Creo que una buena forma sería que los países petroleros se propusieran hacer obras de infraestructura, con el doble propósito de dar trabajo local a los cientos de indigentes, y a la vez dotar de servicios a la población...

Porque, como leí por ahí, la ayuda a los países pobres es una forma de transferir dinero de los países ricos a los ricos de los países pobres...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Porque, como leí por ahí, la ayuda a los países pobres es una forma de transferir dinero de los países ricos a los ricos de los países pobres...

Esta frase me acordó que por ahí también leí que la deuda externa latinoamericana, era parecida a lo que se habían robado los gobiernos corruptos de Latinoamérica.

Precisamente sobre estas transferencias de los países ricos a los ricos de los países, frase que me gusto en verdad, acabo de terminar de hablar con un funcionario del BCIE en Honduras, y me hizo un pequeño análisis de lo sucedido en con este banco y el gobierno de OAS, y me decía que la responsabilidad es enteramente del gobierno de Arias y que el banco no lo puede decir abiertamente, pero lo más interesante es que se deja decir que Ortuño hace lo que le da la gana en la oficina de San José.

En definitiva esa transferencia de fondos de los países ricos (Taiwán) a los ricos de los países transferidos (consultorías multimillonarias) se cumple esta frase que es muy sabia.

No olvidemos a África recordémosla.
Saludos

Evan dijo...

Desde que tengo 18 años, que leo sobre Nelson Mandela, sobre los diamantes, el apartheid y todo lo que refiere a Africa. Siempre me provocado deseos inmensos de conocer ese continente.

La ayuda a los países pobres es una forma de transferir dinero de los países ricos a los ricos de los países pobres... esta frase de Terox, simplifica mis pensamientos.

Yo no me olvido de ellos.

Un besito desde este invierno!

gonzo dijo...

Hoy los líderes del G8 dijeron que iban a ayudar más a Africa. Quiero ver que tanto van a ayudar al final...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Evan:
Esa frase esta genial, me gusto, y que bueno que recuerdes a África.
Saludos

Gonzo:
Muchas veces han dicho lo mismo, vamos a ver si cambia esta vez.
Saludos

Terox dijo...

La vara es que ayudar no es tan fácil. Estaba leyendo en Freakonomics un artículo sobre lo difícil que es para los filántropos regalar la plata.

Un mae dice, literalmente:

"Cada persona que llamé me dijo que tenían más ansiedad regalando la plata que conduciendo sus negocios. He tenido insonmio durante el año que he estado tratando de regalar esta maldita plata".

Claro, eso es porque son maes comprometidos, no solo a dar sino a que esa plata haga "la diferencia". Yo creo que algo así pasa con África...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Excelente libro Freakonomics, hace unos meses me lo leí, es muy intenso el nivel de análisis de los autores , en temas económicos que los tratan de explicar de la manera mas sencilla posible.
Saludos

Terox dijo...

Roy, no me refería al libro, sino a un blog que tiene el NY Times, ahí está el link (de hecho, ni sabía que existía libro! jajaja).

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
De esa columna nació el libro fue todo un best seler, es muy bueno, acá en Costa Rica ya está a la venta en ingles y español.
Saludos

Oak dijo...

Roy, cuando estuve en la Universidad estudié el continente africano como parte de los seminarios de ampliación cultural durante un año y quedé encantado por todos los matices que te puede brindar el "continente negro", por un lado, hace siglos, familias apropiándose de extensiones de terreno inimaginables, como el caso del Congo y por otro lado las luchas triviales desgarraban al continente sin ningún sentido.

El oro, el marfil,las piedras preciosas y sus "famosos" diamantes, han dado pie a cientos y no se si miles, de exploraciones de saqueo y muerte, por el brillo de la codicia.

Cuando estuve en Johannesburgo, tuve la oportunidad de ir a Soweto, ciudad de alto crecimiento poblacional, durante los últimos años y que fue famosa, porque aquí creció Nelson Mandela. Sus calles, algunas aún llenas de polvo, contrastaban increíblemente con las calles de Sandton, centro financiero y comercial, que en alguna medida sustituyó al centro de "Jober" después que se terminó el apartheid.

Centros comerciales, tiendas de lujo repletas de joyerías, con diamantes en exhibición que podría dejar boquiabiertos a los gustos más exigentes y todo con una seguridad que no se contaba en Johannesburg, que hasta donde he leído, sigue siendo una de las ciudades más peligrosas del mundo.

Durante mi temporada alla, escuché a muchos de los negros que se habían educado en Europa, Inglaterra, Francia y Holanda,hablaban de que estaban regresando a sus raíces, a la tierra de sus antepasados, tomando el poder que les fue usurpado durante tanto tiempo

Ahora, abogados negros de Sorbona, condenando blancos africanos. La otra historia no contada. Leyes cambiadas para “nivelar” el alto racismo existente.

África fue, es y será un continente lleno de colores, gente cálida y con demasiados contrastes. El poder de uno, el poder de dos… el poder de tres…

un abra

fede dijo...

Interesante artículo sobre el continente más pobre no el más desigual porque ese título lo seguimos ostentando aquí en Latinaomérica. El continente donde fue encontrado la momia más antigua del hombre el Homo Sapiens y de donde venimos toda la humanidad. El continente de los grandes ríos Congo, Niger ni que hablar de sus lagos Victoria y Tangañika y sus montañas como el Kilimanjaro, nombre de la extraordinaria obra literaria del gran escritor Hemingway, Las Nieves del Kilimanjaro. Pero hoy en pleno siglo XXI el continente de la cuna del ser humano presenta gran cantidad de estados los cuales engrosan la lista de estados fallidos o failed states. Se incluyen a pocos fuera de este contexto desde luego la Suráfrica de Mandela, con su líder de dimensiones mundiales, a punto ya de una cuarta o quinta elección libre después de la abolición del terrible Apartheid. Otro país Namibia fronterizo con S.Africa con una economía próspera de los casos existosos de ese continente. Pero por otro lado líderes actuales como Mugabe en la exRhodesia o Zimbabwe actual, donde se aferra al poder desde 1980 con elecciones fraudulentas, asesinando a sus rivales políticos y con una inflación del 6000%. El rey de Suazilandia pequeño país dentro de las fronteras de Suráfrica es el gobernante que tiene más tiempo de estar en el poder. Yéndonos un poco atrás gobernantes como el eterno Mobuto en el Zaire o Congo cortejado por ambas potencias en la guerra fría, su país del tamaño casi de Europa Occidental terminó invadido por fuerzas de Ruanda y por una guerra civil y el exiliado en sus villas dcon todo el dinero robado en Francia. Ni que decir el famoso emperador vitalilicio Bokassa en la Repúlica CentroAfricana parecido al de nuestra América Latina en Haití, la de los Duvalier, acusado de masacre de infantes y posteriormente depuesto. Ni que decir del famoso Idi Amín Dada acusado por Occidente de Canibalismo que en la película el último Rey de Escocia hay un análisis pormenorizado de su reinado. Hay un caso que recalco en el pasado y es Julius Nyerere en Tanzania con una linea socialista y con importantes contribuciones en educación y salud en su país del este de Africa. A veces por racismo no se, las grandes potencias cierran sus ojos pero este continente ocupa un plan Marshall o algo más. Son desgarrantes las imágenes de los barcos de inmigrantes que llegan de ese continente a Europa. Y me acuerdo especialmente de una cuando 2 jóvenes se escabulleron en el tren de aterrizaje de un avión de SAS en ruta Dakar-Estocolmo. Y la sorpresa al abrir este compartimento al ver dos cadáveres de 2 jóvenes muertos desde luego por hipotermia buscando el anhelado paraíso europeo.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Oak:
Tienes razón demasiados contrastes, y a veces no se puede vislumbrar un futuro promisoria para ese hermoso continente.

Que fino viajando a África, no es cualquiera que le da casi la vuelta al mundo globalizado.

Y si el poder da cada uno d nosotros puede hacer el cambio en este mundo.
Saludos

Fede:
Un comentario repleto de citas, me gusta leer todo lo que escribes, siempre dejas algún comentario que hace reforzar el post.

Yo recuerdo lo de esos jóvenes en el avión, que impresionante la gente se juega la vida, para llegar al sueño europeo, a como los latinos se juegan la vida para alcanzar la pesadilla norteamericana.
Saludos

Carlos Alberto Arellano dijo...

Roy:

Sí, entre lo escrito por Terox:

La ayuda a los países pobres es una forma de transferir dinero de los países ricos a los ricos de los países pobres...

Y lo que tú escribiste:

Que la deuda externa latinoamericana es parecida a lo que han robado los gobiernos corruptos de Latinoamérica.

Está el por qué de una buena parte del desastre económico y la enorme pobreza de tantos países enfermos de corrupción.

Justamente en este momento estoy oyendo explicaciones sobre la hiperinflación y otros grandes desastres latinoamericanos.

Roy: Lo que ha habido en Latinoamérica, y parece que va a seguir habiendo, son unos robos descomunales y una infame distribución de la riqueza.

Tengo que ver El poder uno. ¡Morgan Freeman es un actor fenomenal!

Muy impresionantes las afirmaciones sobre las miserias que trae consigo el petróleo.

Saludos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

El misterio de Africa
y su camino al abismo
es grave
multiétnica,los conflictos atomizados no permiten arreglos
Un zulú jamás mirará a un shona sino como a " su perro"
o a un matabele como a un traidor
El hutu siempre odiará al tutsi
y mil años de esclavitud les han doblado su orgullosa cerviz
El resto del mundo
nosotros
puede salvar al Africa
mandela y el CNA fueron la llave
"Nkosi s'kelei'l Afrika" dicen las primeras estrofas del himno nacional ( jamás los rubitos anglobóers,juntos sólo para colonizar negros) lo hubieran soñado
pero la cuna de la vida se ahoga en el hambre
el sida
y el terror
El resto del mundo mira.
me genera mucho dolor este tema
esta mirada tuya sobre Africa me hace presentir que no nos espera buen futuro si dejamos sucumbir a las raíces.
Y De Beer sigue sacando diamantes,....siempre es lo mismo
oro
petróleo
VIDA
o MUERTE
Un beso.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

PD traduzco la frase
en zulú
Dios salve al Africa
--------------
Y Soweto
guetto del apratheid,como los bomas o " pases" existe
y está peor que nunca
Frelimos y renamos se mataron por miles en Mozambique
Los bosquimanos aún son cazados como animalitos
y el comunismo hizo lo suyo
no es la solución el extremismo
todo negro
todo blanco

que se yo
es muy difícil el tema.
Otro beso.

Olga S.Isidro dijo...

Es verdad, que África, continente olvidado de la mano de Dios, y en esencia de la propia mano del hombre, sea el continente por el cual vuelan las almas sensibles, que sueñan conscientemente que este debería ser de otra manera, ya no hablo de su riqueza, la cual tan solo sirvió y sirve para que la rapiña de unos cuantos (países y gentes) aumenten su miseria, sino de la belleza de sus tierras, de la afabilidad y inocencia de sus gentes, y creo a diferencia suya, que Nelson Mándela, gracias a Dios, visible en un continente invisible, no está solo, le acompañan cientos de personas que creen que África puede ser una zona inmensamente mejor, quizás aun sean pocos, quizás no tengan el poder suficiente para cambiar, o quizás, nosotros, los estados que abusamos de ellos, nos apoderamos de sus riquezas, acabamos con sus vergeles, y aun encima nos creemos superiores a ellos, lleguemos algún día a considerar que nuestros errores y nuestra egolatría, nos esta llevando a una muerte sin vuelta atrás.
Felicidades por este hermosos post.