martes, 12 de febrero de 2008

La trampa de la Liquidez, recesión y burbujas inmobiliarias.

Keynes sugiere que las preferencias de liquidez pueden saciarse en una depresión severa, cuando la disminución del ingreso haya reducido la demanda de dinero para fines de transacción y precaución la política monetaria haya aumentado ya la oferta monetaria. La curva de preferencia por la liquidez se vuelve infinitamente elástica debido a la expectativa unánime de los inversionistas en el sentido de que la tasa de interés ya no puede bajar más; los precios de los bonos son atan altos que nadie espera que aumenten mas, en consecuencia todos prefirieren atesorar dinero ocioso y la política monetaria deja de funcionar, no es necesario suponer que la curva de preferencia por la liquidez es completamente vertical. La “trampa de la liquidez” puede asumir la forma de una elasticidad-interés muy baja de la curva LM, las compras de bonos gubernamentales en el mercado abierto, por parte de las autoridades monetarias, pueden presionar hacia abajo la tasa de interés, pero el efecto es tan ligero que quizá se deban absorber todos los bonos en manos privadas a cambio de efectivo antes de que se alcance el nivel del ingreso del pleno empleo. A menos que las autoridades monetarias estén dispuestas a convertirse en los únicos tenedores de deuda y por lo tanto en los únicos prestamistas de la economía, una posibilidad que contradice directamente la lógica de la política monetaria, que es la de influir sobre la demanda agregada con un mínimo de intervención estatal, una política de dinero fácil no podrá inducir la recuperación.

El gobierno de Bush apuesta a la baja en las tasas de interés por medio del FED para reactivar la economía y el consumo y evitar que la economía se dirige de una manera peligrosa a la recesión, pero se acerca hacia la trampa de la liquidez. Todo esto junto con la burbuja inmobiliaria que ha llevado a miles de norteamericanos a la quiebra, ante préstamos de alto riego, que el sistema bancario dio sin ninguna regulación.

Hay que esperar a ver si ya la gran economía norteamericana, que mueve el tren mundial, no se desplome aún más, ya que se esta en un año electoral, algo que crea incertidumbre en el mercado, además de la guerra en Irak y los altos precios del petróleo.


Geografía de la recesión


En Costa Rica no nos escapamos a este fenómeno, después de varias décadas de tasas de interés muy altas para construir vivienda, hoy los bancos se pelean a los clientes con grandes ofertas y tasas de interés que rondan el 7%.

Ya el Banco Popular agoto su cartera de préstamos, y hoy esta exigiendo una tasa del 14% para hacer préstamos inmobiliarios, algo que lo saco definitivamente del mercado. Los demás bancos están con exceso de liquidez y tratan de colocar todos estos préstamos, con tasas de interés muy benignas.

El gran problema es que se dice que a un mediano plazo no se van a poder mantener las tasas tan bajas, y en algún momento se va a empezar a ver un aumento en ellas. Una amiga gestionada un préstamo de 40 millones de colones ($80 mil dólares) al Banco Popular (el banco de los trabajadores, aunque había un filósofo costarricense muy famoso don Constantino Lascaris, que decía que el Banco Popular, no era popular y menos banco) y tenía que pagar una mensualidad de 340 mil colones al mes ( como unos $700), pero al agotarse los préstamos el banco exige hoy una tasa del 14%, con la nueva tasa casi pagaría 700 mil colones, y con el presupuesto que tiene, ella quedaría sin capacidad de pago, ante una posible alza.

Si se cae en la trampa de la liquidez, y se sigue con la política de Bush de bajar las tasas, es muy posible que la economía norteamericana pase de una recesión leve a una más fuerte, y cuando los Estados Unidos estornudan, América Latina se resfría.

En Costa Rica tenderemos que ver que pasa si las tasas de interés empiezan ha aumentar, y si los costarricenses tendrán capacidad de pago antes los bancos estatales y privados, esperemos que no tengamos una burbuja inmobiliaria a la tica y no se puedan cumplir las metas contempladas por el Banco Central de Costa Rica, baja inflación y crecimiento económico, con tasas de interés bajas.

El problema con la bancos estatales es que muchas veces sus ganancias son privatizadas (robos, desfalcos, malos préstamos, aunque ya en Costa Rica se robaron un banco y casi nadie fue a la cárcel). Pero cuando son pérdidas en los bancos estatales, esas pérdidas sin son de tod@s los costarricenses.









9 comentarios:

Oak dijo...

Burbujas inmobiliarias, un término que hace rato no escuchaba.

Ya es tarde, paso luego y te comento con mas tiempo.

mi despertar dijo...

En mi opinión quizas la crisis inmobiliaria en usa, y más concretamente en Miami puede convertirse en una oportunidad para los europeos que quieran invertir en Estados Unidos, aprovechando los precios.Este es un momento malo aquí en Miami.Mucha gente que tiene propiedades sa ha tenido que ir a las Bahamas para seguir trabajando.

Bueno mi querido te dejo chocolate en rama dulce por la mañana con un trago de té¿que mejor desayuno?

besos de chocolate para vos

Terox dijo...

Para su amiga hay opciones con Bancos Privados, que aunque un poco más altas, no tanto como el 14%. Ni modo, eso le pasa por no apurarse. El Banco Popular se puede dar esos lujos por la cantidad de recursos que capta, sin pagar o pagando muy bajo interés. Y aún así, le alcanza para pagar tortas millonarias (en $), como la última del sistema de cómputo.

Eso de la trampa de la inflación están bien para el individuo que no conoce o entiende el mercado de valores, pero él a su vez pone su plata en un banco. Es difícil de creer que un banco no encuentre opciones de inversión que de alguna forma fomenten la economía...

gonzo dijo...

Yo no creo que haya una crisis inmobiliaria en CR de la magnitud que hay en EEUU. Claro que la crisis nos va a afectar debido al decrecimiento en consumo en EEUU.

Pero como vos bien decis, las tasas de interes en CR han estado mas altas que en EEUU, por lo que es mas dificil caer en una trampa de liquidez en nuestro pais. Sera interesante ver el efecto en los proyectos en Guanacaste y otras zonas turisticas, ya que creo que la demanda por propiedades en la playa va a decaer.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Oak:
Espero su regreso al post.
Saludos

Mi despertar:
Buen punto en las crisis siempre algún astuto con buen dinero se aprovecha de las oportunidades, es una de las cosas del capitalismo salvaje, como diría Juan Pablo II
Saludos.

Terox:
Tienes razón, solo los bancos estatales se pueden dar ese lujo y en este caso concreto el banco popular. Claro esas pérdidas son estrafalarias, solo un banco como ese puede darse el lujo de perder nada más y nada menos que $8 millones.

El caso de mi amiga no es tanto trasladarse de un banco a otro, lo puse como ejemplo de lo que se puede venir al mediano plazo en CR cuando las tasas aumenten de nuevo, y que va a pasar con la capacidad de pago de todos esas personas que están pagando interés muy bajos.
Saludos

Estimado Gonzo:
Cuando hable de la trampa de la liquidez me refería a los EU, y claro jamás se va a dar en la magnitud de EU una crisis inmobiliaria, pero mi punto es que la gente se endeudo a una tasa de interés x pero si por X o Y motivo se duplicaran, que no sería nada extraño, acuérdese que el costa de las intermediaciones financieras en Costa Rica son muy altos, empezando por la ineficiencia del sector y otras cosas más, entonces es probable que si aumenten, mucha gente no podrá pagar simplemente porque no le va a alcanzar el sueldo.
Saludos

J. L. Maldonado dijo...

Decir que en Venezuela estamos peor sería injusto para los demás países que seguramente están pasando por lo mismo. Buen artículo.

PD. Te dejé un premio en mi blog.

Oscar Mendizábal dijo...

Roy, el problema de la socialización de las pérdidas y la privatización de las ganancias de los bancos, es un fenómeno generalizado en Centroamérica. El año pasado se dio una crisis financiera en Guatemala que llevó a la desaparición de tres bancos y sus propietarios.
Acá hay un Fondo de Protección al Ahorro (FOPA), que garantiza en esos casos, el pago a todos aquellos cuentahabientes con depósitos menores de Q 20,000.00, sin embargo, dichos fondos provienen de recursos y deudas que corren por parte de los guatemaltecos. Al resto de cuentahabientes, que Dios los ampare en sus anhelos de recuperar su dinero.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Oscar:
Eso ha pasado con nuestros bancos estatales, la socialización de las pérdidas y la privatización de las ganancias.

Pero estamos luchando para poder cambiar todo esto.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

j.l Maldonado.
Venezuela es otra cosa, no se como se manejara esa situación ahí, con tanta improvisación de parte del señor Chávez, debe ser difícil hacer negocios y crecer en la bella Venezuela de hoy.
Saludos