lunes, 4 de febrero de 2008

La comunidad judía, decisiva en el “supermartes” estadounidense


Obama llega lanzado al 'supermartes'

Las encuestas están igualadas, pero Clinton aún parece la inevitable vencedora - Entre los republicanos, McCain es el favorito indiscutible


Hemos hablado del voto hispano y el voto afroamericano, hoy dedico el post al voto judío, un voto muy representativo por el alto nivel de votación de esta extraordinaria comunidad a lo interno de los Estados Unidos.

El voto judío será clave en las elecciones primarias de Estados Unidos que se realizarán este martes, en más de 20 estados, con el fin de definir a los candidatos que enfrentarán en la carrera presidencial durante 2008.

La comunidad judía será decisiva en muchos de los 24 distritos que elegirán entre los republicanos John McCain y Mitt Rommey, y los 22 que optarán entre los demócratas Hillary Clinton y Barak Obama.

Diferentes analistas y funcionarios políticos consultados por la Agencia Judía de Noticias (AJN) explicaron que el importante rol asignado a los judíos en el “supermartes” se debe al alto porcentaje de ellos que acude a las urnas en comparación con el público en general.

Los analistas aseguraron que no hay un voto judío específico y que es difícil anticipar los resultados porque las organizaciones comunitarias no pueden manifestarse por uno u otro candidato.

A esto se suma que el Partido Demócrata presentó dos candidatos atractivos para la comunidad. “Desde la perspectiva judía, Clinton y Obama tienen las mismas fuertes credenciales, importantes conexiones con la comunidad, un fuerte compromiso con la seguridad de Israel y con alcanzar un final justo y duradero para el conflicto con los palestinos”, afirmó Menachem Rosensaft, ex presidente de la Alianza Nacional Sionista Laborista, en declaraciones al medio JTA.

Hillary, por su parte, cuenta con el respaldo de la gestión de su marido, el ex presidente Bill Clinton, quien participó de los acuerdos de Oslo y del funeral del asesinado ex primer ministro israelí, Itzak Rabin.

Obama prometió garantizar la seguridad de Israel si llega a la Casa Blanca y manifestó su oposición al regreso de los palestinos al territorio israelí y a una negociación con la organización islámica Hamas, mientras mantenga sus acciones violentas en la región.

Según una encuesta realizada por la institución de estudios superiores “Siena College” de Nueva York, y publicada por el diario israelí The Jerusalem Post, el 51 por ciento de los judíos de ese estado votará por Clinton y el 16 por Obama. Lo contrario podría ocurrir en Illinois, estado natal del candidato más joven.

Alrededor del 11 por ciento de los votantes de Nueva York son judíos y en las primarias demócratas constituyen entre el 16 y 17 por ciento de los electores. California compone el segundo distrito judío de importancia en el país.

Por otra parte, la prensa israelí también otorga amplios espacios a las primarias estadounidenses a través de una cobertura que incluye secciones especiales con columnas de opinión y análisis políticos.

5 comentarios:

Terox dijo...

Todo mundo quiere ser el "voto de la diferencia". Yo ya, después de haber leído tanto análisis y elucubraciones, creo que están hilando demasiado delgado. A ver que pasa... No creo que la diferencia en delegados ganados alcance el 5%... esto no se acaba mañana... apenas empieza..

gonzo dijo...

Yo no creo que el voto judio sea tan importante como el voto afro-americano o latino. La comunidad judia se encuentra dividida entre ambos bandos debido a la asimilacion a la cultura estadounidense. Algo asi como que el voto italiano o irlandes tampoco va a ser decisivo porque ambos grupos etnicos se agrupan alrededor de ambos partidos politicos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Pues yo creo que todos son importantes, de acuerdo a la medida de cada uno.
Gracias

Gonzo:
Bueno creo que es para repartir parejo la importancia, pero esta interesante que sea la minoría que mas vota.
Saludos

muchadela torre dijo...

¿queres apostar a ver quien gana?..dale cuanto

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Mucha:
No se que podría apostar, pero le doy todo a Hilary, ¿vos que dices y que tienes para apostar?
Saludos