jueves, 22 de noviembre de 2007

LIBERACIÓN SE EQUIVOCÓ EN TRÁMITE DE AGENDA DEL TLC


El jefe de fracción del Movimiento Libertario, Luis Barrantes, es claro cuando se trata de analizar la estrategia escogida por el Gobierno para tramitar varios de los proyectos necesarios para que el TLC con Estados Unidos entre en vigencia.


El libertario cree que el oficialismo equivocó la maniobra y considera que se podría estar arriesgando el futuro legal de algunas de las iniciativas de la agenda de implementación.
Pero los reproches de Barrantes no son únicamente en el plano reglamentario; también culpa a la fracción liberacionista de estar fallando en la negociación política con la oposición y con los propios aliados pro TLC.


Aseguró que Liberación Nacional, en coordinación con la Unidad Socialcristiana, se equivocaron al abrir muchos frentes de batalla, en referencia a los proyectos que estuvieron de acuerdo en aplicarles el trámite por la vía rápida.


Para verdades el tiempo, cuando los libertarios vieron que había una fecha límite para aprobar la agenda de implementación, consideraron que un proyecto único, o a lo sumo dos, era el camino ideal para hacer avanzar esto. Pero el tema se politizó por mezquindad de Liberación y de la Unidad Socialcristiana. No quisieron entender que ese proyecto único es la mejor solución para instrumentar al TLC.


Barrantes reiteró que a su grupo no le quedó otra opción que respaldar las acciones impulsadas por el oficialismo para hacer avanzar las iniciativas relacionadas con el TLC.
Sin embargo, declaró que advirtieron al Poder Ejecutivo y a la bancada verdiblanca de que el costo político si los mecanismos fracasan, no serían asumidos por los libertarios.


Sostuvo que la bancada libertaria está conciente de la existencia del monopolio de telecomunicaciones, por lo que no era aplicable el proceso abreviado estipulado en el artículo 208 bis del reglamento legislativo.
¿Por qué correr un riesgo tan grande con un proyecto tan complejo y que levanta tantas expectativas? El 208 bis solo se ha aplicado una vez en el pasado y la Sala Constitucional señaló errores.

Para el líder libertario en el Congreso, la situación del trámite de la agenda de implementación del TLC empeorará cuando las manifestaciones y las huelgas anunciadas por los sindicatos se concreten.

El problema de no correr con un costo político, creo que los libertarios no han entendido que al apoyar estos proyectos, de facto quedan responsabilizados, por darle los votos a algo que según ellos esta mal negociado a lo interno de la asamblea.

Como dijo Juan Carlos Hidalgo, una apertura a la mexicana, los libertarios no la iban a apoyar, aunque veo que van a apoyar algo que ellos mismos vislumbran como un posible fracaso. Abra que esperar a ver que pasa, y que cada fracción y los partidos, deben asumir sus responsabilidades, que al final de cuentas los libertarios deberán enfrentar.

24 comentarios:

Terox dijo...

Ojalá que todavía haya tiempo y voluntad de arreglar la torta...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Creo que ya el tiempo venció a la agenda de implementación.

No creo que les de tiempo de rectificar el rumbo, es demasiado tarde, y de feria se viene una confrontación de bajo impacto, de los sectores sociales, que estan en contra de esos proyectos.

Saludos

Terox dijo...

Bueno, sólo queda entonces aprobarla a "sangre y fuego"...

Yo no apostaría por el impacto de la confrontación con los "sectores sociales"...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Ese comentario me sono a Albino jaja, sin ofender, lo de sangre y fuego.

Mira si aplican sangre y fuego a la asamblea, hasta ahí llego ese poder de la república, se lo aseguro.

Saludos

Ricardo Tribin dijo...

Excelente tu comentario de hoy sobre el TLC. Estos tratados para que surjan deben ser buenos para todas las partes, especialmente para el pobre y el humilde

Terox dijo...

Bueno por algo se empieza.

Aunque me pareció sumamente tonta la explicación del diputado Marvin Rojas. Calladito se ve más bonito...

Parece que el PAC todavía no se decide a negociar o ya lo están haciendo y quiere mantener la "denegabilidad"...

Warren Lee dijo...

Sobre SINDICATOS comparto esta perspectiva, una que por nuestros rumbos normalmente no se maneja. Normalmente. En donde no debería, Roy, pero en fin, aquí te la dejo, a ver qué tal:

La democracia es básicamente negociación... o la negociación es la base de la democracia.

Donde se dice que hay democracia pero hay incapacidad negociadora: hay mucha tela que cortar... porque hay una democracia inmadura

Donde hay dictaduras: no hay negociación, no hay democracia.



Bien, sindicatos los hay en todo el mundo democrático, y no solo en las instituciones públicas, como sucede acá, también hay sindicatos en la empresa privada; hasta en la empresa privada, como sucede en Estados Unidos, por ejemplo. En este momento la General Motors está en huelga, o mejor dicho, sus empleados están en huelga, afiliados a los sindicatos de la industria automotriz.
Y entre las instituciones públicas se incluyen los sindicatos de la Casa Blanca y el Pentágono, etc.

En nuestro país no se toleraron o no se permitieron los sindicatos en la empresa privada. ¿...? ¿No tuvimos capacidad? O ¿No tuvimos qué?

En 1998, en Francia, los sindicatos de los transportistas se alzaron en huelga, y todos los servicios de transporte: autobuses, taxis, trenes, aviones, etc. suspendieron sus labores, justo una semana antes de la inauguración del mundial de fútbol... Y por allá si hay niveles altos de respuesta a las convocatorias, no como con nosotros, donde siempre se apuntan cuatro gatos, como dice el dicho.

En las democracias maduras, y no me refiero a madurez por antiguedad, sino madurez por ... de pensamiento, abundan los sindicatos, y en esas democracias o, los políticos de esas democracias, no se la pasan echándole la culpa de todo y por todo a los sindicatos, ni cubren sus deficiencias, yerros, fallos y falta de trabajo con... es queee los Sindicatos, es queee los Sindicalistas ... y es queee... los sindicatos esto, aquello, o lo otro... y es queee los sindicalistas por aquí y por allá. Ellos y los ciudadanos saben perfectamente que los Sindicatos son parte, son hijos de la democracia.

Y por aquellos lados no sucede como sucede por acá, en nuestro país, donde según las cuentas, el porcentaje de afiliación de nuestros empleados públicos con costos llega al 10%, con costos. Y aún así, algunos los tildan de poderosos... poderosos son los sindicatos de aquellas otras democracias, donde hay porcentajes de afiliación mucho, mucho mayores.

Si en nuestro país los sindicalistas obtienen, como dicen, grandes privilegios, solo puede suceder por dos motivos, según la lógica: o son nuestros sindicalistas: ¡mundialistas!, muy buenos en lo suyo, por pasarle por encima al gobierno -teniendo apenas un 10% de afiliados-, o nuestros gobernantes son bien flojitos en lo suyo: negociando.
La democracia se sustenta en la negociación, y en este caso, todas las instituciones tienen, por un lado al sindicato, y por el otro lado, al frente, a la Junta Directiva y sus Gerentes. ¿Entonces? Como bien dijo alguien... los sindicalistas no se recetan solos. Ni aquí ni en otros países... Hay que negociar. Negociar es la palabra clave dentro de una democracia; es su sustento. Bien o mal, cuestión de capacidad.

O hay que aplaudir a los de un lado, o hay que silbar a los del otro; una de dos, según los resultados, según la negociación, según el sentido común...

En todas las democracias los sindicalistas deben cumplir con su papel: tratar de obtener todo lo posible para sus agremiados o representados, porque al frente está la contra-parte, que tira para el otro lado, y trata de sostener al máximo y no soltar lo que debe o debiera soltar. Negociación, se llama esta figura.
Ahora que, si los del gobierno son Arte y Parte, es por gusto y conveniencia de ellos mismos, así armaron la cosa... ¿Quien falla? ¡El gobierno o los gobernantes! En uno u otro caso, si es que hay abuso en cuanto a lo que reciben los sindicatos. Si analizamos y razonamos el tema, es claro el veredicto.
O hay incapacidad en los del gobierno, o hay gusto y beneficio para ellos.

Terox dijo...

Warren, coincido en algunos puntos y discrepo en otros.

Ciertamente, el objetivo sindical es velar por el bien de los afiliados, pero debe ser obvio que al mediano y largo plazo, ese bien pasa por el bien de la institución donde trabajan (o no?). Debe ser una relación simbiótica, no parásita. Un buen sindicato, además del beneficio directo de sus afiliados, debería velar que ellos mismos lo estén reciprocando en su justa medida. Al mal afiliado, echarlo, al bueno, promoverlo, combatir y denunciar cualquier corrupción que quiera socavar la institución donde laboren.

Estoy de acuerdo en el papel vital de la negociación en la democracia. Sin embargo, para negociar se necesitan dos lados dispuestos a llegar a un acuerdo balanceado. Y no es que los sindicatos no cuenten con "poder" negociador. Cuando hay un paro o una huelga, se afecta mucho más del 10% de las instituciones respectiva. Cuando cierran una calle, no es que cierran el "10% de la calle". Afiliados o no afiliados, los sindicatos tienen el poder de hacernos la vida a cuadros.

Pero vamos a la práctica, yo creo que el caso más claro es el de Japdeva. Ese sindicato nos tiene agarrados ahí por el cuello, por donde entra y sale un alto porcentaje de importaciones y exportaciones. A mi me encantaría que se pudiera seguir el mismo ejemplo que en Caldera, donde todo parece caminar sobre ruedas. Cómo lo haría Ud? Cree Ud que habría que "romper cabezas"? Cómo manejaría los posibles disturbios?

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Warren:
Yo creo que los sindicatos deben jugar un papel importante en la sociedad costarricense.

Es por su misma naturaleza por lo que fueron creadors, que los sindicatos defiendan sus intereses.
Es Costa Rica se ha satánizado la palabra sindicato, y todo lo que suene a eso pues se olle mal.

Los sindicatos y sus respectivas contrapartes, deben empezar a sentarse a conversar màs, y llegar a acuerdos, algo muy necesario para avanzar en todos los proyectos, que se desean desarrollar en Costa Rica.

Concuerdo que la existencia de los sindicatos, es parte del juego democrático, sin ellos, nuestra democracia no sería la misma.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Lo que habría que estudiar es como llego a ser Japdeva un sindicato de esa naturaleza, dónde estaba el equipo negociador estatal en el momento que se dejo a ese sindicato llegar en donde esta ahorita? eso es lo que yo me pregunto.

Si a los sindicatos no se les pone topes o reglas, a la hora de negociar, pues llegaran a sus extremos, viciados y algunas veces corrupto, que no se si ese es el caso de Japdeva.

Es de esperarse que los sindicatos midan fuerzas, y sean confrontativos al defender sus propios intereses, es algo que ya viene instituido desde el nacimiento del sindicato, es su propia naturaleza.

Es interesante ver como reaccionan los diferentes sindicatos, en los diferentes estadios donde se mueven, yo espero ver que hace el sindicato del ICE, para presionar una agenda diferente a la que esta en el congreso.

Ya que va a ser interesante ver al sindicato, de la institución más estratégica del país, energía y telecomunicaciones irse a huelga.

Warren Lee dijo...

Terox... claro que se debe pensar en la institución cuando los sindicatos piden o solicitan algo, amigo... para eso está, repito, la palabra clave o mágica: NEGOCIACION. Para eso está la contraparte que negocia con el sindicato: el gobierno, o sea, sus representantes: Presidente Ejecutivo -que ya debe saber a lo que va y si acepta que "su amigo" el presidente lo nombre en ese cargo, es porque como negociador: el responde; supuestamente- y el resto de miembros de la Junta Directiva y sus asesores y...
Nuestro grave problema es que para negociar: NO SERVIMOS. Por eso tenemos una democracia tan... tan... digámole particular y ese particular no es, desde mi punto de vista, no es una palabra positiva, por si acaso. Por cierto, yo y mis enredos: ¿dónde está la o las platas del ejército? Un millón de dola... de euros pal' que la encuentre.

Warren Lee dijo...

O no servimos para negociar o somos muy, muyyyy, muyyyyy... cómo se llama aquel producto muy famoso que produce -valga la redundancia como dicen muchos ahora, de a diez para la goma-, que produce Coronado, y no es leche... ni melocotones... ni fresss... algo que empieza con Ch de chancho y termina en zo, con zeta. O somos, que suena a mucha gente, o somos Arte y Parte como sucede con los "negociadores" del gobierno, donde muchos presidentitos eje... cu... tivos... estiran la mano y agarran... algo... también, pero eso no es culpa de los Sindicatos, muchachos y muchachas y amigos televidentes. Así lo arman dentro de los gobiernos, que los que deben representar los intereses de las instituciones, se "agachan", para recoger, también, de, la, cosecha... pero eso no es culpa de los Sindicatos.

Warren Lee dijo...

Yo no soy sindicalista... por si acaso, compañeros. Soy neutral, pero siempre me ha llamado la atención que los gobiernos siempre se quitan el tiro, tirándole a los sindicatos y la mayoría de la gente... le cree... a los gobernantes... porque la gente no es dada... a sacarle punta al lápiz. Por eso es, no es que yo sea ni haya sido... creo que no lo seré, tampoco. Por las circunstancias, no porque sea malo, más bien es bueno para la democracia. En otros países hasta en la empresa privada existen, ¡palabra!
Igual sucede o sucedió, a propósito de negociadores del gobierno, con los que negociaron el... el... Sí, sí... sí, ése... bueno, ustedes entienden.

Warren Lee dijo...

Los que negociaron ése... ése... sí, Sí... ustedes entienden... también desaciertan, a favor del país, porque son Arte y Parte o, sí, tampoco somos en tiquicia buenos negociadores.

Terox dijo...

Warren, no creo que los gobiernos usen a los sindicatos como el chuica de limpiarse. A veces dicen eso pero no es el chivo expiatorio en todos los casos...

Diay, lo que pasa es que con Ud sólo el gobierno tiene la culpa. Pobrecitos los muelleros, porque hicieron una huelga, y el malvado gobierno les dió lo que pedían, (cuando debió haber sabido que lo bueno para ellos mismos era negarles sus peticiones). Si el gobierno ha pecado de blandengue, la contraparte también de intransigente. Y ni hablemos de corrupción, porque todos salen pringados...

En todo caso, eso ha venido pasando desde los 70's, un poquito con cada gobierno. El punto es que hacer ahora? Cómo se le debe entrar al problema?

------
Por cierto un buen negociador debe saber que un trato desequilibrado, aún a su favor, no es conveniente, pues tarde o temprano su contraparte no va a aguantar y ambos se verán perjudicados. Debe Ud admitir que al menos en ese sentido, los sindicatos no han sabido negociar...

mi despertar dijo...

ROY buendía¿espero que hayas descansado y puedas leer con mas tranquilidad.Te cuento Miami está hermoso el clima único el sol formidable el problema que el 15 es mi cumple... y voy a tener un año más de vivir esta vida mia llena de emociones
Abrazos desde la luna

Oak dijo...

Roy, el tiempo es el peor enemigo del ejecutivo, para que el legistativo pueda realizar su trabajo. (juego de palabras)

Considero que esta agenda llegó muy desgastada a la asamblea, porque en el pasado se preguntó por parte de la oposición, si la agenda paralela era parte del TLC y el gobierno les dijo que eran temas separados.

Luego del TLC, se menciona que es parte integral del tratado, la implementación de la misma. ¿diay?.....

Ahora el mismo gobierno, "le tira" la responsabilidad a la oposición por que las cosas no se están dando, cuando, por meses,nunca se abrieron a un diálogo real.

Siempre se lo he dicho, el gobierno, siempre ha visto la oposición, sobre el hombro y con el "rabo" del ojo.

Personalmente dudo mucho que se aprueben la leyes tal y como están estipuladas el día de hoy.

Ojalá el tiempo no me dé la razón, porque no solo es el TLC, es el resto de la leyes que se necesitan, las que nos tienen frenados y en un letargo legislativo.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Hola! El tema es que el árbol no les deja ver el bosque.
primero,es cierto que la democracia implica negociación;pero...es tan difícil el delicado límite en donde la negociación se hace espuria! Los obreros necesitan defensa...la tan mentada globalización ha carcomido nuestras organizaciones desde sus cimientos corrompiéndolas,y nuestros intereses han dejado de serlo..en mi país,todo es " multinacional",la desregulación nos ha dejado indemnes ante la patronal y los sindicalistas se mueven en Mercedes Benz.Para colmo,habemos líderes elegidos por nosotros que nos avergüenzan y que insultan nuestra inteligencia.De todas maneras,con la democracia se crece,y es,hoy por hoy,el único sistema viable en América latina.Abrazo democrático,felicitaciones por el artículo.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Oak:
Con cuerdo contigo en todo lo que dices. El problema es la falta de humildad del ejecutivo, ya se sabía que los hermanos Arias, tienen un gran Ego, y eso no les ha permitido ver más alla.
El costo de eso es altísimo ya que no solo afecta a las relaciones del ejecutivo, con el legislativo, sino que lesiona a toda una sociedad.

El desgaste después del TLC es grandísimo, y el ejecutivo sigue en su misma inercia, creo que les agarro tarde para todo.

En teoría Política, se dice que un gobierno costarricense, tiene los primeros 18 meses para llevar y vender su agenda de trabajo, y ya el tiempo se les agoto.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

léase: Concuerdo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Mariel:
Tienes toda la razón, en Costa Rica, se ha satanizado todo lo que sea sindicato, si yo estoy en contra de algo, me descalifican diciendo o que es comunista o sindicalista.

La democracia debe ir más allá, y los sindicatos de nuestros países, deben participar en la agendas, para promover y desarrollar proyectos importantes, y no solo estar haciendo huelgas o paros, para defender sus propios intereses, aunque es algo lógico, esa es la naturaleza de ellos mismos.

El desprestigio de los sindicalistas en Costa Rica es muy grande también, crean odios y amores.

Pero la globalización ha traído que los trabajos sean golondrinas, van y vienen como maquilas al mejor postor, y los sindicatos, defienden un statu quo, el cual ellos se han ganado.

Ahí es donde debe estar la capacidad de los gobiernos de turno de poder manejar agendas conjuntas, con grupos de interés y grupos de presión,para llevar al país por mejores sendas de desarrollo y de paz social.
Saludos

RAMMSES dijo...

Hola Roy,
Hay una suerte de maniqueísmo con este tema. El TLC y sindicatos trajeron a mi memoria los conflictos casi similares que se vivieron en el Perú a la sazón. Donde CGTP (Central Sindical Peruana) se manifestó en contra de la aprobación del TLC. Una organización sindical tan corrupta que está a años luz de los objetivos e ideales por la cual creada y un caldero vivo aún de Sendero Luminoso.
Como siempre un gusto visitarte y aprender.
Un abrazo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Rammses:
En Costa Rica no llegamos a esos niveles en los sindicatos. El problema que se da acá, es que en Costa Rica, todo lo que huela a política, pues la gente lo rechaza.

Los sindicatos costarricenses, han agota al pueblo de Costa Rica, al defender sus propios intereses, algo que es natural en la naturaleza de dichos sindicatos.

Mas bien los sindicatos, se opusieron en su oportunidad a una ley de apertura en telecomunicaciones, trayéndose abajo, una corruptela política, donde hasta el ex secretario de la Organización de Estados Americanos, tuvo que renunciar, que era el expresidente Miguel Angel Rodríguez.

El nuevo papel de los sindicatos modernos, es poner en la agenda temas relacionados con el acontecer económico, político, social, que muchas veces los partidos políticos, que están en serias crisis en América latina, no tienen capacidad de llevarlas a cabo.

Ya que muchas veces esos partidos, se han desgastado y defienden intereses políticos empresariales, que chocan con el interés nacional.

Por ahí debe ir el papel de los sindicatos, para que sean parte de la agenda de estudio de los problemas en Costa Rica, y para que tengan algún mínimo de credibilidad.

Saludos

Warren Lee dijo...

Mi estimada Mariel, pero, pero, esa defensa que necesitan muchos se basa precisamente, en negociación, por eso digo que si somos malos negociando, por uno u otro motivos, estamos liquidados, algunos, yo, vos, ustedes, aquellos... muchos, todos, por uno u otro motivo. Pero si no es en un puro pleito, lo que queda es la negociación bien negociada, valga la... ¡psssaaah!
Así es la cosa, mi estimada Mariel: ahora, tenés toda la razón en cuanto al abuso y a los sindicalista con mercedes pero... a veces no queda más que además de negociar... si eso no funciona para muchos... no queda más que amarrarse los pantalones y poner sí o sí orden. Cómo. He ahí el dilema. Porque muchas veces la respuesta no es la más esperada o no es esperada para nada esa respuesta, por lo que ella conlleva. Qué vida más dura, pero ¡qué bello es vivir, si me preguntan!, como dice el cuento de los tres, cuatro, mosquitos.
Saludos Mariel, saludos Roy, Saludos Terox, Oak, Ricardo...