miércoles, 28 de noviembre de 2007

A 60 años del Plan de Partición de Palestina


El sábado 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida en Nueva York, aprobó con una mayoría de dos tercios de los votos la Resolución 181.

El Plan de Partición de Palestina proponía la terminación del Mandato Británico y la división de la Palestina occidental en dos estados soberanos, uno judío y otro árabe, quedando el área de Jerusalem y Belén bajo un régimen de jurisdicción internacional.

Los judíos aceptaron la resolución, aún con reparos, y el 14 de mayo de 1948 crearon el Estado de Israel en el territorio que les había sido asignado.

La parte árabe, en cambio, no sólo rechazó el plan que le permitía fundar su propio estado. Incluso, afirmó Manuel Tenenbaum, “inició una agresión destinada a ahogar a Israel en su cuna, con la amenaza proferida por el secretario general de la Liga Árabe de realizar una matanza como no se había visto desde la época de los mongoles”.

Gran Bretaña, por su parte, se negó a aplicar el Plan de Partición argumentado que éste no era aceptado por las dos partes implicadas y rechazó compartir la administración de Palestina con las Naciones Unidas durante el período de transición sugerido por el mismo plan.

Los británicos abandonaron Palestina el 15 de mayo de 1948, un día después de que Ben Gurión leyera la Declaración de la Independencia en el museo de Tel Aviv, que se adelantó un día a la expiración del Mandato Británico, a fin de que no coincidiera con el shabat.


EL PLAN DE PARTICIÓN

A comienzos de 1947 Gran Bretaña decidió transferir la cuestión de Palestina a las Naciones Unidas y solicitó, por lo tanto, la convocatoria de la Asamblea General a un período extraordinario de sesiones a fin de tratar el tema.

Los delegados de los 57 países que por entonces conformaban la Organización de las Naciones Unidas sesionaron desde el 28 de abril hasta el 15 de mayo de ese mismo año.

La Asamblea General resolvió nombrar un Comité Especial de Naciones Unidas para Palestina (la UNSCOP) con la misión de hallar una solución al conflicto entre árabes y judíos en la región.

La UNSCOP estaba compuesta por representantes de once países. Para garantizar la neutralidad de este comité, se decidió que ninguna de las grandes potencias estuviera allí representada.
Después de meses de auditorías y recolección de datos en Europa y en Palestina, la UNSCOP emitió un informe oficial el 31 de agosto de 1947.

La mayoría de los países del comité -Canadá, Checoslovaquia, Guatemala, Holanda, Perú, Suecia y Uruguay- recomendó la creación de dos estados separados, uno árabe y otro judío, con Jerusalem bajo administración internacional. Una minoría del comité -India, Irán y Yugoslavia- sugirió la creación de un único estado que incluyera a ambos pueblos. Australia se abstuvo.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas votó el Plan de Partición recomendado por la mayoría de la UNSCOP. El resultado de la votación fue: 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones. La resolución fue, de este modo, aprobada con una mayoría de dos tercios.

El no reconocer la existencia del Estado de Israel, cualquier iniciativa de paz entre árabes y judíos, no podrá llevarse a cabo, ya que la irrevocable realidad de una nación llamada Israel, que permanecerá para siempre y no como lo expresa el presidente irani Ahmanidejad que considera la “desaparición” de Israel “está en la naturaleza” de un “régimen” que, en su opinión, está “basado en la agresión, la mentira, el crimen y los daños”.

Al referirse a la reunión en Annapolis, el mandatario iraní expresó que los resultados carecen de “bases para una realización política eficaz”. La cumbre “ya fracasó y nació muerta”.

Los Palestinos merecen un país, esperemos que en Annapolis, salga humo blanco para que ellos tengan la nación que se merecen.

Shalom Israel

26 comentarios:

Pericles está Loco dijo...

Yo lo que no entiendo, por babozo, seguro, es el porqué de tanto hablar de DEMOCRACIA para arriba y demo para abajo, si donde la hay, la manosean todita y donde no hay, muchas veces es porque no quieren y según sus estilos de vida milenarios no es necesaria, como en Irak y otros países árabes, que tienen el estilo de vida que tiene y punto... qué és esa carajada de querer recetarrle democracia a todo el mundo como si fuese la pomada aquella, la canaria. Miren Ikak... ahi vamos con la democracia, señoras y señores y, ¿que?, palo es lo que llevan. Y es que Hussein por aquí y Hussein por allá y, diay, en estos lados del mundo democrático no tenemos a Bush, hemos a Hitler, nemos o tuvimos a Pinochet, montado por la gran democracia del mundo, la USA, y tuvimos y tenemos y tendremos a cada pillo... Democracia y Democracia y cuando la tenemos... no sabemos ni qué o cómo hacer con ella... ejemplo: nosotros mismos, que además de pasivistas, somos lelos, aveces, no todos, claro, Roy.

Jerry Espinoza dijo...

Vea Roy, si Israel va a seguir creyéndose un Estado "elegido por Dios" con el derecho de atacar e invadir a sus vecinos con total impunidad cada vez que le da la gana, como lo hizo el año pasado en el Líbano, pues yo no le veo mucho futuro a esa conferencia de paz...

"Pericles está loco" tiene razón. Ese cuento de las supuestas "democracias" imperiales de Occidente ya nadie se lo cree...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Pericles:
Yo en lo particular no estoy de acuerdo con la invasión a Iraq, en primer lugar, porque respeto la autodeterminación de los pueblos.

Y tienes toda razón, si ellos no desean democracia, y quieren gobiernos que los dominen, pues elección de ellos y nadie debe llegar a imponerselos.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Jerry:
El problema es que usted sigue enfrascado en lo divino y lo religioso.

Si Israel se cree que es el pueblo elegido de Dios, es una situación religiosa milenaria, estamos hablando de 3 mil o más años hacia atrás.

Cuando usted entienda o comprenda que el problema del Medio Oriente el factor religioso ocupa un lugar en ese conflicto, entonces tal ves pueda entender no solo la posición de Israel, sino de todos los países que rodean al pueblo elegido de Dios a como usted a cada rato lo define.

Los kamikases palestinos, pues se sacrifican porque en el cielo no se cuantas vírgenes los esperan, los líderes llaman al Jihad, que es la guerra santa, bueno si la guerra santa no tiene un componente religioso entonces no se que es lo que lo tiene.

Porque los otros países desean también tener participación en Jerusalem, sino es por sus raíces religiosas, es mas la misma mesquita que esta sobre la roca de sacrificio de Israel, tiene un mensaje cien por ciento religioso, de parte de los musulmanes, sino la pudieron poner en cualquier otro lado.

Así que usted o yo, o cualquiera que No quiera entender la raíz religiosa, pues tendrá un sesgo histórico de miles de años, que jamás podrá superar.

Israel va a la guerra muchas veces porque el Líbano a permitido durante décadas, por tener un gobierno muy débil, que otros usen sus territorios como la OLP, para atacar a Israel, y eso paso con Hezbola.

Que al final el ejercito israelita persiguió en el Líbano, cuando Israel tenga sus fronteras seguras, y ningún grupo terrorista lo ataque desde sus fronteras, no tendrá la necesidad de bombardear o invadir a esos países que permiten ya que por debilidad o por consentimiento, el uso de sus territorios para atacar Israel.

Roberto Esmoris Lara dijo...

No estoy habilitado para opinar sobre un conflicto milenario, bíblico, totalmente fuera del registro tradicional del análisis político, pero me llamó la atención lo que me comentó un colega del diario cuando volvió hace unos 5 años de cubrir una serie de notas como corresponsal en Medio Oriente."Cuando me siento a recabar información off de record -me dijo- siento la real diferencia entre árabes e israelíes. Un militar israelí se pone a hablar del conflicto como si fuera nuestro vecino del barrio, y ni siquiera oculta alguna autocrítica. En cambio los árabes son inescrutables, y se refieren a la guerra como un mandato sagrado". El comentario me dejó pensando que la interpretación de la justicia en el reclamo de los territorios ocupados tiene una lectura "a la occidental" y otra lectura religiosa. El petróleo vs Alá o Mahoma, la cuña de occidente en el mundo árabe, los kurdos vs etc. Y Osama vs Coca Cola.
Traté de entender esta etapa del conflicto a través del razonamiento de un experto politólogo de estos lares, y cuando comenzó a delinear los primeros 150 diferentes fundamentalismos, pedí disculpas y mefuí a caminar un rato por la costa.
Por eso apreciaré mucho lo que puedas ir agregando acerca de este nuevo intento "pacifista" para el Oriente Medio.
Un abrazo
Roberto

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Roberto:
El conflicto tiene fuertes matices, religiosas, algo que Jerry no ha querido entender.

Creo que en Medio Oriente esta el choque de culturas, mas antiguo de la humanidad, donde se funden fundamentalismos religiosos y políticos.

Desde antes del año mil, Jerusalem ha desatado odios y amores, hay una frase que me gusta sobre Jerusalem, la ciudad que no vale nada, y al mismo tiempo lo vale todo.

Lo curioso es que árabes y judíos comparten una misma raíz, y aún así son irreconciliables, claro eso tiene un fundamento religioso, pero ese es otro tema.

Creo que siglos de dominio de la potencias de turno a través de la historia, y los ricos yacimientos de petroleo, hace de esta zona algo muy particular.

Este conflicto tiene tantas aristas, que es demasiado complejo, los intentos de paz seguirán, los israelitas siempre tendrán su Estado democrático, los árabes querrán tirarlos al mar, y ahí seguirá el conflicto.
Saludos

Terox dijo...

Una pregunta que me surge es qué papel juegan para Israel los asentamientos que hace en los territorios conquistados en 1967?. (Supuestamente, parte de Palestina, de acuerdo al acuerdo original de la ONU). Serán negociables? Serán reubicables?

En mi opinión, Israel debería bajarle la presión a la olla, en primer lugar, brindando trabajo y ciertas garantías a los palestinos que quieran mejorar sus condiciones de vida. Incluso, algunos de esos trabajos a lo mejor se puedan hacer del lado palestino, reduciendo la cantidad de tránsito de un lado a otro (con el problema de seguridad que conlleva).

Carlos Alberto Arellano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Warren Lee dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Warren Lee dijo...

Sencillo: Qué tiene que hacer oxidente, con x, no es error, es mensaje, ¿subliminal?, ni tanto, por allá, metido en líos ajenos. Ahora, claro que si uno ve un pleito desigual y tiene, uno, altura moral y objetivismo y razones humanitarias y... demás intensiones positivas, y no anda en busca de petróleo, plata=dinero o dóla... bueno, euros sería ahora, pues está bien intervenir de manera absolutamente positiva, para los que están en conflicto, claro, no para el "metiches" o el que interviene, siendo totalmente imparcial... pero veamos ejemplos en Africa, en los Balcanes, donde los gringos, ni siquiera la ONU es, fue o es Arte y Parte como se debe, porque... económicamente no es... negocio; no hay... ganancias... ni intereses, creados sí, bancarios no.
Saludos, Roy, y a todos los que visitan tu blog, que está... de película el sano intercambio de ideas y pensamientos. Felicitaciones.

Terox dijo...

Exacto, Warren, que ha faltado: negoxiación. Porque de todo lo demás sobra, sino para qué?.

Ricardo Tribin dijo...

Estimado Roy,

Muy acertada tu opinion de hoy sobre la crisis del medio Oriente. Abrazos,

Warren Lee dijo...

Este me lo publicaron hace un par de años, Roy, comparto:

"¡De puñales, serruchos y pañales!"
¡Demudar la Democracia!...Nuestro deporte favorito. ¡Jugar con ella!...Nuestra mayor afición. ¡Manipularla!...Nuestro mejor trabajo. ¡Abofetearla!...Nuestro ejercicio diario. ¡Hablar de ella!...Nuestro recreo y pasión. ¡Engañarla!...Nuestro placer. ¡Poseerla!...Nuestra incapacidad. ¡Pedirle perdón!...Nuestro destino…¡Algún día!

Bendita Democracia ¡Cómo te ultrajamos!
Ni te amamos, ni te queremos; te utilizamos. Y ante el menor problema en tus enaguas nos refugiamos.
Pero... si cada cuatro años por ella votamos. ¡No!... La botamos a diario e indiferentes, que es diferente y lo peor.

¡Puñeta!... Es que somos tan susceptibles.
No podemos hablar claro y de frente, ni dar y recibir crítica constructiva. No sabemos qué hacer con la polémica. Con cualquier cosa nos ofendemos. Al que no piensa igual lo señalamos como rival, enemigo o mínimo, nos cayó mal.
¡En conjunto tenemos tan baja autoestima!, de ahí tanta susceptibilidad.
Y como no somos francos y abiertos se nos metió con fuerza la hipocresía. Por ella es que andamos y nos la arreglamos con arma blanca en la mano. Aplicamos el serrucho en los pies o damos la puñalada en la espalda. Pero de frente, nada.
Por Dios, ¡qué pequeños y flojos somos!. Sí... hay que reconocerlo, para poder superarlo y crecer. Porque otro punto muy negro, es que nos da pavor o pereza ver y aceptar la verdad. Por ello la Democracia aquí ha caído en desgracia; ante tanto aspecto malsano de nuestra idiosincrasia.
Todo este embrollo nos impidió moldear un carácter sano y positivo; con gallardía, hidalguía y lucidez.
Somos inmaduros, viejos en pañales, de ahí nuestra altivez. Que hace que algunos se sientan muy grandes porque para arriba no vuelven a ver, y cierran su mente prematuramente.

Pues bien:
Del comunismo criticamos el forzar una ruta de acción, con pensamiento de rebaño, sin derecho a dar opinión. Pero aquí en nuestra Democracia algunos se molestan, porque no tenemos "metido" lo mismo en la cabeza, ¡Idiay!
¿No es normal que cada quién defienda su tesis con libertad? Parece que no. ¡Eso es retórica y demagogia!, dicen por ahí. ¡A caray! Mientras, otros juegan sus cartas debajo de la mesa. ¡Qué tristeza!
Por falta de capacidad para mantener muy digno una posición o para reconocer el error... nos "arrechamos", nos enredamos y nos obnubilamos. O por intentar defender algún planteamiento "doblado".

Por eso somos tercermundistas, porque un país es... según sus cabezas piensan.
Somos quisquillosos y manipuladores, como bebitos malcriados. Por eso creamos esta democracia, singular o de fantasía. También porque en nuestro cielo, "nublado", revolotea "aquel gen" latinoamericano.

En fin, ¡Que viva la libertad de expresión, carajo!.
Pa’ que la entiendan todos de arriba a abajo, pues ques más mejor así, sencillo. Con palabras de domingo, a más de uno lo endulzan y lo envuelven, o lo asustan y le apagan el bombillo.

Terox dijo...

Pues sí, como la verdad, que el que la tiene no lo ven, o si se la encuentran la desconocen. Y como quiera que sea, cambia de todas formas la desgraciada, eso es lo peor, porque no se sabe diferenciar una de otra, y esa de todas. En todas partes está y nadie la ve. Somos ciegos guiando a tuertos, que se dejan llevar para que no les saquen el ojo, qué les queda?. Y entre más la esconden, más se escapa, y más lejos llega, porque así es ella. No se deja, pero seduce. Pero hay que estar en guardia, cuando te dicen que la tienen, es por que no saben ni por donde anda. Será que algún día aprenderemos a compartirla y no a negociarla?

Carlos Alberto Arellano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Warren:
La democracia a sido muy manoseada, por eso en otras latitudes de nuestra América Latina, como que se esta trasmutando, y se esta convirtiendo en la dictadura de la mayoría, con líderes populistas, que ante tanto engaño, que han sufrido nuestros pueblos, votan por cualquiera que les diga lo que deseen oír.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Carlos Alberto:
El problema de Moore, es que no es judío, el pueblo elegido de Dios (lo pongo porque alguién que me honra con sus comentarios, como que le gusta ese termino) tiene un arraigo por esa tierra.

La primera judía que llego refugiada a América Latina, y que vivió el resto de su vida en Costa Rica, Lodka Rubinstein, lloraba al ver todo lo verde que se veía en nuestro país, y decía que porque la tierra prometida no era así.

Ahí esta la diferencia, el llamado de la tierra prometida para los judíos, es como el llamado de la selva, viene como ya en un chips, programada desde hace más de tres mil años.

Jamás se hubieran quedado en Baviera, no hubieran podido vivir en el país, o el parte de la tierra, del quien los quiso aniquilar, solo por ser judíos.

Además Jerusalem jamás bajo ninguna circunstancia, podría ser reemplazada por ningún otro lugar, ohhh Jerusalem cuantos han matado en tu nombre, la tierra que no vale nada y al mismo tiempo lo vale todo.

Por eso Israel hizo florecer el desierto, y le da calidad de vida a sus habitantes, algo muy extraordinario, que solo el amor por la tierra prometida, se pudo crear.

Ni los miles de millones de petrodólares, han hecho lo que un país como Israel a logrado.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Pericles:
Muy interesante tu escrito, como dije arriba, la democracia a sido muy manoseada.
Saludos

Carlos Alberto Arellano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos Alberto Arellano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jerry Espinoza dijo...

El comentario de Michael Moore es excelente. Me quitó las palabras de la boca. Seguir discutiendo sobre el valor histórico de ese "manual" me parece la peor estupidez actual de la humanidad.

Roy, los palestinos no se inmolan "porque van a tener vírgenes en el Paraíso", sino simplemente porque están DESESPERADOS.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Jerry:
Entonces todos los que están desesperados en el mundo se inmolarían según tu punto de vista.

Además lo de las vírgenes es un hecho real, es parte del premio por matar civiles israelitas, que tendrán de premio eso en el cielo, ya que la mayoría son hombres muy jóvenes.
Saludos

Jerry Espinoza dijo...

Me iamgino que "ese GRAN AMOR por la TIERRA PROMETIDA" también les ha dado fuerzas a los israelíes para masacrar a miles de hombres, mujeres y niños palestinos y libaneses...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Estimado Jerry:
Le puedo asegurar que el amor no tiene absolutamente nada que ver con lo que dices.

Usted no puede concebir amor por una tierra, ni que un Dios guié a un pueblo, hablamos idiomas diferente, a pesar que manejamos una lengua materna en común.

Yo puedo reconocer que hay palestinos honestos, trabajadores, padres amorosos, madres luchadoras, que esperan que sus hijos tengan un mejor futuro, porque se que lo hay.

Usted creo que no tiene la capacidad de raciocinio para reconocer si hay algo bueno en los hijos de Israel.

Saludos

Jonathan dijo...

Diferencias: Para Israel matar un palestino civil, es un error y un castigo para quien lo cometio.

Para los palestinos matar un civil israeli o judio (recordar atentados de AMIA y embajada israeli en buenos aires en 1994 y 1992 respectivamente, y en otras partes del mundo) es un acto de valentia, de lucha, motivo de celebracion y en nombre de la Jiad Islamica, y la desesperacion claro.

Jerry Espinoza dijo...

Vean otro ejemplo del "Gran amor de Israel":


TODOS SOMOS CÓMPLICES


Javier Ortiz


La Convención de Ginebra prohíbe atacar a la población civil de los países con los que se está en guerra.

Israel no admite estar en guerra con Palestina –ni siquiera admite la existencia de Palestina como nación–, pero ataca a su población civil por muy diversos métodos, incluyendo los muy crueles del sitio.

En tiempos remotos era cosa corriente: llegaban los ejércitos invasores a las puertas de una ciudad y, si quienes la gobernaban se negaban a rendirla, la sometían a asedio todo el tiempo que hiciera falta, para que la sed y el hambre hicieran el trabajo que sus armas no lograban.

Era una forma primitiva de terrorismo. El terrorismo consiste en eso: en aterrorizar a la población civil para que, desesperada, fuerce a quienes la gobiernan a hacer lo que de entrada no querían.

Los gobernantes israelíes están impidiendo que la población de Gaza reciba incluso las mercancías más elementales: alimentos, medicamentos, combustibles… Ahora dicen que se plantean dejarla sin el poco suministro eléctrico que todavía le toleran, después de haber bombardeado y destruido la única central eléctrica local.

Los lectores del Viejo Testamento sabemos de la crueldad del Dios de Israel, tan tolerante en materia de violaciones y estupros y tan expeditivo en el castigo de los desafectos, a los que, según cuentan sus Sagradas Escrituras, no dudaba en exterminar en masa cuando se enojaba.

Es esa concepción del mundo la que aplican sus hijos bienamados, en los que no sólo Él tiene puestas todas sus complacencias, sino también Bush y buena parte de los que controlan las finanzas y la industria del armamento mundial (lo cual, desde que a Yahvé le da menos por manifestarse, resulta más decisivo).

Todo lo cual me parece muy mal, pero peor todavía que quienes mandan en la Unión Europea hagan como que la cosa no va con nosotros y contemplen esa insoportable barbaridad, ilegal e ilegítima, sin mover un dedo. Me duele doblemente porque sus sueldos (los de los Solana, los Moratinos, los Prodi y demás burócratas de cuerpo y alma) los sufragamos todos nosotros con nuestros impuestos.

Me hacen sentirme cómplice. Y con razón, porque lo soy.