lunes, 2 de junio de 2008

Ataque preventivo de Israel: Una extensión de la política.

La guerra es una extensión de la política y, en algunos casos, de la economía. No hay forma de predecir totalmente los efectos de una conflagración bélica sobre la economía.

Antes de empezar la guerra contra el terrorismo, Israel inauguró en el siglo pasado la modalidad de ataques preventivos, al destruir el primer reactor nuclear iraní. Hoy vemos con gran preocupación que se dé un ataque fulminante de parte de Israel, contra la nueva central nuclear, trayendo con eso un efecto multiplicador a nivel global. Con aumentos en los precios del petrolero a niveles nunca conocidos, y un foco de tensión que haría un reacomodo de todo el mapa político y militar de Oriente Medio, en conjunto con las principales potencias del mundo.


¿Vería Arabia Saudí con buenos ojos un eventual bombardeo israelí de las instalaciones nucleares iraníes? Esta pregunta se repite con cada vez más frecuencia, y a ella no son ajenos los propios saudíes. Que Israel, que recién ha cumplido su 60º aniversario, perciba en Irán una amenaza existencial y esté dispuesto a todo con tal de conjurarla, no sorprende. Que Estados Unidos vaya a asumir sin rechistar las consecuencias de una acción militar israelí en este sentido, tampoco resulta una novedad. Pero que Arabia Saudí, y con ella las monarquías petroleras del Golfo también estén comenzando a considerar el programa nuclear iraní como una amenaza existencial, hasta el punto de estar preparados para mirar para otro lado en caso de un bombardeo israelí, da cuenta de hasta qué punto Oriente Próximo y el golfo Pérsico se han convertido en una zona donde la política, la guerra y las oportunidades diplomáticas están en continuo movimiento.


Estos días preocupa, y mucho, la sospecha de que la Administración Bush, tras una dura lucha interna, habría dejado en manos de los israelíes la elección del mejor momento para destruir las instalaciones nucleares iraníes situadas en Natanz. Como ocurrió en 1981 al bombardear el reactor iraquí de Osirek, así como hace unos meses, al destruir la aviación israelí las instalaciones que el régimen sirio estaba construyendo con ayuda norcoreana, Israel actuaría ahora como líder y Washington como mera comparsa. La renuncia en marzo del almirante Fallon, responsable del Mando Central estadounidense para la región, tras criticar el ardor guerrero de su Gobierno respecto a Irán, es un dato a tener en cuenta.


Dado el récord de Irán y sus aliados, desde el Mahdi en Irak, Hamás en Gaza o Hezbolá en Líbano, la perspectiva de una bomba chií no deja tranquilo a nadie. Pero las consecuencias de un bombardeo israelí son tan temibles como el propio programa nuclear iraní: en el mejor de los casos, la represalia iraní, que seguramente se dirigiría a intentar interrumpir las exportaciones de petróleo del Golfo, podría catapultar el precio del crudo hasta precios de infarto en un momento ya marcado por una aguda crisis energética, alimentaria y crediticia. Pero lo que realmente preocupa es el realineamiento de las relaciones de poder que conllevaría un Irán nuclear en una región que sigue siendo el epicentro de todas las tensiones que hay en el mundo. Por ello, hay quienes ven en las insinuaciones saudíes una invitación explícita para que Europa se implique más decisivamente en la región y haga valer su peso económico y diplomático.



Located in the Iranian desert, the Natanz uranium-enrichment facility has been shrouded in secrecy. Many of the buildings there, visible in the aerial image from September 2002 on the far left, are now out of sight, buried underground, near left. The site is also protected by anti-aircraft guns and barbed wire.


Habían pasado apenas unos minutos de la medianoche, el 6 de setiembre, cuando los caza F-15 del Escuadrón 69 de la fuerza aérea israelí cruzaron el espacio de Siria. Se dirigieron hacia el noroeste, a unos pocos kilómetros de la frontera con Irak. Allí los esperaban los hombres del comando Shaldag, uno de los mejor entrenados del mundo, que ya estaban enviando señales con rayos láser para marcar el objetivo a los aviones. Un momento más tarde la planta de investigación agrícola en la orilla del Éufrates era alcanzada por las bombas y quedaba reducida a un manojo de hierros retorcidos.

Israel había realizado una de sus operaciones más exitosas. Siria había sufrido un ataque mortal. Pero nadie decía nada. Fueron fuentes de inteligencia de Washington las que revelaron la noticia una semana más tarde. Pero sin detalles.

A Public Tour of a Secret Iranian Nuclear Site
In cavernous underground halls roughly half the size of the Pentagon, Mr. Ahmadinejad walked past rows of Iran's first generation of machines, known as the P-1, which was based on a Pakistani design sold on the nuclear black market. The temperamental machines broke down frequently in the early days. One Iranian study traced the failures to centrifuge assembly when technicians, working with bare hands, inadvertently left behind clusters of microbes. That minuscule weight was enough to throw the whirling machines off balance and cause them to malfunction.

Mr. Ahmadinejad visited what appears to be a control room for centrifuges in the buried halls. Other photos in the series suggest that each monitor shows the status of a group of 164 centrifuges, known as a cascade. To date, Iran has installed 3,000 of the temperamental P-1 machines at Natanz, and recently began expanding that number to 9,000. Ultimately, it wants to have 54,000 centrifuges running around the clock, year after year.


In the Pilot Fuel Enrichment Plant, one of the site's above-ground buildings, Mr. Ahmadinejad examined a carbon rotor for a new generation of centrifuges known as the IR-2, for Iranian second generation. A hand in the foreground holds what appears to be a bellows. The specialized part is difficult to manufacture but can link rotors together to make a long centrifuge that more quickly enriches uranium. A bellows is not believed to be used in the IR-2 machines now under development but may be part of an experimental program.


Mr. Aghazadeh, head of the Atomic Energy Organization of Iran, in front of empty stands for new centrifuges in the pilot plant. In the background, a cascade of IR-2 machines appears to be undergoing installation in an area that previously held P-1 centrifuges. Historically, the Iranians have used the pilot plant to test new centrifuge technology before its introduction into the buried halls, which are meant for mass production and industrial-scale enrichment.


Que Estados Unidos negocie con Irán resulta urgente. El problema es que, como ha resaltado recientemente Henry Kissinger, Ahmadineyad no parece haber decidido todavía si quiere que Irán sea un Estado o una ideología. En el primer caso, Obama, el almirante Fallon y los europeos tendríamos razón al buscar un acomodo con Irán, confiando en su transformación, hacia dentro en términos de progresiva liberalización política y económica, hacia fuera vía su socialización como actor indispensable para la cooperación regional. De hecho, la reciente visita de Ahmadineyad a Bagdad es una clara señal de que la diplomacia iraní también ha comenzado a percibir el inmenso potencial, y los beneficios, de una política exterior inteligente.




Pero si Irán insiste en ser una ideología, no sólo confirmará los peores presagios de los israelíes, sino también de sus vecinos, que aunque sea soterradamente, acabarán configurando una gran alianza regional para aislar al régimen iraní. De seguir así, Ahmadineyad se podrá atribuir el mérito de haber reunido a Estados Unidos, Europa, Israel y Arabia Saudí bajo un mismo techo estratégico, facilitando el consenso en torno a una política de contención hacía Irán a la que difícilmente China y Rusia podrían oponerse.

Paradójicamente, estas circunstancias tan difíciles ofrecen a Europa una importante oportunidad para acercarse a Arabia Saudí y a las monarquías del Golfo con el fin de reforzar una relación que en los últimos años viene adoleciendo de numerosos problemas. Evidentemente, este acercamiento no es fácil, pues hay muchas cuestiones difíciles, entre ellas las relacionadas con la democracia y los derechos humanos, pero también existen enormes oportunidades que deben ser exploradas en el campo de la tecnología, los servicios e incluso la educación. La cuestión es: ¿sabrá Europa aprovecharlas?

JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA

7 comentarios:

Evan dijo...

Acabo de ver esa noticia, amenazan con desaparecer a Irael del mapa...

:(

Un besito!

Hace mucho frío aquí!

Terox dijo...

Como decía Mafalda: "Paren el mundo que me quiero bajar!"

Jonathan dijo...

Es muy dificil el tema.
Como dice Evan, el presidente irani amenaza constantemente con hacer desaparecer a Israel del mapa, ante esto es logico que quieran destruir cualquier intento de llegar a una bomba nuclear. Pero lamentablemente las consecuencias podrian ser catastroficas.
Que se puede hacer entonces contra un loco?. Alguien tiene la solucion?.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Evan:
Siempre pasa eso, últimamente quieren de nuevo desaparecer a Israel del mapa.
Saludos

Terox:
Que problema y ¿donde se iría a bajar Mafalda?
Saludos

Jonathan:
Es muy compleja la situación, creo que Israel y los EU ya midieron las consecuencias de un ataque preventivo, creo que solo es cuestión de tiempo, ya que se amenaza constantemente.

Además es complejo, ya que hay fotos del reactor nuclear, donde trabajan muchos civiles, el primer ataque preventivo, pues lastimosamente no había fotos ni nada.

Habría que ver la reacción de la comunidad internacional, ante un confrontación en el Oriente Medio.
Saludos

Pericles está Loco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pericles está Loco dijo...

A no, si los israelitas están con toa la pata, como sobrinitos preferidos del Tío Sam... y, en cuanto a ataque preventivos, Dius guarde les hubiesen aplicado lo mismo porqueee... yame imagino amás no jamas de uno pegando así cobrin brinco... asíiii, asíiiii cobrin.

En cuantoa Irán, más diun árabe país por puro negocio ledael apretón de manos a Bubu, por ennnde o conciguiente -a carajo-, nosele mete alos judíos, y como los iraníes son persas hino árabes, pues solitarios o sólidos quedannn, como dicenen nuistro campo, los dejan sólidos... claro que ahora Irán nues pan... midoco comido, machos, chillas.

Qué gacho; nolo jodi Mafaldita, lo godidigo y/o...

Nos vidrieras thransparentes y clarinetas...

¿Yaaaaaaaa la vieron, oselas dibujo...?

fede dijo...

Bastante preocupante, el sábado sale publicado en el periódico La Nación que Saul Mofaz, ministro de Transportes y ex jefe del Estado mayor del estado de Israel da declaraciones donde no se descarta la destrucción de las instalaciones de Natanz. De inmediato esto ayudó a disparar el precio del petróleo a $ 138. No hay duda que la intervención de EEUU en Irak, hizo que se terminara de disparar el precio del petróleo ayudado por la industrialización de la China y la India. Pero hay que darle espacio a la diplomacia y ver si verdaderamente Irán quiere su terminal nuclear para producir electricidad y otros fines pacíficos.