miércoles, 25 de junio de 2008

Allende, a los 100 años de su nacimiento

Se cumple el centenario del nacimiento de Salvador Allende, el socialista que quiso hacer una revolución en democracia. Los golpistas se lo impidieron, pero las alamedas de la libertad volvieron a abrirse en Chile


Sostenía que la libertad es el espacio ideal para construir una mayor igualdad.

Allende siempre actuó en el marco de las instituciones constitucionales.

Isabel Allende, hija del ex presidente chileno, en la exposición

El 26 de junio, se cumplen 100 años del nacimiento de Salvador Allende. Un nombre cuya huella no sólo dejó su impronta en la historia de Chile, sino también en el imaginario político del mundo contemporáneo. Los 100 años de Allende no fueron de soledad, sino de compromiso creciente con los pobres y postergados, con los soñadores de sociedades más justas y con los impulsores de un orden internacional sin dominadores y dominados.


Por eso, esta conmemoración también nos convoca a una pregunta esencial: ¿por qué los Mil días de Allende como presidente de Chile han capturado la imaginación de tantos en todo el planeta? Esa experiencia suscitó emociones mayores, también discusiones profundas, al igual que sueños derrumbados cuando bullían los entusiasmos. Algo especial hubo allí, capaz de provocar una tremenda ola de solidaridad que movilizó a hombres y mujeres de todos los continentes.




Tal vez porque aquélla fue una experiencia inédita. Como Allende lo dijo: "Pisamos un camino nuevo; marchamos sin guía por un terreno desconocido; apenas teniendo como brújula nuestra fidelidad al humanismo de todas las épocas".

Esos Mil días tuvieron lugar en un Chile republicano. Un país respetado en el mundo por la forma como, a poco andar de su independencia, estuvo en condiciones de cimentar una república en bases sólidas. Durante el siglo XX esa república fue capaz de abrir espacios a una creciente movilidad social y a una clase media forjada a través de un sistema educacional gratuito, laico y abierto a todos.

En ese contexto, Allende entendía la acción política como una tarea de pedagogía y organización y así fue factor determinante en la creación de una izquierda cuyo crecimiento social, cultural y electoral él mismo promovió y buscó ampliar. Ya en el Gobierno, intentó hacer grandes cambios y algunos de sus logros -como la nacionalización del cobre- encontraron pleno respaldo político de todos los sectores. Pero las transformaciones profundas de la estructura productiva no pudieron concretarse, porque no hubo mayorías parlamentarias para respaldar el proceso. Y la política saltó del debate institucional parlamentario a la calle.

No alcanzó a comunicarlo a la ciudadanía... Frente a la quiebra institucional, Allende responde con el testimonio profundo de sus palabras y su acción: "Trabajadores de mi Patria: quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley". Y así lo hizo.

Hoy, a 100 años de su nacimiento, vivimos otro Chile, otro escenario internacional sin la guerra fría, pero con los peligros propios de un proceso globalizador que no tiene reglas. La forma en que hemos sido capaces de encarar la transición de dictadura a democracia en Chile ha sido vista por muchos con admiración, la tarea se ha hecho rescatando los valores democráticos y republicanos en que Chile asentó lo mejor de su historia.

A los 100 años de Allende reconstruimos el optimismo desde lo profundo de sus propias palabras: "Más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor". Y nos dicen algo más: esas grandes alamedas hay que cuidarlas día a día, fortalecerlas día a día, para seguir transitando por ellas hacia destinos mejores. La democracia es, en última instancia, ese conjunto de árboles sólidos, diversos y entrelazados por donde el ser humano quiere ir buscando la oportunidad de sus sueños. Es la lección que nos dejó Salvador Allende.

Ricardo Lagos es ex presidente de Chile y presidente del Club de Madrid.

13 comentarios:

RAMMSES dijo...

Juzga la historia. ¿Sería Chile lo que es ahora sin Pinochet?
Ciertamente Chile es un ejemplo de con-cer-ta-ción.
Un abrazo Roy

fede dijo...

Interesante figura política chilena, Salvador Allende Gossens, médico de profesión. Senador, presidente del Congreso, pierde 3 elecciones presidenciales antes de acceder ante Ibañez del Campo, Alessandri y Frei Mongalva. Casado con Hortensia Bussi y padre de 3 mujeres Maripaz, Beatriz(fallecida trágicamente en Cuba) y Isabel. Gran seductor de mujeres y le costó 3 elecciones poder seducir a su pueblo para poder ser electo como ya señale. A pesar de su cercanía con Fidel Castro con el Che y los grupos revolucionarios de América Latina de la época nunca dijo que la vía armada era el medio para llegar al poder en su país. Su programa económico en un país de mucha desigualdad económica generó problemas políticos que generaron hiperinflación y otros pero fue elegido para eliminar esa enorme brecha social. Figura apasionante de la historia latinoamericana del siglo xx, fallece trágicamente en los lamentables sucesos del 11 de septiembre de 1973 en el mismo y majestuoso Palacio de la Moneda que por ciero hay un busto de el en el parque que da a la puerta principal del palacio erigido recientemente en su memoria.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Roy:

Me gustó este recuerdo de Salvador Allende. Tristísimo final para este hombre.

Demócrito de Abdera, allá por el siglo V antes de Cristo, dijo que prefería la pobreza en una democracia a la riqueza en una tiranía. (Sus ideas fueron suprimidas y se hizo todo lo posible por disminuir su influencia en la historia.)

En matemáticas, en física, en literatura, en los deportes, los grandes hombres y mujeres pueden llevar adelante sus sueños, Por eso alcanzan sus metas y hacen historia con sus triunfos.

Pero en política, todo es diferente. A los grandes hombres y mujeres de la política, a aquellos que sueñan con una sociedad mejor, no les dejan cumplir sus objetivos. O los derrocan o los asesinan.

Buenas noches.

Roberto dijo...

Bueno, desde que estudiaba Estudios Sociales se me plasmó la idea de la limpia democracia electoral de Allende en Chile. Considero que a estas alturas tu articulo confirma dicha concepción.

Terox dijo...

Un triste pero heroico final para Allende, pero que resultó el comienzo del Chile actual.

Hoy es casi imposible pensar que se pudieran volver a vivir los horrores de Pinochet.

Gizela dijo...

Qué lindo y justo recordatorio.
No hay necesidad de decir más nada.Tú lo has dicho todo, de una manera muy justa.
Un abrazo Gizz

Cromatica dijo...

Buena reseña amigo Roy, de un hombre que aporto a latinoamerica aires de libertad.
Lastima que existan hombres que cegados por el poder, acaben con la vida de lo que si piensan por otros.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fede dijo...

Roy la remembranza fue sobre Allende, sería terrible escribir algo bello sobre Pinochet¡ que horror¡que dedazo'

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Fede:
Que error más grande lo voy a corregir, gracias por decírmelo.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

rammses:
Definitivo, la historia de las naciones no solo la escriben los grandes hombres, sino todos los otros también.
Saludos

fede:
Bella remembranza sobre Allende, y detalles muy interesantes, como siempre muy bueno.
Saludos

Carlos Alberto:
No sabes cuánto disfruto tus citas, son tan bien escogidas para el post, que me da un gusto leerlas.
Saludos

Roberto:
Gracias y bienvenido.
Saludos

Terox:
Dios te haga prefecta, ya que la historia es circular, y muchas veces nosotros los seres humanos no aprendemos.

Allende simplemente un verdadero luchador.
Saludos

Gizela:
Gracias, aunque el artículo es del ex presidente chileno, al final está el enlace.
Saludos

cromatica:
Es cierto, pero creo que sin Pinochet, la historia habría sido otra.
Saludos

Cromatica dijo...

Gracias Roy por tu mensajito, te cuento que mi acordonamiento se debe a que ya regrese a tiquicia, estoy desde el martes y entre lo de la mudanza el viaje y todo lo demas, me ha quedado poco tiempo para estar sentada!!

Un beso y un abrazo aqui con sabor a tiquicia!

BELMAR dijo...

Grande "Chicho" Allende!!! Estoy por publicar en PALIMPSESTO una fotografía de un amigo en conmemoración de los 100 años...