domingo, 2 de diciembre de 2007

TLC-plus


El intento de meter un TLC-plus por el que no se votó, usando las leyes de implementación, demuestra que la democracia es más que decidir por mayoría de votos y que las minorías tienen derecho a criticar y hacer oposición para garantizar el buen gobierno.

1-. La apertura de la ley general de Telecomunicaciones excede o no Cafta?-


La apertura de telecomunicaciones excede CAFTA. El proyecto dictaminado en Comisión regula un tema mucho más polémico que la propia Telefonía Fija y es las concesiones inalámbricas que se otorgarán a redes convergentes. Estas redes van a tener la posibilidad de brindar los servicios que tecnológicamente sean posibles ( si hablamos de que hoy todo es paquete de datos entonces la misma telefonía fija IP que ya suministran los café Internet, estará en un marco de competencia regulada)


2-. Era importante la moción para incluir la telefonía fija dentro del marco de apertura?


No era importante, no lo es, y no lo será. Lo increíble de esto es que hoy algunos sectores insistan en que una apertura mas allá de TLC es peligrosa porque se violenta lo que el electorado definió y hacen eco de lo que reportó La Nación días atrás. La pregunta de fondo es porque los grupos empresariales sabiendo que la apertura de telecomunicaciones SIEMPRE HA EXCEDIDO CAFTA porque hasta hoy se pronuncian solo en relación de la telefonía fija que no tiene la mayor importancia estratégica.? Lo que pasa es algunos grupos empresariales que hablan de un presunto Asalto a la buena fe , no se leyeron el proyecto y protestaron hasta que la Nación hiciera un reportaje con una verdad parcial, la telefonía fija se abriría a la competencia, pero el efecto es el mismo en el proyecto con concesiones inalámbricas en redes convergentes. La verdad de fondo es que todo el mercado se abre y por supuesto que en esto estoy totalmente de acuerdo


Es evidente que Costa Rica ha tenido cierto grado de desarrollo en los últimos veinte años, pero no ha sido por voluntad propia sino a rastras, es decir, prácticamente por ósmosis de las tendencias mundiales. En contraste, países como Panamá han decidido ser gestores de su propio desarrollo y, proactivos, han tomado las medidas de apertura correspondientes.


El ataque de las cámaras a una apertura más amplia en telefonía fija demuestra esta mentalidad nacional. El ICE descuidó sistemáticamente este campo para dedicarse a las redes celulares, perjudicando con varios años de atraso a los solicitantes de línea fija. Las cámaras optaron por callar la parálisis del ICE, en vez de ser promotores activos de generar alternativas a través de la competencia.


Recordemos que la apertura en telecomunicaciones hubiera sido nula si se hubieran cumplido las intenciones de Trejos y demás miembros del gobierno. Solo una ágil jugada de la Asociación de Consumidores Libres puso en jaque al gobierno y logró la incorporación de la apertura al TLC. De lo contrario, tendríamos que esperar dos o tres décadas más con monopolio, como se pretende con la telefonía fija. Esto da esperanzas sobre el futuro de Costa Rica, porque indica que ciudadanos patriotas y comprometidos, inteligentemente organizados, pueden ayudar a desentrabar lo que políticos y grupos de interés mantienen bloqueado.


Mis créditos a Palestra económica.

7 comentarios:

Terox dijo...

Lo que pasa es que la forma importa mucho, no sólo el fondo. El fin no justifica los medios. Y menos aún en "política democrática". Aparte de la conveniencia o no de ir más allá del TLC, primero hay que cumplir con contenido del mismo, ANTES de entrar a discutir posibles extensiones, a menos que haya una amplia anuencia en la Asamblea.

Carlos Alberto Arellano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Concuerdo contigo, creo que esto demuestra el poder de ciertos grupos, que por jugársela para incrementar sus meganegocios, a veces atentan contra la misma democracia, creo que este es el problema de los políticos/empresarios, que no distinguen ese límite entre lo público y lo privado, que es casi imperceptible para algunos, y que al final pueden corromper y dañar duramente el juego democrático.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Carlos:
Es que a veces las minorías, no son tan minorías, en Costa Rica a veces la diferencia es pírrica, y las minorías están tan cerca de las mayorías, que a veces los gobernantes de turno lo no ven.

Eso sin desestimar a las mayorías, pero en el juego democrático, tenemos todo el derecho a berrear (a como se dice en Costa Rica), contra los abusos, o la tiranía de la mayorías.
Saludos

Oak dijo...

Esto esta "jalao'el rabo" ya que las famosas 12 leyes ahora resulta que son 14.

2 que aún no han sido enviadas al congreso y que COMEX las tenía bien guardaditas, como el gol de media cancha de la telefonía fija, que quisieron dar.

Por eso se llama el TLC-Plus porque dentro de esas leyes, existen capítulos que fueron agregados post-TLC y creo que eso no se vale.

Lo difícil de entender es esconder y defender argumentos indefendibles por el simple hecho que la mayoria dijo Si al TLC.

Estoy de acuerdo de que la agenda paralela pase, no es mi punto, pero que desde el principio se hubiera entrado con la verdad, hubiese sido más fácil.

Como te he comentado en otros posts, dudo que pase la agenda paralela.

Y como también lo mencioné, espero equivocarme.

Un abrazo

Terox dijo...

Tranquilo Oak, la agenda va a pasar, aunque tarde, pero pasa...

Warren Lee dijo...

Así se mueven las cositas por aquí... se dice una cosa y luego se, se quieren salir, no por la tangente, por todo lado o por donde se pueda o uno se deje o nos dejemos... y como por aquí somos tannn dejados, qué tirada, qué difícil panorama.
Por eso, como ejemplo, Jaime Ordóñez, según contó clarito, se pasó del Sí, sí, sí... a un rotundo ¡NO; NO; NO! Porque como bien lo explicó, en aquellas negociaciones la gente del gobierno planteaba una cosa y luego, por debajito o a escondidas salían con otra. Una para convencer y otra cosa era la que quería hacer, aplicar, introducir o meter en el TLC o con él. Uno de los detallitos de nuestra querida idiosincrasia es éste... no hablar claro, hablar a medias, o por debajo... por conveniencia...