viernes, 17 de octubre de 2008

LA CRISIS DEL CAPITALISMO


Algunos comunistas creen que la inestabilidad económica mundial que estamos viviendo le abrirá las puertas a un socialismo del siglo XXI. Pero no será así. Sin embargo, es necesario cambiar la forma de conducir el sistema capitalista sí queremos evitar la anarquía o el neototalitarismo. La reforma capitalista que comenzaran, en la década de los ochenta, Ronald Reagan y Margaret Thatcher y expandió el crecimiento mundial, el empleo, la prosperidad e impulso la “mundialización” de la economía llegó a su fin. Del neoliberalismo tendremos que pasar hacia la economía social de mercado, con una fuerte intención y praxis en pro del desarrollo de los sectores económicamente limitados o desposeídos. Tampoco se podrá hablar de economía mundial sana si esta no incluye a los países no desarrollados.


La mano invisible del mercado que debió equilibrar la economía y generar riqueza y bienestar para todos, funcionó en principio durante un tiempo en algunos países, pero en el mediano plazo condujo a abusos corporativos, a prácticas deshonestas, a enriquecimientos ilegítimos, al capitalismo salvaje y a la presente crisis de la economía mundial. El balance del neoliberalismo en Latinoamérica fue francamente negativo.


No obstante, el capitalismo probó durante un siglo que no tiene alternativa válida, porque su antítesis, el comunismo, demostró su inviabilidad en la extinta Unión Soviética, en China, en Cuba, en Corea del Norte y en todos los países que lo intentaron.

La dictadura del proletariado y la negación de la propiedad individual acarrean pobreza porque suprimen el incentivo personal. Los supuestos de igual remuneración para igual empleo, a cada quien según su trabajo, en la fase socialista, y a cada quien según su necesidad en la fase comunista, congelan la productividad, y la falta de libertades niegan la creatividad, el ingenio y la iniciativa de inventar.


Un capitalismo regulado con intervención del Estado, genera mas riqueza, progreso y felicidad que el comunismo, sistema que empobrece a los que más tienen y vuelve miserable a los más pobres, además de destruir a la clase media.

Cuando la crisis de la década de los años treinta, el siglo pasado, John Maynard Keynes escribió una teoría económica como respuesta a la gran depresión que incluía una “política fiscal” para intervenir el mercado y regularlo. Sin quebrantar las libertades de los ciudadanos y sin coartar libertades, los países democráticos del mundo enfrentaron las crisis con un capitalismo reformulado a la altura de esos tiempos. Otras naciones pensaron que mediante un control férreo del Estado y con una planificación centralizada lograrían mejores resultados. No fue de esta forma, el fascismo en Italia, el nazismo en Alemania y el comunismo en los países que lo practicaron pagaron un alto precio social sin tener el éxito esperado. La dictadura del proletariado hizo a los trabajadores del socialismo comunista más desheredados que el capitalismo.

Tenemos dos sistemas que nos han mostrado históricamente sus desempeños. Ahora debemos dejar atrás al capitalismo salvaje y avanzar al futuro. La salida no puede ser hacia el pasado.

Por ahora, apostamos al capitalismo en función social o economía social de mercado, o como dicen los chinos, hacia un “socialismo” de mercado, pero con pleno ejercicio de las libertades, las prácticas democracias y la observancia absoluta de los derechos humanos.
Vladimir Gessen

17 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

extremos
dos tintos de una misma copa...
embriagadores y bulliciosos
pero el Hombre
Dónde queda??

Terox dijo...

La gracia es balancear un plato en la punta de un alfiler... jajaja.

La naturaleza humana delimita los sistemas. La misma iniciativa individual y la "búsqueda de la felicidad" que mueve a la economía de mercado, puede degenerar en un círculo vicioso donde se margine a un amplio sector de la población de las oportunidades de movilidad social. Pero si Ud quita ese individualismo, pues, también se va todo al carajo.

La virtud está en el medio, como decía Aristosteles... (me acabo de antojar de un "borracho" de panadería, ¿todavía existen?).

PAOLA dijo...

Dos extremos de un mismo ovillo, dos ventanas y la salida que es hallar el equilibrio.Living in balance"
El ser humano evoluciona o involuciona, pero no se queda quieto, está en nuestra esencia saber qué queremos para las futuras generaciones.

Como siempre, deleitándome con tus conocimientos y la claridad de tus palabras.
Un abrazo

Amorexia. dijo...

Insisto en que hay que tener paciencia, esto ya pasará.

Rob Rufino dijo...

El capitalismo será lo que nosotros permitamos que sea. Cada uno desde su modesto lugar tiene que luchar para que los que menos tienen, tengan al menos la posibilidad de crecer y superarse en base a su propio esfuerzo.


Saludos,

Rob.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Amigo Roy, te dejo algunos apuntes:

·El "mercado" no es una entelequia atemporal sino una institución normativa histórica y ha venido siendo modificado durante las últimas décadas mediante sucesivas reformas (la famosa desregulación) en beneficio primordialmente de la actividad especulativa.

·El mercado real en la actualidad rezuma especulación por todos sus poros y los inversores-especuladores han interiorizado profundamente el "instinto de enjambre" durante las últimas décadas locas.

·Los fondos de inversión y los fondos Hedge (como en el video del post anterior) se imitan las estrategias de inversión unos a otros (si se equivocan, el error lo habrán cometido todos y así el manager, gestor del fondo, evita responsabilidades) exacerbando así la magnitud de los ciclos especulativos.

Por últmo:
No creo que se vuelva a ningún tipoo de socialismo, ni siquiera el de mercado, pero tendremos que aprender a sobrevivir inmersos en una economía de burbuja crónica global.
Se salvarán, creo, los países que puedan fortalecer sus mercados internos con alianzas regionales.

Abrazo, Roy
REL

Graciela L Arguello dijo...

Excelente el post, coincido en que la era del capitalismo salvaje debe dejar paso a nuevas formas de participación de la riqueza, que es al fin un invento en sí misma.
Conceder valor a una moneda no es otra cosa que una ficción universalmente aceptada. Si demuestra su fracaso, es hora de inventar otras ficciones. Un beso Graciela

AriaDna ♥ dijo...

Muy buen post Roy como todo lo que siempre nos dejas

Besitos y cariños para el finde

Cornelivs dijo...

Coincido con tu analisis, Roy, no creo que haya llegado aún la hora de la izquierda. Eso si una renovación de ese capitalismo neoliberalista si creo que sea necesaria, en los terminos que muy bien indicas.

Un cordial saludo.

MARY CARMEN dijo...

dISTINTOS.
dIFERENTES
DOS EXTREMOS

Y LO QUE DEBE SER Y OCUPAR AL REALA TENCIÓN DÓNDE ESTA?

LE INVITO APASAR POR MSI BLOGS

WWW.WLAKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM Y DE AHÍ AMSI OTROS BLOGS

LE SALUDO Y DEJO PAZ

MARY CARMEN

Godiva dijo...

me parece muy interesante tu análisis del capitalismo, y muy realista. El comunismo, como otras formas son prácticamente utópicas, y hay que buscarle la vuelta para salir del sistema que nos va a conducir a algo aún peor.
Un saludo grande

Carlos Solis dijo...

Que buen y balanceado post, te felicito.

Por cierto, deberias poner los feed de ticoblogger ya que los recibis.

SAludos

mi despertar dijo...

Te cuento El martes votaré por adelantado. Después les cuento besos y buen domingo para vos.

Barqueritos dijo...

Capitalismo salvaje, socialismo utópico y ahora socialismo de mercado, para llevar con papas y refresco grande por favor...

Hace falta un tiempito de espera para ver que sale del horno, no significa que no limpiemos la cocina y busquemos nuevos ingredientes.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Lichazul…elisa:
El hombre queda en medio de esa lucha ideológica y muchas veces es arrasado sin ninguna piedad.
Saludos

Terox:
Creo que Aristóteles tenía mucha razón deben haber equilibrios y contrapesos, nada se puede dejar a la libre ya que los entremos siempre son dañinos. Por eso estos sistemas al extremo han demostrado que entran en crisis cada cierto tiempo y al final colapsan y llegan a tener un dinamismo trágico en la vida de los seres humanos y en las economías.

Pues si los borrachos aún existen, en las pulperías aún los venden y no sea tan antojado.
Saludos

Paola:
Hay que buscar el balance como bien explicas.
Saludos

Amorexia:
Claro que pasara lo que no sabemos es hacia que nuevo sistema vamos a trasmutar, ya que esta crisis no creo que deje las cosas como se estuvieron dando en los últimos veinticinco años.
Saludos

Rob Rufino:
El problema Rob es que nosotros como personas individuales no podemos hacer nada contra la gigantesca maquinaria especulativa y ambiciosas que se da a esos niveles de gerencias y ejecutivos, que llevaron a este desastre de clase mundial.
Saludos

REL:
Muy buenas esas definiciones, y creo que las alianzas regionales como bien apuntas nos ayudaría a sobrellevar esta tremenda crisis global.

Pero en Costa Rica aún estamos discutiendo el Tratado de Libre Comercio de Centroamérica y República Dominicana y EEUU, como dijo un comentarista, ese es aliarse o comerciar con un moribundo, aunque sea temporalmente su crisis existencial ya que el mercado es un entre sin raciocino el que lo corrompe son las personas que manejan las especulaciones y los gigantescos fraudes.
Saludos

Graciela Arguello:
El capitalismo salvaje se comió la gallinas de los huevos de oro, y ahora anda dando tumbos sin saber que poder comerse, ya que no se sacia con nada. Esperemos que las cosas cambien radicalmente.
Saludos

Ariadna:
Muchas gracias y buen fon de semana para ti también.
Saludos

Cornelivs:
Es hora de un cambio en las reglas de juego internacional, no podemos depender de la estabilidad del sistema económico mundial, el estar en manos de unos cuantos especuladores que llevan cada cierto tiempo a las crisis del capitalismo.
Saludos

Mari Carmen:
Distintos y extremos diferentes, gracias por tu visita y por tu invitación me daré una vuelta por tus blogs.
Saludos

Godiva:
Gracias por tu comentario y bienvenida. Creo que ambos extremos han demostrado que no pueden ser exitosos, hay que buscar un intermedio que pueda romper ese circulo vicioso de crisis recurrentes cada tiempo, la circularidad de la historia económica se llama eso.
Saludos

Carlos Solis:
Gracias por el comentario y deberías explicarme eso de ticobloguers jaja no se que es los feed.
Saludos

Mi despertar:
Estaré esperando tu voto y que nos cuentes como te fue y como ves las elecciones desde muy adentro del sistema, como diría un autor desde la América profunda.
Saludos

Barqueritos:
Ese final parece anuncio de la Mac jaja, pues si todos los análisis son meras especulaciones hay que esperar a ver que sale del horno como bien apuntas.
Saludos

fede dijo...

Interesante artículo quiero rescatar la figura de John M. Keynes, hoy estuve leyendo algo de el en un periódico costarricense que se llama Ojo. Efectivamente defenestrado en los 80´s por los liberales económicos en los principales centros universitarios de Occidente donde se adopta el Reaganomics y el credo Thatcherista. Nacido en el año de 1883 paradójicamente en el año de la muerte de Karl Marx, este hombre polifacético que además de economista fue amante de las artes casado con la bailarina rusa Olga Lipukova. Le tocó vivir la Inglaterra Victoriana del conservadurismo moral y frecuentaba un grupo de intelectuales más liberales en el sentido británico que incluía a la gran escritora Virginia Wolf entre otros. Hizo una fortuna personal haciendo una llamada diaria a su corredor de bolsa de Londres. Después de la 1era Guerra Mundial escribe su monumental obra corta Las Consecuencias Económicas de la Paz donde afirmaba que las imposiciones a Alemania en el Tratado de Versalles llevarían a que ese país implementara el bolchevismo como efectivamente pasó pero con otro régimen igual de nocivo el nazismo. Posteriormente al arribar al Nueva York en 1933 escribe una carta editorial en el New York Times donde le recomienda a Franklin Roosevelt aumentar el gasto público para estimular la economía un país que había sufrido una contracción en el PIB durante 3 años y un salvaje desempleo del 25%. Finalmente representante de Gran Bretaña en la Conferencia de Bretton Woods y uno de los arquitectos de los instiuciones financieras internacionales que hasta hoy nos rigen. Desde luego se opuso vehementemente a muchas tesis de EEUU como que el dólar fuera la moneda internacional y no el DEG(derechos especiales de Giro). Muere posteriormente pero su legado en materia económica fue muy importante la pruba es que muchas de sus recomendaciones se están aplicando hoy en día.

JAVIER AKERMAN dijo...

Un análisis muy interesant, actual y coherente.
Un cordial saludo.