domingo, 24 de agosto de 2008

¿El regreso de Camelot?

En el post tras anterior me llamo mucho la atención dos comentarios que me dejaron dos estimables amigos que frecuentan mi blog, uno de ellos fue Terox que dijo:

No en balde se asocia a los Kennedy... pareciera que Obama aspira a fundar su propio "Camelot negro", y otra amiga Gizela que me conto que la canción Sweet Caroline, estaba inspirada en Caroline Kennedy.


Caroline Kennedy

Me di a la tarea de leer algo sobre Caroline Kennedy, agregue en ese post de que es una de las mujeres más presidenciables de los Estados Unidos, a mi criterio.

A través de toda la campaña de las elecciones de los Estados Unidos, Obama atrapo todo mi interés, y para cerrar el capítulo de Hilary Clinton, a mi criterio el no escogerla en su fórmula presidencial, aunque muchos dicen que más bien le hizo un favor, pienso que es muy probable que Obama pierda estas elecciones presidenciales, ya que 17 millones de electores apoyaron a Clinton, y su gran mayoría no votara por Obama.

La fotografía de la familia demócrata unida podría llegar el jueves, cuando los demócratas cambien el centro Pepsi por el Invesco Field, un estadio con capacidad para 80.000 personas, donde Obama aceptará la nominación demócrata a la Casa Blanca. Esa noche su discurso coincidirá con el 45 aniversario del I have a dream, del reverendo Martin Luther King, pronunciado en Washington en la cumbre del movimiento de lucha por los derechos civiles.

Bueno estos son extractos de un artículo que logre encontrar sobre el Camelot que Terox está prediciendo, espero que les agrade.

Para muchos norteamericanos la Presidencia de John Fitzgerald Kennedy, trunca por su asesinato en Dallas, fue una romántica etapa histórica en la que los mejores y más valiosos caballeros de la nación, jóvenes, brillantes y poco convencionales, abrieron brevemente el país a los nuevos tiempos que llegaban con los años 60. Ese período, que para cualquier historiador medianamente riguroso distó mucho de ser color de rosa, y nunca una edad caballeresca, es conocido como Camelot, la mítica ciudad donde se afirma, el Rey Arturo reunió a la flor y nata de la caballería andante. Aquellos políticos salidos de Harvard y Stanford, que pronto se sumaron al equipo del Presidente, pretendían demostrar a la nación, con su sola presencia, que se había dejado definitivamente atrás la época oscura de los mediocres años 50, plenos de amenazas atómicas, histeria anticomunista, Guerra Fría y caliente, Mc Carthismo, banalidad cultural y desmedido consumo. Como pocas veces, un sentimiento de esperanza y confianza invadió a la nación, especialmente a sus jóvenes, y la política volvió a ser un ámbito respetado y popular, tanto como el cine de Hollywood.

¿Es casual que haya regresado el sueño de Camelot con la fulgurante carrera política de Barack Obama, su estilo personal y su encendida oratoria, su anticonvencionalismo y sus promesas de cambios radicales, su juventud y poco común biografía, todo lo que lo hace tan diferente a los políticos tradicionales de su país?

Si una idea ha adquirido ya el status de certeza entre muchos norteamericanos verdaderamente preocupados por el rumbo desastroso que lleva la nación, es que el Presidente que será electo en noviembre, deberá restaurar la confianza y el prestigio del país, sacarlo del inmenso atolladero trágico en que lo sumieron las políticas imperialistas del clan neoconservador que llevó a Bush al poder, y brindar esperanzas a todos de que una nueva era, necesariamente diferente y más humana, se abrirá a partir de su toma de posesión, el 20 de enero del 2009. ¿Y qué cosa, si no eso mismo, se resumió en la evocación mágica a Camelot cuando JFK llegó a la Presidencia ?

Como se sabe, tras ganar la nominación demócrata para optar por la Presidencia de los Estados Unidos, Obama ha necesitado postular un candidato a la Vicepresidencia , que lejos de restarle votos, los aumente. Las especulaciones alrededor de la figura de Hillary Clinton, al parecer, no han prosperado y las razones son diversas. Para la difícil tarea de acertar con el candidato ideal que permita a Obama obtener la victoria final, y minimice algunas de sus desventajas con respecto a McCain, este ha designado a un trío, encabezado, precisamente, por Caroline Kennedy Schlossberg, demostrando con ello que el camino a Camelot pasa más por la astucia que por la fuerza del brazo.

Como se recuerda, Caroline Kennedy Schlossberg era aquella niñita rubia, para algunos “un querubín”, que montaba su pony en los jardines de la Casa Blanca en una escena que parecía salida de “Lo que el viento se llevó”, y que veía pasar, embutida en su abriguito y de la mano de su madre, el armón de artillería con el féretro de su padre, mientras su hermano John, tan pequeño como ella, hacía el saludo militar a la guardia de honor. Testimonio vivo de la saga de su familia, considerada por muchos como la custodia de ese legado, aporta un sensible capital simbólico a la carrera de Obama por la Presidencia de un país que está hambriento de causas nobles que seguir y de restablecer un idealismo hace mucho aplastado por las ambiciones groseras de los grupos de poder y un sistema que se mueve sólo por el logro de ganancias crecientes, al costo que sea, y que jamás ha tomado en cuenta esas tonterías románticas relacionadas con la dudosa leyenda del Rey Arturo y sus caballeros.

Caroline Kennedy se graduó como abogada en Harvard, la más prestigiosa y exclusiva de las universidades norteamericanas, enclavada en Boston, la ciudad cuna del clan Kennedy. Trabajó en la oficina de su tío Ted, senador demócrata, familiarizándose con la política. En 1992 declinó presidir la Convención Demócrata de ese año, pero hizo uso de la palabra en la del 2000 para ceder los micrófonos a Ted. En 1989, junto a su madre y su hermano había lanzado el premio “Profiles in Courage Awards”, “para aquellos funcionarios públicos que mejor hubiesen demostrado coraje en su actuación, en el espíritu de JFK”. Fue Presidenta de la John F. Kennedy Presidencial Library and Museum, y formó parte de la Junta Asesora del Harvard´s Institute of Politics, creado por su familia como tributo al desparecido Presidente. Ha sido muy activa en el mundo cultural y filantrópico de New York, de lo cual es muestra haber sido escogida como Presidenta de Honor del American Ballet Theatre, y haber trabajado para apoyar a las escuelas públicas de esa ciudad. En 1989 se destacó al oponerse a intentos de aprobar leyes anti-afirmativas en Wáshington y pronunció un discurso en las Naciones Unidas en el que urgió al Senado de su país a ratificar su adhesión a la Convención Internacional sobre los Derechos de los Niños. Es autora de dos libros sobre las libertades civiles, uno de ellos, como actualización del que le valió a su padre un Premio Pulitzer, en 1957 bajo el título de “Profiles of Courage for Our Time”.

No hay dudas de que los Kennedy apoyan la candidatura de Obama y que se han involucrado en lograrlo, aportando para ello el extraordinario capital simbólico de ese apellido. Caroline lo dejó claro al publicar en The New Yor Times, del 27 de enero del presente año, un artículo titulado “A President like my Father”. “Durante años-escribió- yo me emocionaba al encontrarme personas que me decían que querían volver a inspirarse y tener esperanzas en el país, tanto como se inspiraron y tuvieron esperanzas cuando mi padre llegó a la Presidencia. Ese sentimiento se ha vuelto más profundo en nuestros días. Precisamente por eso es que yo he apoyado la candidatura de Barack Obama”.

Los detractores de Obama, que son los mismos que los detractores de los Kennedy, han afirmado, no sin razón, que es oportunista esta forzada filiación de Obama con JFK, ya que el primero se ha pronunciado, reiteradamente, contra el status quo y por reescribir las reglas del juego, que no fue precisamente la política encarnada por el Presidente asesinado. Otros más suspicaces han llegado a insinuar que no es Obama quien usa a Caroline, sino a la inversa, y que ella se prepara de esta manera para entrar en la política nacional, indirectamente y por la puerta grande.

¿Regresará Camelot a la Casa Blanca a la grupa del caballero Obama?


16 comentarios:

Julia Ardón dijo...

suposiciones...habrá que ver...en todo caso, más que las personas, son importantes las propuestas.

Te devuelvo la vista y ya comentaré de lo que escribís, porque siempre paso por acá.

Saludos

Gizela dijo...

Buenos días en Madrid Roy
Lo de Sweet Caroline, realmente es una información nueva.La reveló el propio canta-autor el año pasado, cuando vía satelite le cantó la canción a la princesita en sus 50 años.
Que sea una mujer presidenciable,?
No lo tengo claro.
Ella ha heredado la corona del aquel sueño Camelot-Kennedy-
Y completamente de acuerdo con Terox, de que ese sea el sueño de Obama.
Pero sigue en el aire de la sociedad esa magia de Camelot?
No lo sé, son tiempos, diferente, con valores y mística diferente.
Pero debo reconocer que los medios, están tan especializados, que en un tris y tras, pueden volver a crear esa magia alrededor de Sweet Caroline, no creo con Obama.
Son muchos los analistas americanos que dicen que no es Obama el que se aprovecha de la imagen de la princesa y que es sweet carolina la que utiliza a Obama, para lanzarse al ruedo político.
No creo que Obama gane las elecciones, el podrá querer mucho relanzar el sueño Camelot alrededor de su imagen, pero...
(odio decir esto porque suena cínico y yo no lo soy)
En la mente del americano clase media, los reyes y las princesas son rubios, bonitos, las mujeres se visten y codean con famosos diseñadores, vacacionan en Capri, asisten a la fiesta de las rosas en Mónaco,transpiran glamour por cada uno de sus poros...
Jackeline Kennedy, Grace de Monaco.
Sweet Caroline?
tiene toda la madera, para que se recree ese sueño en la mente de los americanos.
Obama? No. y creo que no lo logrará, ni abrazado al todo el clan Kennedy.

Patricia Gold dijo...

Hola Roy.

siento no haberte visitado, pero estoy arrancando otra vez.(me de fallar el embrague jaja)

Este post si que es para detenerse.
se de SWEET CAROLINE..y si por lo que leí es para ella.
Sabes que siempre senti qeu Obama iba hacia esa idea, pero sinceramente desconozco si estoy acertada.

Tal vez vos tengas la respuesta.

SAbés más que muchos.

Me alegra ver tu foto..:)..viste que se puede cambiar???
y tus cambios son muy favorables amigo.

mil besos
Patry
P.d. espero no te haya molestado que no continué con el juego de los films, pero mi blog, no soporta 10 figuras, te lo asegura, a veces me trastorna con un simple video.
Un mimo para Lucas.Pronto charlamos si?

Terox dijo...

¿Podrá el "príncipe Negro" ceñir la corona?

Parece que a pocos (excepto Hillary y McCain!) les gustó la designación de Biden. Como teoriza JC, a lo mejor es parte de un acuerdo con Hillary para poner un VP que no le "haga sombra" en 4 u 8 años. Yo tenía la esperanza de que fuera Richardson el elegido, pero ni modo...

Lo que si veo muy difícil es que Caroline pueda seguir los pasos de su padre, por más Kennedy que sea. Ya le agarró tarde, y con 50 años, debería tener al menos un par de periodos servidos en el Congreso. El apellido pesa, pero no lo es todo...

Evan dijo...

Roy... para mi leerte significa informarme :)

Por eso, GRACIAS!

Que tengas un lindo día!

Besos.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Julia Ardon:
Que bueno verte por acá, no sabía que habías cambiado el blog. Suposiciones, especulaciones y propuestas, así que se está poniendo bonito el análisis político alrededor de todos estos candidatos y personajes.
Saludos

Giezela:
Otro dato que no sabía, es interesante la figura de Carolina ya que su apellido pesa mucho, y se muy bien que no es solo el apellido, pero puede empezar, creo que a los 50 años, aún es muy joven y puede hacer carrera política. Sobre Obama espero que gane ya que sería lo mejor para los EU.
Saludos

Patricia Gold:
Me alegra verte de nuevo y hay que ponerle grasa a esos embragues para que funcionen aún mejor. Pues ve vos todo mundo sabía de Sweed Caroline menos yo, algo se aprende cada día.
Saludos

Terox:
Buen punto ese de JC y que vos apuntas de nuevo, podría ser que le este allanando el campo libre a Hilary para el futuro. Pero habría que ver si la elección de Biden no le hace daño, ya que como bien apunto también JC, un vice debe aportar votos y no alejarlos, asi que vamos a esperar a ver como les va.

No crees que aún tiene tiempo Carolina de empezar a tener experiencia, creo que si Obama gana será parte de su equipo, ¿y la vez muy vieja con 50 años?

Saludos

Evan:
Gracias y buen día para ti también.
Saludos

AriaDna♥ dijo...

Venir aquí es llegar a un mundo donde es imposible no mostrar interes con todo lo que nos aportas

Gracias por hacerlo

Un beso

Adriana Lara dijo...

habría que ver qué pasaría y todo es condicional.

Fragmentos de Luna dijo...

ojala no todo se quede en propuestas verdad?


besos

Graciela L Arguello dijo...

Cuando asesinaron a Kennedy, yo era muy pequeña, de modo que sin demasiado conocimiento, heredé la visión que de Kennedy tenían mis mayores, y ahora me doy cuenta de que era en verdad una imagen muy Camelot.
Sólo me faltaba verlo con una capa y lanza en ristre contra todos los malos de turno. Me encantó este post. Un abrazo graciela

Roberto Esmoris Lara dijo...

Este blog es apasionante...nos enemoramos de Hillary, después de Obama, más luego de Obama-Hillary...ahora sin Hillary comenzamos a mirar a "la dulce Carolina"...pero...“Ella tiene una natural cualidad de discreción”, dijo Paul Kirk, ex presidente del Partido Demócrata que ahora preside la Fundación de la Biblioteca John F. Kennedy. “No quiero decir que sea distante, pero es muy modesta, quizás tímida. No es de las que llama la atención”, agregó.
Tendremos que encontrar a alguien que si es que pierden nuestros favoritos puedan contra los repúblicanos en noviembre del 2012.
Abrazos, Roy.
REL

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ariadna:
Gracias, por el comentario.
Saludos

Adriana Lara:
Si hay que esperar a ver qué pasa con todo este mar de personajes, tan intensamente interesantes.
Saludos

Graciela Arguello:
La verdad que todo esto inspira sueños bellos en la mente de los seres humanos, desde Camelot hasta nuestras vidas, es increíble verdad.
Saludos

REL:
Sabias palabras, no había hecho ese caminar del blog, como nos fuimos enamorando y apasionado uno a uno de los que describes.

Pero así es, la vida nos da personajes que transcienden nuestra mente y nos atrapan en un momento preciso.

Creo que Hilary estará presente en esa época cuando vuelva a tener otra oportunidad, y esperemos que la dulce Carolina empieza a caminar en el mundo de la política norteamericana, creo que aún tiene tiempo.
Saludos

Ka-tica dijo...

Bueno Roy posibilidades hay muchas, creo que gran parte de la gente espera que gane Obama, porque viene con una propuesta mucho mejor q el atropello de Bush, si Caroline lo usa a él o vicebersa, creo q es algo q queda ajeno a nuestro conocimiento (por ahora) solo lo veremos caundo ella adquiera el poder... viste q la gente con poder cambia radicalmente!
Estamos presenciando la Historia!
Todo esto es como tener The History Channel encendido todo el dia... no nos perdamos estos capitulos tan significativos!
=)

fede dijo...

Creo que Carolyn ha mantenido un ¨low profile¨, y la veo en política hasta ahora. Es más después de la muerte de su madre Jackie por cáncer en 1994 y de su hermano John John en accidente de aviación en 1999 hasta ahora la veo públicamente. De los Kennedy de su 2nda generación el que ha tenido el puesto más relevante es el representante por el estado de Massachussets Joseph Kennedy III, hijo de Bobby. Que por cierto intento competir para gobernador del estado y no pudo por su pasado y un divorcio difícil con su exesposa. Carolyn Kennedy Sclossberg, madre de 3 hijos este apellido es de su esposo, hablo antenoche en la convención demócrata dijo que las personas más influyentes políticamente para ella habían sido su tío Teddy y el senador Obama que decían que le recordaban como había sido su padre porque ella era muy joven para recordarlo personalmente. Creo que ella no necesita ser presidente su nombre y apellido tienen la suficiente influencia en los EEUU además ella todavía no ha ocupado cargo político alguno. Lo de Camelot creo que solo pertence a la familia Kennedy, se le considera una de las familias reales de los EEUU un país que se jacta de no tener realeza. El padre del clan Kennedy Joseph en su época fue uno de los hombres más ricos de los EEUU, exembajador de Franklin Roosevelt en el Reino Unido, de origen irlandes bostoniano, era uno de los pocos que podía hacer un cheque de 10,000,000 $. Michelle Obama a pesar de que tiene grados académicos mayores que Jackie Kennedy sus orígenes son más humildes los mismos que los de Obama comparados a los de John F. Kennedy.

Terox dijo...

No en balde fue el viejo Joe que a pura plata logró que Jack cumpliera con su sueño de ver a un hijo suyo presidente. En realidad, el llamado a esto era Joe Jr, que murió en la guerra... Se dice que a Joe no le temblaba el pulso para conseguir lo que quería...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ka-tica.
Gracias por tu comentario, y si hay una propuesta diferente.
Saludos

Fede:
Que podría agregar más a tu comentario, yo vi la película de la familia Kennedy y ahí se veía el poder de ese padre, influenciando a sus hijos, a ser los dirigentes del futuro de ese país.

Impresionante lo del cheque, aún hoy en día es difícil dar un chepe de 10 millones de $.
Saludos

Terox:
Eso era muy notorio en el clan Kennedy, de lograr hacer lo que querían, aunque fuera a un alto costo.
Saludos