martes, 19 de agosto de 2008

El Grito Armenio

Las guerras y los genocidios han acompañado a la civilización a lo largo de los siglos. Hoy mi estimado amigo Federico Vargas, escribe sobre el genocidio Armenio, acompaño este post con una foto del genocidio de Ruanda y la foto de una superviviente, para comprender que a pesar de que hemos avanzado como civilización de la era cibernética, aún hoy en día hay limpiezas étnicas y genocidios que avergüenzan a la especie humana.

Víctima del genocidio ruandés

'Joseline Ingabire con su hija Leah Batamuliza', premio National Portrait Gallery. La imagen muestra a Joseline, una mujer de la etnia tutsi violada sistemáticamente por milicianos, posando con una mirada triste y abrazada a Leah mientras su segunda hija, Hossiana, aparece en el fondo, a la puerta de una modesta vivienda con paredes de barro. "Aparentemente, éste es un retrato de una bella mujer y sus hijos. Su belleza está ahí, pero detrás hay algo silencioso y terrible", ha dicho Torgovnik, cuya obra forma parte de un serie dedicada a las mujeres violadas en el genocidio ruandés, que ocurrió entre abril y junio de 1994 y causó unos 800.000 muertos.

Hoy gracias a la oportunidad que me da mi excompañero Roy Jiménez Oreamuno de escribir en su valioso post, quiero referirme al holocausto que ocurrió principalmente entre 1915-16 con el exterminio de 1,500,000 armenios por parte de fuerzas turcas.

El título del presente ensayo se refiere a un libro del periodista argentino, cordobés, Mariano Saravia.

Todo se inicia la noche del 23 de abril de 1915 cuando 650 dirigentes entre políticos, intelectuales, poetas y religiosos armenios son detenidos y ejecutados en Constantinopla captital del Imperio Otomano y deportados a Anatolia Oriental. Todo esto ejecutado por el triunvirato de jóvenes turcos que habían derrocado al último sultán del Imperio Mehmed V, Hermano de su predecesor el llamado sultán rojo o Abdul Hamid II, que en 1894-96 había ejecutado aproximadamente 300,000 mil armenios en otro genocidio.

El siguiente paso fue el arresto de todos los hombres armenios de los últimos Remanentes del Imperio Otomano entre los 15 y 45 años de edad. Según Saravia como manifiesta en su libro , se les utilizó primeramente para cavar trincheras para luego ser utilizadas como sus tumbas.

Ya consumadas la vanguardia intelectual y la fuerza intelectual el resto de la población civil entre mujeres, niños y ancianos fueron enviados a los centros de detención en los desiertos de Siria y Mesopotamia. Muchos de ellos murieron en el camino de hambre, sed y frío.

En 1912 vivían en el Imperio Otomano unos 2,100,000 armenios de los cuáles 1,500,000 fueron aniquilados en el holocausto en lo que se conoce como el primer acto de terrorismo de estado ejecutado en el siglo XX. Los otros 500, 000 escaparon y se encuentran diseminados en el mundo en los que se conoce como la diáspora armenia.

Por último se cree que para 1927 solo quedaban 77,435 armios viviendo principalmente en Estambul. Luego de cumplida la primera etapa del exterminio armenio en 1916, Talaat Pashá, miembro del triunvirato gobernante dijo: ¨La cuestión Armenia no existe más, porque no hay más armenios¨.

Federico Vargas Leiva
MBA

8 comentarios:

Terox dijo...

Faltaría ahondar en los motivos de tan atroz forma de proceder. Por lo que he leído, los turcos desconfiaban de los armenios, pues sospechaban que se habían aliado a los rusos.

En fin, un acto genocida de proporciones catastróficas...

Gizela dijo...

Mucha modernidad y civilización pero el lado oscuro del humano, ni se moderniza, ni se civiliza.
Cuanta barbarie es capaz de cometer...siempre encuentra una razón, un justificativo, para complacerse en sus desmanes y horrorosos crímenes.
Pasan los siglos, los años,y la barbarie sigue inmutable su camino.
Un abrazo

María del Carmen dijo...

Que atrocidades!

es al primera vez que le visito, y me ha gustado la edación de sus posts.

felicito por ello.

Invitoa usteda visitar mis blgs

www.walktohorizon.blogspot.com
y de ahí also otros.

saludo y dejo paz mary carmen

Fragmentos de Luna dijo...

creo que acano puedo opinar... escribiria cosas sin sentido en contra.... apesar de tanta tecnologia seguimos siendo los mismos burdos de siempre


besos roy

J. L. Maldonado dijo...

Textos como estos lo deja a uno impactado, pues la supuesta evolución del ser humano queda muy en "entredicho" cuando suceden cosas así. Más allá de la tecnología, más allá de la ciencia, la deshumanización parece irreversible. Duro, muy duro.
Tiempo sin leerte ROY. Mis saludos.

Carlos dijo...

...excelente post de tu amigo Federico.

Me hizo recordar el escondido holocausto de Holdomor en Ucrania cometido por Stalin.

También me hizo agradecer que no se le ocurrió a Rusia masacrar recien a Georgia, estaríamos lamentando una atrocidad.

Gracias Roy por tus visitas, he vuelto de mi corta ausencia.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Gracias por los comentarios, hay que esperar que Fede los conteste.
Saludos

fede dijo...

Terox:

No solo de los armenios desconfiaban los turcos, también de los kurdos, problema aún no resuelto, estos no tienen patria todavía. En 1895 en el 1er exterminio de armenios también hubo una cuota importante de Kurdos. La incorporación de Armenia a la URSS se da en 1923, en parte por el temor expansionista de los turcos.

Gizela:

Estoy de acuerdo todavía en el siglo XXI y el ser humano como especie no evolucionamos a formas más pacíficas y tolerantes de convivencia.

María del Carmen:

Gracias por los comentarios, pero el creador del post es Roy Jiménez Oreamuno, a el le doy gracias de dejarme partcipar con este ensayo sobre el holocausto armenio.

Fragmentos de luna:

Si y lo peor es la humanidad hoy en día utlizando el alto grado de avance de la tecnología en los terribles avatares de la guerra.

J.I.Maldonado:

La evolución del ser humano queda mucho en entredicho principalmente en el siglo XX que acabamos de terminar.

Carlos:

Creo que en el cero de Ucrania murieron entre 1932 y 1933 cerca de 6,00,000 de ucranianos por la hambruna establecida por el cerco de Stalin.