jueves, 8 de mayo de 2008

Blackwater y mi hasta pronto a Hilary Clinton


La privatización de la guerra: Blackwater. El auge del ejército mercenario más poderoso del mundo

A través de toda la historia de la humanidad, la guerra ha sido un gran negocio, Carlo Magno lo supo y contrató mercenarios a sueldo para conquistar grandes extensiones, con incentivos de guerra.

La guerra siempre tendrá un componente netamente económico, ya que eso es lo que las mueve, es más se dice que el mejor director de la FED en los Estados Unidos, es una buena guerra.

Asistimos hoy en día ha este mundo global, convertido en una gran aldea, la historia se vuelve circular y volvemos a un punto importante de las guerras, los mercenarios.

La guerra contra el terrorismo que abanderada por los Estados Unidos de Norteamérica, nos lleva a Blackwater, y deseo dedicar este post a tan interesante regreso de los antiguos mercenarios de la muerte.

Al mismo tiempo deseo dedicar este sub post a Hilary R. Clinton y reconocerle su gran lucha hacia la candidatura hacia la Casa Blanca, la primera mujer en la historia de esa gran nación con verdaderas posibilidades de llegar a ser Comandante en Jefe.


Desde Iraq a Nueva Orleans, Blackwater ha seguido obteniendo contratos multimillonarios del gobierno, en su mayoría sin obligación de dar cuenta, y en cuasisecreto.


Jeremy Scahill: probablemente el periodista que más ha estudiado el auge de estas empresas que hoy actúan con impunidad en Irak y sueñan con ocupar mañana el papel de los cascos azules en el mundo entero.

"Las empresas de seguridad privada han permitido a EE UU doblar sus efectivos y han estado en el centro de algunos de los peores episodios de violencia en Irak. Sin estos mercenarios, EE UU no podría continuar con la ocupación"





Blackwater: The Rise of the World's Most Powerful Mercenary Army


"Actualmente, hay en Irak más de 170 empresas de mercenarios como Blackwater. La cifra es casi equivalente a los países miembros de Naciones Unidas. Sin duda hay un esfuerzo para minar el poder de los Estados y la amenaza es especialmente importante para los Estados débiles"


El libro destripa los secretos de Blackwater, una pequeña empresa provinciana de Carolina del Norte convertida en pocos años en una auténtica multinacional llamada a una misión mucho más ambiciosa que la pacificación de Irak: la privatización de la guerra. La lógica de este modelo, impulsado por George W. Bush, Donald Rumsfeld y Dick Cheney pero gestada ya en la Administración de Bill Clinton, supone, en opinión de Scahill, una deriva "peligrosísima": "El control democrático se reduce y se incentiva la guerra: los gobiernos no van a necesitar más a su pueblo para luchar; sólo se requiere dinero. La guerra se convierte en negocio y el negocio es algo bueno", sostiene el periodista, colaborador habitual de The Nation, uno de los emblemas de la izquierda estadounidense. Y añade: "Los países ricos pueden reclutar a pobres de todo el mundo y utilizarlos como carne de cañón para conquistar naciones débiles".


Como documenta Scahill, Blackwater recluta en todo el mundo y se nutre de gente con años de experiencia en contrainsurgencia; proscritos quizás en el pasado pero perfectamente reciclados para la "guerra global contra el terrorismo": chilenos vinculados a Pinochet y surafricanos formados en el apartheid son ahora la punta de lanza de esta empresa mundial dirigida por cristianos renacidos. ¿Cambiaría algo una victoria electoral demócrata? "No; esta industria cuenta con apoyo bipartidista", concluye rotundo Scahill.
Créditos: Jeremy Scahill

This is one of the frightening new frontiers of private warfare.



La carrera hacia la Casa Blanca



Hillary Clinton junto a su marido e hija: Hillary Clinton puso su más dilatada y artificial sonrisa para asegurar que, tras su victoria en Indiana, seguirá ahora “a toda velocidad hacia la Casa Blanca”. Pero el lenguaje corporal de Chelsea y Bill Clinton, junto a ella, revelaba de forma inequívoca que la fiesta ha terminado para ellos. Con el riesgo que todo pronóstico conlleva, puede decirse que la hora de los Clinton ha pasado en Estados Unidos.

Esto es lo que yo espero:Una candidatura conjunta. Es mejor ser vicepresidenta con opción de ser presidenta que volver al Senado derrotada. Los que la apoyan respaldan esta idea con el argumento de que ella aporta —mujeres, trabajadores blancos, mayores— lo que a Obama le falta. Pero Obama ha prometido pasar la página de la vieja política y eso va dirigido a dos familias, Bush y Clinton.


¿Teoría conspirativa? La derrota de Obama.
La versión más maquiavélica, puesta en circulación por algunos congresistas negros, es la de que Clinton va a continuar su campaña sólo para debilitar a Obama y evitar su victoria en noviembre, lo que, teniendo en cuenta la elevada edad de McCain, le daría a ella una nueva oportunidad dentro de cuatro años.

8 comentarios:

Pericles está Loco dijo...

Saludolas, Roy... en tutu, tupu publicación anteriorsss, sobre los israelíes o litas, te dejé una retahilaaa... ¡Chale un vistazo, macho!

Luego, tamarrou, caigo pa' versss lo de hi hi, hi Hilary.

Terox dijo...

Aquí lo que hace falta es voluntad política para controlar ese "ejército" privado (ojo, 2,300 operativos en 9 países, 24 mil "contratistas" locales, según datos del periodista). Follow the money!!!

Dudo que Hillary o el mismo Obama tengan alguna intención de "hacer yunta". Y sí, una de las mejores "inversiones" para McCain es apoyar económicamente la campaña de Hillary... jajaja

gonzo dijo...

Hillary es bien necia, fijo se va a esperar hasta junio para declararse perdedora. Ademas, no creo que acepte el puesto de vicepresidenta por su gran ego.

fede dijo...

Hoy hay que comentar 2 en 1, primero voy a comentar el interesante artículo de Blackwater y su impunidad. Parte de la estrategia en Irak para la administración Bush era que la invasión además de créditos militares y políticos vendrían los económicos que se traducirían en contratos para las companías y multinacionales norteamericanas y los países participantes de la famosa coalición. Esto provocaría el control además de los yacimientos petroleros de Irak siempre dentro de los económicos y provocaría el constante crecimiento en la economía norteamericana por años en la famosa reconstrucción de Irak. No solo esta empresa Blackwater que ya ha participado en matanzas con virtual impunidad como decís Roy en tu artículo pero hay otras empresas como Halliburton donde está ligado el oscuro vicepresidente Cheney donde ha obtenido aparentemente licencias ilícitamente y bajo cargos de corrupción para la ¨reconstrucción e instauración de la democracias¨en Irak. Así hay muchos otros ejemplos de compañías que se han beneficiado de la errónea y arrogante administración de un país ocupado.

Au Revoir Hillary, creo que esta valiosísima y brillante mujer hizo todo lo posible en esta precampaña demócrata 2008 para llegar hacer la 1era comandante en jefe de la nación vecina del norte. Sin embargo creo que hay varios factores que arremetieron en su contra. Primero que todo el estado actual de la nación, precios altísimos record en la gasolina, guerra y desde luego su pasado ya que no hay que obviar que su esposo es un expresidente y que recien hace 8 ocho años ocupó la silla presidencial. A pesar de que los estadounidenses recuerdan los años de abundancia durante el período de el, creo que están un poco hartos del establishment y en eso su contrincante Obama con su mensaje al futuro que evoca a John F. Kennedy o Camelot en los 60¨s representa estar más en contra de eso.

Gizela dijo...

Hola Roy
Lo de Blackwater, es para tener pánico.
El mundo poderoso y el dinero nunca para, de inventarse nuevas formas de ser más poderosos y de amasar más fortuna...no importa a que costo, y por lo que se ve las vidas de los humanos, es lo menos importarte
feliz fin de semana
Gizz

Anónimo dijo...

Hola, por si quieres ampliar información al respecto:

Te invito a que veas la entrevista que Mara Torres les ha hecho en La 2 Noticias a Jeremy Scahill. En nuestra página tienes el vídeo (es la segunda mirada), y si te apetece comentar, opinar... no dudes en utilizar allí tb los comentarios.

Vídeo de la entevista a Jeremy Scahill, autor del libro "Blackwater. El auge del ejército mercenario más poderoso del mundo"
en La 2 Noticias


Saludos,

Mara Torres Página no oficial (Labana blog)

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Pericles:
Que chico más difícil, me gusta más cuando llegas medicado.
Saludos

Terox:
Las cosas se hacen cuando hay algún interés o voluntad política.

Esperemos a ver qué pasa, ya casi se desvanece la incógnita.
Saludos

Gonzo:
Idiay la mujer morirá con las botas puestas, ha invertido demasiado y apostado todo, para no llegar al final.
Saludos

Fede:
Muy de acuerdo contigo en las dos apreciaciones, creo que estos mega ejércitos privados, pues lucharan de acuerdo a los botines de guerra que se les ofrece, y esos e da desde la antigüedad.

Yo creo también que Hilary es una extraordinaria mujer, y esperemos a ver que pasa dentro de poco los sabremos.
Saludos

gizela:
La guerra es el mejor negocio desde la época más antigua del ser humano, creo que solo la prostitución anda de la mano, como actividad antigua.

Y si da temor, claro al mercantilizarse la guerra, pues no hay duda que pueden y se dan grandes abusos, y si en una guerra con ejércitos normales, ahora imaginemos con ejércitos privatizados.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

anónimo:
Excelente recomendación.
Gracias