viernes, 12 de octubre de 2012

Mi amigo José Merino del Río




“Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mt. 5: 6) 

Querido don José: No ibas a los templos, pero tu corazón era un templo abierto al clamor de nuestros pueblos. No leías panfletos religiosos, pero sabías leer a profundidad las realidades de la gente. No sabías qué es “el Reino de Dios”, pero soñabas con la Utopía de una sociedad inclusiva, equitativa, justa, saludable, educada, en armonía con la Naturaleza y plenamente orientada al Bien Común. Gracias por tu lucidez que seguirá alumbrando el camino. Gracias por tu palabra intensa y coherente. Gracias por tu vida militante y generosa, consagrada al servicio de la justicia. Sabemos que estarás presente en las luchas del pueblo y nuestra fe nos susurra que fuiste un hermano más y que como tal te volveremos a encontrar en la gran Mesa Común de la Utopía, en la Celebración de la Victoria Final. A tu familia y a tu Partido, un abrazo intenso y solidario. 

 Obispo Melvin Jiménez M Iglesia Luterana Costarricense. San José, octubre 2012

2 comentarios:

Gizela dijo...

Hermosas palabras, las del obispo
Dios no vive en los templos, ni vive en las deferentes religiones
Eso es parte de nuestra cultura y sus diferentes matices
Dios vive en el corazón de cada quien, en la justicia y la humildad, para servir, cada quien a su medida en lograr un mundo bonito
Y el mundo comienza, en nuestro entorno intimo y se proyecta al exterior
Vive en el corazón, de quien día a día, quiere deslastrarse de odios, de egoísmos
En los corazones que sueñan con hermandad y ponen sus esfuerzos para que se haga efectiva
No conocía a Don José, pero sí a ti y tu hermosas y generosa capacidad de cariño y amistad; tu capacidad de sueños bonitos y tus esfuerzos para convertir sueños en realidades
Así que puedo desde ti, decir que lo conocí, porque somos reflejos, de quienes queremos y admiramos
Mi abrazo y mi beso inmenso Roy, a tu tristeza por su partida, y a tu alma linda, que me permitió contarte, entre mis reflejos

ñOCO Le bOLO dijo...


· Si soñaba con una sociedad más justa, inclusiva, equitativa... se merece todas las palabras de elogio... y un gran aplauso.

· Un abrazo Roy. Tienes suerte de tener amigos así.

CR· & ·LMA
________________________________
·