sábado, 19 de marzo de 2011

'Odisea del Amanecer'

Se hace la guerra para ganarla, no porque sea justa.



"Ningún ejército puede detener una idea a la que le ha llegado su momento."

Víctor Hugo

Gadafi con líderes europeos y Hosni Mubarak.

AP 27-02-2011
De izquierda a derecha, Nicolas Sarkozy, Silvio Berlusconi, Dimitri Medvedev, Muamar el Gadafi y Hosni Mubarak, en la cumbre del G-20 de julio de 2009. Detrás se observa a José Manuel Barroso, Gordon Brown y Angela Merkel, entre otros. Foto: AP



Derribo de un avión militar sobre Bengasi
AP / AFP 19-03-2011


Hasta hace poco los líderes mundiales se disputaban un encuentro con el coronel. Europa compra a Libia el 90% de su petróleo y la familia Gadafi ha penetrado en el corazón de las finanzas europeas.

La Administración de Bush decidió condenar a Sadam Husein al tiempo que sacaba a Gadafi del ostracismo.

Mientras la ONU y la UE balbuceaban sus condenas, Libia compraba el 2% de la firma militar italiana Finmeccanica

Angela Merkel se dice aterrada por un discurso de Gadafi. Pero su país tiene todo tipo de negocios con Libia El tirano debe poseer pocas cuentas en el extranjero: disponía de todo el país, que es un Estado sin instituciones.


Lanzados 110 'Tomahawk' en la operación 'Odisea del Amanecer'



No es en propiedad una guerra pero es justa. La acción militar decidida hoy en París a partir de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad cumple con todas las condiciones exigidas para la guerra justa o llamada también ‘ius ad bellum’ (derecho a hacer la guerra). Es justa la causa: se trata de proteger a la población libia y de impedir que Gadafi termine aplastando a sangre y fuego la revuelta contra su dictadura. Hay una autoridad legítima que la ha autorizado, la más legítima de todas las que tenemos a nuestra disposición: el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La intención o el objetivo que se persigue es el correcto, y viene incluido ya en la causa. También lo es la proporcionalidad de los medios de acción, hasta el punto de que no se desencadena en propiedad una guerra sino una acción de policía o protección aérea. Es el último recurso, puesto que Gadafi ha sido ya conminado a un alto el fuego y a retirar sus tropas a los cuarteles, mientras que el dictador y sus hijos no solo no han cumplido ninguna de las condiciones exigidas, sino que además han intentado engañar a la comunidad internacional declarando un alto el fuego que en ningún momento han aplicado. Finalmente, tiene el propósito obvio de alcanzar la paz y abrir el camino a la plena soberanía de los libios para que se doten del Gobierno que consideren conveniente.

Siendo una acción militar de gran complejidad y amplitud, no es una guerra, cuestión que merece algo más de explicación. Tiene límites: en sus objetivos y en los instrumentos de acción, y en una guerra, en cambio, no hay límites. En sus objetivos: sirve para proteger a la población civil. En sus medios: sólo tiene autorización para impedir el sobrevuelo de la aviación de Gadafi y para impedir el ataque también terrestre contra la población civil, pero no puede poner tropas terrestres sobre territorio libio. Estamos así ante una vasta acción de policía internacional, enérgica y dura, para la protección de la población de un país que se halla en una situación de máxima vulnerabilidad, porque está siendo atacada desde el propio poder en plaza. Los ciudadanos de este país son quienes deben derrocar y sustituir al tirano, pero dada la desproporción de fuerzas, es la comunidad internacional la que debe evitar el baño de sangre y ayudarles en su tarea. Entre los objetivos de la acción se cuenta mantener la integridad territorial de Libia y la soberanía nacional, ahora secuestrada por Gadafi.

Estamos de nuevo ante un giro inesperado en la dinámica de las relaciones internacionales. Esta vez es consecuencia de la sorpresa árabe, una auténtica novedad histórica, de las que hace época, trastoca liderazgos y obliga a cambiar el paso a todos. Ban Ki-moon ya no es el peor secretario de Naciones Unidas de la historia. Sarkozy se está salvando. Los déspotas árabes se palpan la ropa y se convierten al reformismo. China y Rusia se apartan amablemente. No sabemos qué es Alemania. Israel se halla perpleja y asombrada: no es el ombligo del mundo y ni siquiera lo es de Oriente Próximo. Obama no actúa como el líder del planeta. Todos estos hechos constituyen la promesa de que vamos a seguir viendo cosas extraordinarias en los próximos tiempos.

Créditos: 19 marzo, 2011 - Lluís Bassets
No es una guerra, todavía, pero es justa. El tirano que compró a Occidente. MIGUEL MORA 27/02/2011

16 comentarios:

Marina dijo...

Interesante, como siempre, y muy esclarecedor.
La primera fotografía habla por sí misma.
Un abrazo.

Gizela dijo...

El gran poeta Juan Ramón Jiménez,un día dijo una frase refiriéndose a la libertad:
"Si te dan un papel pautado, escribe por detrás".
Muchos pueblos se cansaron del papel pautado y están escribiendo por detrás
Y no creo que ya más nunca acepten las pautas que dictadores les han escrito por tanto tiempo
Y ni siquiera este fenómeno que se está sintiendo, se circunscribe sólo a las dictaduras, siento que es universal, la sociedad está madurando en general, sobre sus derechos y cada día está más consciente de las realidades políticas que los marcan, de los errores que se han cometido y de la imperiosa necesidad de darle un nuevo rumbo a nuestra civilización, desde todo punto de vista.
Bien interesante tu entrada como siempre
Desde Caracas un beso grande!!!!

Wílliam Venegas dijo...

¿Será posible que algún día, en Israel, el pueblo judío se levante en contra de las atrocidades del sionismo?

elisa...lichazul dijo...

armar a un millón de ciudadanos para qué?
sin duda la locura y la deseperación por mantenerse en el poder es un suicidio aterrador, la zona arde, y esto se va poniendo cada vez más color hormiga

un abrazo Roy , ten una semana productiva

ñOCO Le bOLO dijo...


· Turbios intereses mueven las guerras. Vivimos momentos de manipulación. Los hoy enemigos, ayer besándose en la boca. Y como siempre... un pueblo sufre.

· un abrazo

CR & LMA
________________________________
·

Steki dijo...

TAnto loco suelto en este mundo con tanta impunidad. Muy interesante tu post, Roy. Como siempre, uno aprende mucho contigo.
Beso de otoño para ti.

Chirriche dijo...

Parece que la popularidad de Obama no logra repuntar:

http://www.rasmussenreports.com/public_content/politics/obama_administration/obama_approval_index_history

Será que el pueblo estadounidense de verdad pensó que su país no tendría injerencia en ninguna guerra nunca más?

Lo único más repulsivo que las guerras son los causantes de las mismas. La comunidad internacional está haciendo lo que hay que hacer.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Marina:
Si mi estimada Marina, esa foto es muy esclarecedora.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Gizela:
Que bueno que estas en caracas, y seguro andas dejando a tu señora madre.

Al final los pueblos deben tomar sus decisiones de romper todas esas cadenas que los aprisionar para retomar el vuelo, que es sinónimo de libertad.

No pautemos entonces.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Wílliam Venegas:
Hay dos puntos muy importantes en esa pregunta que me haces:

1) El sionismo es la única ideología que logro llevar a cabo su proyecto final, el sionismo es una ideología exitosa, muy diferente a todas las demás que se han dado a lo largo de la historia de la humanidad; principalmente en la era más moderna, del siglo XIX en adelante.

2) No veo porque debe haber una revolución en Israel, sus ciudadanos tienen una calidad envidiable de vida en su país, además es una democracia que funciona parcialmente bien, los israelíes viven cómodamente, y avanzan día a día. Muy diferente a lo que se viven en los países árabes.

Los índices de vida y la calidad de vida del ciudadano israelí es bastante envidiable, con lo cual, no hay razón para que se den levantamientos en contra de las autoridades israelíes.

Si se vive bien, con seguridad en sus fronteras, y la mayoría de sus necesidades bien cubierta, ahí radica el éxito del estado de Israel.

Por eso esas dos variables deben ser muy tomadas en cuenta en cualquier análisis, y claro hay ciudadanos de segunda clase en Israel, pero ese es otro tema.

Por el momento Israel no es el ombligo del mundo, en este momento esta totalmente por fuera, de la palestra mundial, con las revoluciones en Oriente Medio y el Norte de África.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

elisa...lichazul:
Los arma para mantener su adicción al poder, y el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, y todo esto sumado a la locura de un dictador, es letal para toda una nación.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

ñOCO Le bOLO:
No son tan oscuros los intereses por la guerra, ya que TODA guerra tiene un trasfondo económico.

Saludos y si los pueblos son los que quedan en medio de tanta tragedia.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Steki:
Si es cierto aun quedan muchos locos en el poder, y lo peor a como bien apuntas es esa terrible impunidad.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Chirriche:
Hace rato disminuye la popularidad de Obama, después del atentado contra la vida de la congresista y la insistencia del Tea Party de ser un grupo ideológico extremista, creo que algo repunto.

Creo que ninguna guerra es popular en ningún lado del mundo.

Saludos

Anónimo dijo...

Roy, al fin pude entrar en su blog, no sé por qué se me estaba complicando.

Lo que hice fue intentar e intentar, de todas maneras gracias por su amabilidad y gracias también a Huella del Ojo que metió mano.

Me gustan los temas políticos, soy un chico joven, apenas recién entrado a Derecho, carezco de categorías de análisis rigurosas, pero ya iré aprendiendo. Mi familia es muy aficionada a la lectura política, creo que mi proceso de aprendizaje no será tan lento.

Voy a repasar bien esta entrada suya, impresionante a tan solo ojos vista, para ver sí puedo compartir una bonita opinión con Ud y sus lectores. Gracias.

Juan Diego Flores

Juan Diego Flores dijo...

Roy, vía HUELLA DEL OJO, dejé mi preocupación por haber posteado como anónimo, algo volvió a ocurrir a la hora del ENVIO.

Sepa disculparme, por favor, no fue para nada mi intención aparecer como anónimo.

En caso de que volviera a repetirse, sepa que estoy en la fase de prueba y error. Gracias.


Juan Diego Flores