domingo, 28 de noviembre de 2010

"El el 11-S de la diplomacia" & China tiene la llave


Julian Assange
REUTERS 28-11-2010

El periodista Julian Assange, fundador de Wikileaks.

El eco mundial de las informaciones basadas en la mayor filtración de la historia, que desnuda la diplomacia estadounidense.

Darle clic para verlo en grande.



Más de 250.000 documentos del Departamento de Estado.- Los cables, obtenidos por Wikileaks, destapan espionaje, maniobras ocultas y corrupción.- Corrosivos informes sobre dirigentes como Putin, Ahmadineyad, Sarkozy, Merkel o Berlusconi.



Frattini, ministro de Exteriores italiano: "Es el 11-S de la diplomacia"



La aparición de Wikileaks ha cambiado radicalmente el panorama


Ni la virtuosa Asia, supuesto paradigma del nuevo siglo, acumulando peso estratégico e influencia económica y política cada vez mayores, es tan virtuosa. Ni tan estable. Ni ofrece una nueva vía para salir de la crisis que no cesa. Nos llegan desde el mar Amarillo imágenes de una guerra fría aún no cerrada en la península de Corea, 20 años después de la caída del muro de Berlín, con ataques de artillería contra una pequeña isla surcoreana que nos retrotraen a las viejas películas en blanco y negro de la guerra del Pacífico.

Decía Francis Fukuyama en su libro el fin de la historia, que la economía liberal, había ganado sobre todas las demás ideologías y que ya se había terminado de escribir la historia, esto nos comprueba que la historia apenas comienza de nuevo.

Girando el globo terráqueo hacia el oeste, asistimos impotentes a la sacudida que sufre la moneda única europea, y con ella el extraordinario proyecto de unión de nuestro continente lanzado en Roma hace ya más de medio siglo. Acciones armadas que hay que contener y turbulencias financieras que debemos soportar, pero que no nos deben llevar a perder la perspectiva general, presos del miedo y la incertidumbre, en gran medida los motores de lo que nos está ocurriendo.

Sesenta años son sólo una brizna de historia, pero para China han supuesto un inmenso salto desde una sociedad campesina a la tercera economía del mundo, a una nación orgullosa respetada globalmente, con clases medias que compran en Ikea y un sistema que en 30 años ha conseguido sacar a 300 millones de habitantes de la pobreza. Una política exterior global que se proyecta en África, Latinoamérica y Oriente Medio, sedienta de materias primas. Un país indispensable para afrontar el cambio climático -es al tiempo el primer contaminador de la atmósfera- o detener a los ayatolás de Irán. Pero viendo las imágenes de la colosal celebración del aniversario del nacimiento de la China comunista, el salto no es tan manifiesto. Desde el mismo lugar en el que Mao proclamó, el 1 de octubre de 1949, el nacimiento de la República Popular China: "El pueblo chino se ha levantado", su sucesor, Hu Jintao, con un traje de cuello Mao de diseño, presidía un desfile de masas y cacharrería militar, sólo de fabricación china, con una coreografía réplica de los mejores años de la URSS de Stalin. Había sido prohibido en todo Pekín el vuelo de cometas y la población tenía órdenes estrictas de no asomarse a las ventanas. Un millón de voluntarios estaban encargados de asegurar la estabilidad social del acontecimiento y de informar de comportamientos sospechosos. Control total: hasta las nubes habían sido bombardeadas horas antes para anticipar la lluvia y conseguir un día radiante. Aunque 1949 y 2009 separan a dos mundos, el dirigismo estatal y el orden son todavía en China valores superiores a las libertades y al individuo. La ceremonia proyectó una imagen de poder en ascenso, orgullo nacional, una enorme fuerza controlada. FRANCISCOG. BASTERRA 60 años de la República Popular China




Aquel 1 de octubre de 1949, "China se convirtió en un Estado soberano verdaderamente independiente, acabó con la opresión imperialista, puso fin a miles de años del gobierno de las clases explotadoras, y la clase trabajadora tomó el control de un nuevo país y una nueva sociedad", según reza la historia oficial.

Nacionalismo y comunismo en Tiananmen


Miles de soldados

18.000 soldados de todas las divisiones del ejército de la República Popular China han participado en el desfile

REUTERS - 2009-10-01

Pioneros

El Partido Comunista ha recurrido a los niños para escenificar su celebración. Hasta 80.000 niños según los datos oficiales han formado parte del desfile del 60º aniversario de la Revolución, una fiesta que ha contado con la participación de los adoctrinados pioneros del PCCh

EFE - 2009-10-01

Hu Jintao

El retrato del actual presidente de China, Hu Jintao, ha presidido los desfiles, continuando con una larga tradición personalista que ya inaugurara Mao, cuyo rostro sigue estando muy presente en cada acto oficial en china

AFP - 2009-10-01

Mujeres soldado

Mujeres del Ejército de la República Popular China desfilan en la plaza de Tiannamen con motivo de la fiesta del 60 Aniversario de la fundación de la China comunista

EFE - 2009-10-01

Mao Zedong

Más de 20 años después de su muerte, Mao Zedong sigue ocupando un papel preeminente en la propaganda del régimen comunista, como muestra la gran cantidad de fotos del líder chino usadas en el desfile de aniversario

REUTERS - 2009-10-01


Nacionalismo chino

Con la apertura al capitalismo de la época de Den Xiaoping el régimen chino ha abrazado el nacionalismo como el verdadero sustento ideológico de su sistema.- En la imagen, decenas de niños portan banderas chinas en el desfile de celebración del 60 aniversario de la revolución.

REUTERS - 2009-10-01

Cúpula del PCCh

Gran parte de la cúpula del Partido Comunista Chino, desde hace tiempo sin el estilo Mao de chaquetas de cuello redondo, durante la celebración del desfile.

REUTERS - 2009-10-01

Estética de Guerra Fría

La demostración de potencia armamentística y la parafernalia del desfile retrotraen a otro tiempo, cuando la Guerra Fría aún estaba en auge

AFP - 2009-10-01

Nuestro expresidente Oscar Arias Sánchez y el presidente chino.

中國 Simplemente MAJESTUOSO


Recordemos las olimpiadas de la mano de China.

Momento del encendido de la antorcha olímpica

Los anillos del 'sueño'

Los fuegos artificiales dan el pistoletazo de salida de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008



Policías chinos patrullan en la plaza de Tiananmen:"Nos oponemos tajantemente a cualquier palabra o acción que interfiera en los asuntos internos de otros países en el nombre de cuestiones como los derechos humanos y la religión", dijo Qin Gang, portavoz del Ministerio de Exteriores.

"El pueblo chino se ha puesto en pie", dijo Mao Zedong el 1 de octubre de 1949 desde lo alto de la Puerta de la Paz Celestial, en la plaza de Tiananmen. En su camino hacia la sociedad armoniosa que propuso el Partido Comunista Chino en 2005, el regimen de Pekín aspira ahora a algo más que estar en pie; quiere estar, definitivamente, arriba.




Desde que yo tengo memoria he tenido relación con la cultura china. Desde la gastronomía, aprender a cocinar, intentar aprender cantones, y conocer de primera mano de las ancianas chinas, conocidas como POPO, las historias de su tierra lejana, de sus costumbres y tradiciones.



Increíblemente trabajadores, recuerdo como prosperaban cocinando hasta dieciocho horas diarias, para poder aumentar sus capitales, y darle una mejor calidad de vida, a sus hijos nacidos en Costa Rica.



Poligamia, pies vendados, mujeres sumisas… ¿No es hora de actualizar algunos tópicos sobre China? El gigante vive una revolución sexual sin precedentes, y blogs y sex shops —que aquí operan bajo el epígrafe de “establecimientos de planificación familiar”— son sólo la punta del iceberg. Así se divierten muchos chinos cuando no están viendo los Juegos.

Una pareja se abraza en el Bund de Shanghai



OTRAS PEQUEÑAS REVOLUCIONES

Desde que Deng Xiaoping abrió las puertas, el capital no ha dejado de fluir. La clase media china ya roza los 300 millones de personas, cuyo consumo desaforado ha provocado otros pequeños milagros.

Internet. El ciberespacio ya no es un desconocido en China. Un total de 253 millones de habitantes están conectados, y su número crece un 20% anual. Internet es la ventana al exterior, aunque sus cristales no son transparentes. La censura impide ver fotografías de la masacre de Tiananmen o informarse sobre Tíbet, Taiwan o los derechos humanos. De momento, no les importa en exceso. Los videojuegos en la Red y el Messenger son suficientes.

Gastronomía. De pelear por un bolso de arroz a hacerle sombra a Ferran Adrià. La revolución económica no sólo ha sacado a 350 millones de chinos de la miseria absoluta. También ha provocado la entrada en tromba de las cadenas de comida rápida estadounidenses, y ha propiciado el nacimiento de una nueva generación de reputados chefs de nombres impronunciables. Los ojos rasgados ya miran de frente la cocina de autor.

Nuevos ricos. Zapatillas Nike, pantalones Calvin Klein, camisa ralph lauren, bolso Louis Vuitton, frapuccino de Starbucks y el logo de BmW, Audi o Cadillac en el volante. Es el ideal de las clases pudientes de China, cuya renta se duplica cada década mientras su ahorro se reduce un 30%. Y es que la hoz y el martillo son ya sólo reflejo del sistema político de un país sumergido en el consumismo más brutal.

Aún hoy en día una nueva generación de ciudadanos costarricenses hijos de padres chinos, trabajan de sol a sol en sus empresas familiares. Comercian grandes cantidades de mercaderías desde Hong Kong, ya que encontraron un terreno muy fértil a los artículos chinos en nuestro país.

Me decía un joven costarricense de origen chino, que estudio en una universidad prestigiosa en San José, y que a pesar de ser profesional, sigue trabajando en el negocio de su padre, que como chino su vida es trabajar. Eso me impresiono, pero es un joven educado en la capital costarricense, y estudiado en Hong Kong, para aprender el idioma mandarín y así poder perpetuar su legado en Costa Rica, de la tierra lejana de sus padres.


Vivimos en un mundo sometido a la perversión del ciclo de noticias continuas de 24 horas, con la exigencia de respuestas inmediatas a sucesos muy complejos, que impiden aplicar distancia y una mínima reflexión sensata sobre los acontecimientos.





Podríamos convenir que, por el momento, ni Asia es el faro de un Occidente desnortado, ni Europa está a punto de hundirse derrotada por los mercados. Una legión de jóvenes de ambos sexos, aunque predominan los hombres, que desde las terminales electrónicas de Bloomberg o Reuters, en salas de tesorería de Londres, Nueva York o Tokio, especulan contra las deudas, públicas y privadas, de Grecia, Irlanda, Portugal o España, logrando a veces que sus propias autoexpectativas se cumplan.

Habitamos un mundo integrado en el que la crisis de la deuda europea es capaz de sembrar el desconcierto mundial; nuestra seguridad depende de los caprichos de un clérigo que supuestamente vive en una cueva en Pakistán; de la incertidumbre de la sucesión de la monarquía comunista sátrapa de los Kim en Corea del Norte; de los manejos de una gerontocracia militar aislada en la opaca Pyongyang, pero que dispone de entre seis y 10 bombas nucleares y parece decidida a dotarse de algunas más. Un régimen de opereta, pero atómica, que ha condenado al hambre a su población. Estima que sus constantes provocaciones armadas no le van a costar nada. Su arsenal nuclear y sus misiles convierten a este país, paria internacional, en intocable. No hay solución militar. Estados Unidos tiene todavía 28.000 soldados en Corea del Sur, y el portaaviones de propulsión nuclear USS George Washington, se dirige a la zona del conflicto para realizar maniobras junto a los surcoreanos. La vieja diplomacia de la cañonera enseñando la bandera en un mar, el Amarillo, que Pekín considera su lago. China, el banquero prestamista de Estados Unidos, tiene la llave capaz de contener a Pyongyang. Posee un acuerdo de defensa mutua con Corea del Norte a cuyo lado luchó en la guerra de Corea, en la que murió el hijo mayor de Mao. China garantiza el 90% de la energía, el 80% de los bienes de consumo y el 45% de los alimentos que consume Corea del Norte. Su interés estratégico reside en evitar la desestabilización de su vecino y un posible éxodo demográfico hacia sus fronteras. El ex presidente norteamericano Jimmy Carter, buen conocedor de Corea del Norte, explica en The Washington Post que solo es posible una solución diplomática. Pyongyang estaría pidiendo respeto y negociaciones directas con Washington, y este sería el objetivo de la escalada de provocaciones. Con un telón de fondo de sucesión en la dictadura y necesidad de afirmar la firmeza y competencia, visiblemente inexistentes, del sucesor, Kim Jong-un, el general más joven del mundo, 27 años, al que el Ejército no acaba de tragar. Obama deberá seguir con su política de paciencia estratégica e incluso, finalmente, puede verse obligado a aceptar el statu quo.

La historia se repite. El presidente Eisenhower, un general, entendió que debía acabar con la guerra de Corea con un acuerdo político, que llevó al armisticio, una suspensión de hostilidades sin tratado de paz, largas tablas que se mantienen desde 1953. Así nacieron las dos Coreas, a similitud de la Alemania dividida entre comunistas y capitalistas. Antes, Truman destituyó al general MacArthur que, insubordinado contra el poder civil, quería arrasar China con armas atómicas para acabar con la guerra. El historiador Robert Dallek, biógrafo de las presidencias de John Kennedy y Lyndon Johnson, reflexiona sobre lo que llama "cualidades ingobernables" de los tiempos que vivimos. Y afirma que lo que definirá esta era de la presidencia de Obama es "el poder disminuido, la autoridad reducida, la capacidad mermada para definir los acontecimientos".

Disfrutemos China, a como yo le he disfrutado toda mi vida, y aún hoy en día sigo disfrutándola con mis amigos de China, que no dejan de maravillarme con las historias de sus familias, que aún están en ese enorme país, tan diversificado, cosmopolita, desigual, totalitario, hipercapitalista. Y que en este momento tiene la llave.

Créditos: Fotos El País, JOSÉ REINOSO Pekín 01/10/2009, China hipercapitalista.FRANCISCO G. BASTERRA 27/11/2010

8 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

lo que la cúpula diga no siempre es lo que dice el pueblo
por eso no hay que confundirse
China es mucho más que una "cúpula de poder",
y en la voluntad está la llave!!

besitos de luz

Catalina Zentner dijo...

Roy, completo e ilustrativo informe, mi modesta conclusión es que China ejerce un capitalismo diferente.
Los ciudadanos chinos que viven en Argentina, como los de tu país, son muy trabajadores, forman una sociedad bastante cerrada y conservan su idioma y tradiciones.
Dicen que se ha instalado una mafia china, que los oprime y chantajea, pero ellos no hacen denuncias.
Saludos,

Marina dijo...

¿Y por qué será que a mí esto me asusta mucho?.

Respecto a los ciudadanos chinos que viven en otros países te diré que enfrente de mi puerta vive una familia de chinos, en realidad no sé cuantos. Se relacionan poco, pero ayer les robaron en casa y vinieron a la mía para que yo llamase a la policía y les explicase el asunto.

Repito. Como mínimo me preocupa.

Un abrazo compañero.

Maria dijo...

Después de una larga temporada ausente vine a ponerme al día y puedo confirmar que lo he conseguido, aunque tendré que volver porque aún me queda bastante por leer. Saludos Roy, un placer volver a visitarte.

TicoExpat dijo...

Corrreccion Roy: China no es comunista. Leninista -control del partido de todos los aspectos de la sociedad- si, fascista -el estado empresarial todo podersoso, tambien. Comunismo, no, ni siquiera socialismo.

Y no fue la revolucion, Roy, fue mas bien un respiro que quitaron el zapato del cuello al final del desmadre de la Revolucion Cultural, simplemente porque mas bajo no se podia caer... Fue el pueblo solito, el que dejaron morir de hambre por millones, que empezo a escondidas a guardar un poco de lo que tenia que entregar al estado y acumular e intercambiar. Cuando en beijing se dieron cuenta, ya era tarde, y para no hacer revoluta, dejaron que siguera creciendo. Lastima que ahora el peor impedimento al desarrollo sea precisamente la corrupcion. Mas que derechos humanos, la falta de reconociemto al ser como humano. Y la manipulacion ideologica, para ocultar el pasado a lo 1984.

Hay que estar aqui para verlo, Roy.

Dilman dijo...

Esto solo reconfirma lo que todo el mundo sabe, las cepas del mal en la política internacional están sembradas en USA lo raro es que no aparezca su mancuerna sionista. Tengo entendido por otras lecturas de información que los provocadores entre las dos coreas es Corea del Sur con su aliado USA.
Saludos.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Para el 2025 China será con creces la primera potencia mundial. Su auge es imparable en tanto la decadencia de USA, y la falta de hegemonía de ese pequeño país llamado Europa, nada podrán hacer. África seguirá olvidada y Sudamérica será una reserva a explorar.
· Al igual que para el Imperio Romano las comunicaciones eran poder, ahora, la información es poder. El Imperio tiembla al perder el control de la misma. Los ciudadanos sabemos, sabemos más, y queremos seguir sabiendo. Ahora todos que remos ser Echelon. Y mientras, se descubre la corrupción que siempre ha estado ahí.

· Saludos Roy

CR & LMA
________________________________
·

©hannibal däler dijo...

Roy aveces la vuelas.

Qué entrada de tan alta calidad. Me encanta venir, por que sé que te tomas tu tiempo para hacerlos bien. Con información completa y con un análisis justo.

Tocas muchos temas en poco espacio, pero no merma cualitativamente.

Disfrute la entrada. Gracias.
El análisis mio te lo quedo debiendo, es tarde y el deber me llama. Pero quedo complacido.

Saludos
hannibal