viernes, 20 de noviembre de 2009

Gestos de guerra

Uno de los negocios más grandes en el mundo es la venta de armamentos, que solo compite en ganancias con el narcotráfico y con la pornografía a nivel mundial.

Los ejércitos latinoamericanos fueron siempre por excelencia represores de sus ciudadanos, principalmente en la época de dictaduras de la derecha más reaccionaria que se dieron en nuestro continente.

Hace veinte años cayó el muro de la vergüenza, el muro que tenía que caer, la Guerra Fría se disperso y un mundo diferente vimos emerger, hasta se dijo que le historia había llegado a su fin.

La URSS se desintegro y los liberales del mundo celebraban hace poco la libertad, dándole gracias hasta a la dama de Hierro, la más acérrima enemiga de la reunificación de Alemania, y se olvidaron de darle gracias a un comunista que permitió la reunificación de Alemania Mijail Gorbachov. Ya fuera porque no quiso enfrentar un conflicto armado de grandes envergaduras en el Muro de Berlín, o porque tenía graves problemas internos, su decisión permitió que el mundo cambiara de una manera radical.


Latif attributes the stagnation to so-called Pacific decadal oscillation (PDO). This phenomenon in the Pacific Ocean allows a larger volume of cold deep-sea water to rise to the surface at the equator.

Latif atribuye el estancamiento a la llamada oscilación Decadal del Pacífico (DOP). Este fenómeno en el Océano Pacífico permite un mayor volumen de agua fría en alta mar a la altura de la superficie en el ecuador.

Nuestro universo es violento, chocan galaxias, mega agujeros negros en los centro de galaxias, con unas masas un millón de veces más grandes que nuestro sol, y en nuestro bello planeta azul, lo violento es noticia día a día.

Climatologists are puzzled as to why average global temperatures have stopped rising over the last 10 years. Some attribute the trend to a lack of sunspots, while others explain it through ocean currents.

Los climatólogos están perplejos de por qué las temperaturas medias globales han dejado de crecer durante los últimos 10 años. Algunos atribuyen la tendencia a la falta de manchas solares, mientras que otros explican a través de las corrientes oceánicas.


¿Por qué Latinoamérica se rearma? Brasil, Venezuela, Colombia, Honduras, han empezado una carrera armamentista de gran escala, y cada uno a su nivel.

Es un verdadero crimen que países tan pobres como Honduras dedique sus escasos recursos a comprar armas y no en los últimos meses, sino durante décadas. A que le temen todos estos gobiernos, ya la guerra fría termino y cayó el Muro de Berlín, a que enemigo vamos a enfrentar hoy en día por medio de las fuerzas armadas.

Brasil con cincuenta millones de pobres, Venezuela con graves problemas de abastecimientos de bienes de primera necesidad, con gran desempleo, y una sociedad fracturada con la presidencia imperial de Hugo Chávez. Colombia va en camino de una reelección indefinida, con una diáspora de más de tres millones de colombianos dispersos por el mundo, y los desplazados a lo interno de ese hermoso país, son los que más sufren entre el fuego cruzado, entre la guerrilla, los narcotraficantes, los paramilitares y el gobierno. Honduras uno de los países más pobres del continente aún se rearma como si estuviéramos en plena Guerra Fría con Reagan en el poder.

El siglo XX se caracterizo por la lucha entre el liberalismo y el socialismo y aún hoy en día en pleno Siglo XXI seguimos esa lucha.

¿Las armas nos dan seguridad? Ante el dilema ¿seguridad o libertad? la respuesta de la mayoría, después de 2001, parecía ser claramente: seguridad. Y se inició la gran paradoja de que las sociedades libres aceptaron sacrificar libertad, en aras de la seguridad.

Los últimos sucesos en Guatemala (caso Rosenberg), Perú (protestas de los indígenas y la privatización de sus tierras) y Honduras (golpe de estado) restan credibilidad a la democracia liberal y refuerzan la popularidad de Chávez. Millones de pobres e indígenas constatan que el liberalismo no les ofrece justicia.

La imagen hondureña de un batallón evitando unos comicios a balazos no resulta digerible.

El argumento del Ejército y de la policía da la razón a caudillos como el venezolano.

Aún recuerdo que con la liberación de Ingrid Betancourt, en medio de la euforia pareciera que el Gobierno y la guerrilla compartieran un objetivo: hacer olvidar a los colombianos que este país de 44 millones de personas, la mitad de ellos pobres, tiene un abanico de problemas que no se agota con la derrota de las FARC.

Colombia "no producirá gestos de guerra" y mientras en nuestro país los puentes colapsan después de más de cuarenta años de no recibir mantenimiento, y caen al vació junto a los que los cruzan, Hugo Rafael se da el lujo de dinamitar puentes en la línea fronteriza con Colombia, aduciendo soberanía para destruir puentes que son usados por los delincuentes.

Hacia dónde va América Latina con esta nueva escalada armamentista, careciendo de salud, de vivienda digna, de seguridad, de alimento para millones de seres humanos, masas excluidas de servicios básicos para sus poblaciones, mientras se gastan miles millones de dólares en armas que lo único que servirán es para matar a sus propios pueblos.

En su acta de nacimiento de la Revolución Francesa, la democracia nació con un lema triple: "Libertad, Igualdad, Fraternidad". Ojala pudiéramos aspirar a esas tres grandes virtudes, por encima de las ideologías, o seré tan utópico para creer que podemos aspirar a tener las tres juntas.

El universo cambia, es violentísimo y provoca grandes colisiones en todo sus entornos, y en la tierra, seguimos exactamente esas mismas reglas que hacen cambiar día a día el universo tan cambiante en nuestras propias naciones.

Créditos: Santiago Roncagliolo es escritor peruano. Fotos Der Spiegel.

23 comentarios:

Terox dijo...

Alguien dijo que la vida es lucha. Y hay quienes lucran de eso.

El truco más viejo del mundo... inventarse un conflicto externo para "unir" al "pueblo"... Lo hizo la Junta Militar en la Guerra de las Malvinas... y lo hace Chávez hoy... siempre jugando con fuego...

Pero no crea, aún hay esperanza. Costa Rica abrió los ojos y abolió el ejército en el 49 (claro, la verdadera razón de Figueres parece ser que temía no poder controlar el monstruo que había creado, especialmente la temida "legión Caribe"). Y Panamá siguió el ejemplo, no hace mucho... Tal vez poco a poco más países sigan ese camino...

Roberto dijo...

¿Por qué motivos quiere armarse un Estado? ¿Con qué propósito? ¿Qué precio paga en recursos financieros y humanos? ¿Cuáles serían las consecuencias concretas para la población si esas armas llegasen a ser utilizadas? Las respuestas a estos interrogantes revelan hasta qué punto la compra de armas entraña el riesgo de debilitar el conjunto del tejido social.

Fernando dijo...

Estamos sometidos. Los grandes fabricantes de armas dominan el mundo,fomentan guerras, se aprovechan de que los hombres desean el poder y ya no pueden alcanzarlo con uñas y dientes o con cuchillos y hachas. Los grandes fabricantes de medicamentos rehacen virus ya perdidos y crean pánicos de pandemias para aumentar sus ventas, mientras millones de personas mueren de cólera por no disponer de higene y medicinas.

¿Hasta cuando vamos a soportar una ONU dirigida por dictadores sin piedad?

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Muy de acuerdo, si no hay guerras debemos crearlas, los grandes inventarios de armas provocan crisis en las empresas fabricantes de estas, se deben crear conflictos para poder vender. En la primera guerra del Golfo (esta si es la primera jajaj) EEUU le vendió sistemas antimisiles a varios países de Oriente Medio, por el miedo de los ataques de los misiles iraquíes.
Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras. Eduardo Galeano.

Bueno a don pepe yo le daría el beneficio de la duda, creo que fue un hombre extraordinariamente visionario, ya que no solo en lo del ejército acertó en su toma de decisiones trascendentales, que lo hace uno de los pocos estadistas que hemos tenido en el siglo XX.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Roberto:
Y es que hoy en días todos queremos andar armados, para defendernos de la inseguridad ciudadana, para protégenos del narcotráfico, de los robos, de todo aquello que nos da miedo.

El estado se enfrenta a peligrosos delincuentes que disparan con subametralladoras AK47, y mueren nuestros policías, y estos deben ser mejores equipados para enfrentar armas ilegales de grueso calibre y ahí sigue la espiral de violencia sin fin.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Fernando:
Bueno te digo que los integrantes del Consejo de Seguridad de naciones Unidas, ellos son los principales productores de armas del mundo y además dominan la producción farmacéutica.

¿Qué difícil no?
Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Armas, guerras, conflictos, genocidios, ejecuciones, exterminios, torturas,...
Desde nuestro orígen.
Menuda especie la nuestra.

Saludos.

Cornelivs dijo...

"Ojala pudiéramos aspirar a esas tres grandes virtudes, por encima de las ideologías, o seré tan utópico para creer que podemos aspirar a tener las tres juntas..."

Completamente de acuerdo, querido Roy.

Te deseo un feliz fin de semana.

Un abrazo, amigo.

Gizela dijo...

Lo primero primero...
Precioso tu comentario sobre los velos.Realmente es un poema.Y aun cuando te dejé las felicitaciones allá, me reitero aquí.
Segundo..menuda lista de buenos negocios Ufff!!!
Saber quien comenzó la escalada de armas, es como quien fue primero el huevo o la gallina.
Pero a veces pereciera imparable, especialmente en referencia a que la delincuencia a veces está mejor armada que los policías.
Pero pensándolo mejor Hugo Rafael se está armando hasta los dientes, pero igual, no actualiza a los policías, sólo a los militares.
Nuestra delincuencia le lleva una morena larga a la delincuencia, en cuanto a equipamiento.Y no hablo sólo de armas.En provincia los policías, suelen pedir colaboración a las empresas y establecimientos comerciales, para comparar las llantas o cualquier repuesto del carro.Ya es normal que sí llamas a la comandancia de mi pueblo, por haber sufrido algún robo, te pidan que los busques, porque no tienen vehículo para trasladarse.
Es realmente vergonzoso gastar esa millonada en armas y en un ejercito, cuando los pueblos están carentes de necesidades básicas como techo, hospitales y trabajo digno.
Alguien debería proponer, que en la lista de delitos de lesa humanidad, se añadiera la de sumir a un pueblo en la miseria.
Si vemos las condiciones requeridas, cuadra perfectamente.
Y tal vez todos esos "iluminados" se cuidaran de gastar con justicia y probidad, los recursos de un pueblo.
Besotes

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

TORO SALVAJE:
Somos la única especia que mata con plena conciencia de lo que hace.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Cornelivs:
Si amigo mío si pudiéramos alcanzar esas tres aspiraciones, sería algo grandioso.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Gizela:
Muchas gracias por tus comentarios, en verdad me hacen sentir muy regocijado.

Nosotros también sufrimos esas carencias, somos un país pequeño y sin petróleo, pero creo que hemos hecho muchas cosas buenas a pesar de nuestras limitaciones. Pero Costa Rica decidió hace décadas suprimir el ejercito, creo que nunca podremos poder agradecerle al tres veces presidente don pepe Figueres por su gran visión.

Terox dice que fue por su propio beneficio al poderse salir del control de sus manos ese ejército, pero hizo otras cosas muy buenas, antes el aeropuerto estaba en el puro corazón de la capital y decidió llevárselo a la provincia de Alajuela, y fue muy criticado también.

No se si armándonos nos sentiremos más seguros, pero es una carrera que creo que nadie podría ganar.
Saludos

Dilman dijo...

Opinión El aumento de la ayuda norteamericana que tan contento tiene a este gobierno sólo servirá para agravar la guerra que vivimos.
Antonio Caballero
www.semana.com/wf_ImprimirArticulo.aspx?IdArt...
Primero dijo el entonces Ministro de Defensa Juan Manuel Santos que el gobierno no les daría una base militar a los Estados Unidos. Aquí mismo comenté que esa era la prueba de que pensaba darles varias. Y así ha sido. El actual ministro de Defensa, general Freddy Padilla, informa que son tres: Malambo, Apiay y Palanquero. Agrega que, si por el gobierno fuera, serían por lo menos cinco: "Nosotros hemos solicitado -dijo- entregar también Larandia y Tolemaida". Y al parecer serán en realidad siete, contando las bases navales de Cartagena y Bahía Málaga, que recibirán "visitas" de los buques de guerra norteamericanos. Agrega el general que no es necesario ni siquiera consultar al Congreso (lo cual, en el lenguaje de este gobierno, significa que no van a comprar congresistas con embajadas y notarías), porque "los expertos en esta materia consideran que no se trata de nada nuevo". Y es verdad: la entrega de las bases forma parte de la larga tradición cipaya de abyección ante el imperio de todos los gobiernos de Colombia. Tanto es así que ni siquiera sorprende que esa haya sido la manera escogida por el de Álvaro Uribe para celebrar el bicentenario de la independencia del imperio anterior. Pero lo cierto es que da vergüenza ajena. Tanta, que por contraste parece menos grotesca la idea municipal de los globos aerostáticos con anuncios publicitarios.

Y explica el Presidente, como siempre, que la entrega de las bases a los norteamericanos tiene por objeto conseguir "que nos ayuden en esta batalla contra el terrorismo y el narcotráfico".

Como siempre, digo, porque esa es la excusa (también tradicional) que alega el gobierno para cualquiera de sus actos. Para subir los impuestos o para bombardear a los vecinos, para no llevar a juicio a los paramilitares o para no compensar a sus víctimas. Para lo que le convenga o para lo que se le ocurra. Parece como si no se hubiera dado cuenta de algo que ha sido de sobra comprobado en la historia ya larga de esos dos fenómenos: que ambos son generados en buena medida por la ayuda norteamericana.

Dilman dijo...

En el caso del narcotráfico la evidencia es tan clara que ha acabado por convencer incluso a personas que, en su momento de poder local, se inclinaron ante la presión imperial de los Estados Unidos para combatirlo a sabiendas de que ese combate es la mejor manera de fortalecerlo: es el caso de los ex presidentes Gaviria de Colombia, Zedillo de México y Cardoso de Brasil, firmantes de un reciente documento en el que reconocen que la guerra contra la droga ha sido no sólo inútil sino contraproducente. Ha destruido física y moralmente los países a la vez que conseguía que aumentara el consumo del producto y el poder y la riqueza de las mafias que lo manejan.

En el caso del terrorismo, antes llamado subversión, la relación de causa a efecto también es notoria aunque esté velada por la ideología. No sólo en Colombia, sino en todos los países que han conocido el fenómeno este ha sido fortalecido por el antiamericanismo, fruto a su vez de la "ayuda" procurada a sus gobiernos por los Estados Unidos para combatirlo. Y así es tanto en los países en los que la subversión, hoy llamada terrorismo, ha sido derrotada (la Argentina o Chile), como en los que ha triunfado (Cuba o la Nicaragua de la primera victoria sandinista). Y esto no sólo en América sino en Asia y en África, de Vietnam al Congo, e inclusive en la Europa de la Guerra Fría. Para no hablar del Oriente Medio.

Dilman dijo...

De manera que el aumento de la ayuda norteamericana que tan contento tiene a este gobierno sólo servirá para agravar la guerra en que vivimos. Lo cual explica, de rebote, el contento del gobierno: él vive de que esa guerra se mantenga. Si en Colombia hubiera paz, no habría Uribe.

Me viene a la memoria el razonamiento con el cual la señora Jeanne Kirkpatrick, asesora de Seguridad de Ronald Reagan, trató de persuadir al gobierno de Costa Rica de que aceptara la ayuda norteamericana para armar un ejército, inexistente en el país desde los años cincuenta. "Lo necesitarán -les dijo la consejera de Reagan- para combatir la subversión". "Es que en Costa Rica no hay subversión", le respondieron. Y ella concluyó: "La habrá en cuanto tengan un ejército".
PD.1 Colombia es el tercer receptor de ayuda militar estadounidense en el mundo después de Israel y Egipto.
2.Casi el 60% de su burocracia está ocupada por la policía y los militares.
3.En esa ayuda militar no se contabiliza un plus del mercado negro de armas y demás recursos monetarios por organizaciones criminales.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que increíble esa frase de Jeanne Kirkpatrick, sabes la inversión en armamentos es la más oscura en el mundo, o sea se presta para hacer estafas y no rendir ningún tipo de cuentas en los gobiernos del mundo.

No son transparentes los gobiernos a la hora de contabilizar y de dar explicaciones en los dinero que se invierten en armamentos.

Mañana entro a contestar más puntualmente tus otros dos comentarios.
Saludos

andrés dijo...

El otro comentaba con alguien que la unica forma que el hombre conoce para resolver un conflicto es hacer la guerra... esta en nuestros instintos basicos, es el camino mas "facil" y corto que tomamos.

Tenemos el dialogo y la tolerancia pero son cosas que hemos inventando tratando de reprimr lo basico q vive en nosotros... la violencia...

Saludos men!

Marina dijo...

Primero se crea la necesidad, después el artilugio y por último la necesidad se instala y ya no se puede prescindir de ella.
Siempre es así.
Un fuerte abrazo.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada atenta…

Libertad, Igualdad y Fraternidad.
Comida y Techo, Sanidad y Educación.

Las democracias liberales no han leído, con atención, tan simples enunciados.

¿Les gusta más Armas, Drogas y Sexo?

Y mientras, el horror de un mundo injusto.

• Un abrazo
____________________________
CR & LMA

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Veía hoy domingo en la noche los 7 pecados capitales y hablan de la ira, y se decía que en la guerra la ira, se expresa a niveles muy altos.

Creo que el ser humano ha vivido en guerras desde su misma creación, al final de cuentas, somos notros los que decidimos si luchamos o no, el gran problema es que las carreras armamentistas dejan de por lado satisfacer necesidades básicas en sus propis naciones.

Leía que Honduras tiene 76% de la pobreza, es una cifra escalofriante, para una nación que gasta tanto dinero en armas, no sería mejor invertir esos escasos recursos en desarrollo y en satisfacer necesidades básicas para sus poblaciones.

Hasta el Imperio Romano dedico demasiados recursos para sus militares y cuando no les pudieron pagar estos se sublevaron contra ellos mismos. No creo que eso haya cambiado mucho.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Marina:
Correcto es todo un proceso, el problema que yo veo es que cuando comienza y llega a desatarse, como que se perpetúa y se justifica su mantenimiento.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ñoco Le Bolo:
A todo eso es lo que aspiran nuestros pueblos, el problema es que esas necesidades básicas no son satisfechas en las democracias liberales.
Saludos

WOLVERINE dijo...

Lo que nunca he entendido, la estupidez humana, si todo un misterio que sigue sin resolver, como es posible que paises pobres como Hondura, por mencionar alguno, gasten tanto dinero en armamento militar mientras todo su pueblo pasa hambre y calamidades, y un sin fin de nesecidades sociales? Por què un arma para matar al projimo adquiere mucho màs valor e importancia que un pedazo de pan para alimentar a una familia pobre???

Odio a las personas que lucran con el derramamiento de sangre...

Salu2 de WOLVERINE.