jueves, 4 de junio de 2009

Todo cambia o ¿sólo palabras?




Que nadie menosprecie el valor de las palabras. De ellas nacen tanto la guerra como la paz.


OEA revoca resolución que expulsó a Cuba de la organización.

Ahora depende de Cuba su decisión de reingresar o no


Cumpliendo un reclamo del pueblo, Fidel rompe la bochornosa declaración de San José. Cuba dejaba firme su posición frente a la OEA.





"We love you too"

Samuel T. Huntington, director de Estudios Estratégidos de la Universidad de Harvard, en su discutido libro “El choque de las civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial” (1996) sostiene la hipótesis de que las guerras de la nueva era de la historia mundial serán sobre todo guerras de civilizaciones, marcadas fundamentalmente por las religiones. El primer enfrentamiento, según él sería entre Occidente y el Islam. La guerra de 1991 y ésta de ahora, ambas contra Irak, parecen confirmar su hipótesis.


Así que es importante que con palabras se inicie un nuevo periodo que sustituya el unilateralismo por un orden internacional basado en la cooperación y el entendimiento.

Importa, y mucho, que se sustituya el discurso del choque de civilizaciones y la diplomacia de las cañoneras, por otro de entendimiento, diálogo y respeto al "otro", con una diplomacia que realmente lo sea, sin imponer el poder que se tiene y sin renunciar a defender los valores en los que se basa.

El presidente estadounidense, Barack Obama, durante su discurso en la universidad de El Cairo

En un discurso histórico en la Universidad de Al Azhar en El Cairo, seguido por unos 1.000 millones de musulmanes, el presidente estadounidense ha invitado a los países islámicos a un diálogo mucho más abierto que permita mejorar el conocimiento entre poblaciones con religiones y tradiciones diferentes. Lo ha hecho en un lugar que es una de las grandes referencias históricas del pensamiento musulmán y alma máter de destacadas figuras de la literatura y la política suní, entre ellas el número dos de Al Qaeda, Al Zawahiri. "Tenemos que buscar el respeto mutuo. No debemos estar en conflicto por nuestras diferencias. Ellas nos definen y pueden ayudarnos a que haya justicia y prosperidad", ha dicho. "Los intereses que compartimos como humanos son lo más grande", ha añadido.

Stop the Clash of Civilizations



Sin embargo, Obama ha reconocido que el cambio no llegará rápido ni será fácil. Haciendo referencia al pasado de su padre, que nació en Kenia dentro de una familia musulmana, y al suyo propio, pues vivió en Indonesia y se involucró como asistente social en comunidades de Chicago con gran representación musulmana, el mandatario norteamericano ha asegurado que para llegar a este "nuevo comienzo" hay que luchar contra "los estereotipos negativos del Islam allí donde surjan" al igual que tampoco hay que consentir los que pesan sobre EE UU.

Afganistán e Irak

Obama ha justificado las intervenciones militares de EE UU en Afganistán e Irak, las dos guerras que Washington tiene abiertas en países árabes y han sembrado el odio hacia la Casa Blanca en la comunidad islámica, por la presencia de terroristas en ambos países. Ha recordado que el Ejército estadounidense se retirará de Irak en 2011. "Creo sinceramente que Irak está mejor sin Sadam Husein", ha asegurado para luego añadir: "Queremos ahora ayudar para construir un futuro mejor y dejar el país a los iraquíes".

Luego, se ha recordado que su Administración ha prohibido las torturas y quiere el cierre de Guantánamo para principios de 2010, dos asuntos heredados del anterior inquilino en la Casa Blanca, George W. Bush.

Palestinos e israelíes

En Egipto, el país mediador en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos, Obama ha ido directo al conflicto que asola a todo Oriente Próximo. Ha reconocido los lazos e intereses comunes de su país con Israel, pero ha defendido con contundencia un Estado palestino, como ya hizo en su reunión en mayo con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. "No se puede negar. EE UU no dejará de lado los derechos de los palestinos. Defendemos un Estado propio para ellos".

Las palabras de Obama chocan con las ideas del actual Gobierno israelí de Benjamín Netanyahu, que rechaza la existencia de un Estado para los palestinos. Sin embargo, el mandatario norteamericano también ha expresado su oposición a la política de asentamientos de Israel. "Tienen que acabar", ha dicho. A su vez, Obama no se ha olvidado del movimiento islamista radical Hamás, que controla la Franja de Gaza: "Tienen el apoyo entre los palestinos pero tienen que reconocer el derecho de Israel a existir". Según sus palabras, es la hora para la paz.

Irán

El líder estadounidense ha reconocido las tensiones existentes entre EE UU e Irán, país que Israel ve como máxima amenaza por sus programas nucleares de desarrollar la bomba atómica. Pero al mismo tiempo ha tendido la mano al país de los ayatolás para abrir un proceso de diálogo maltrecho desde la Guerra Fría. "Sé que se opone a mi país desde hace años, pero he dejado claro a los dirigentes iraníes que quiero ir adelante".

Ante la comunidad musulmana, Obama ha vuelto a defender su propuesta de conseguir un mundo sin armas nucleares. "Quiero que sepan que el compromiso norteamericano es que ninguna nación tenga armas nucleares".

Democracia y derechos

También ha hablado de democracia, un asunto delicado a tratar en un país, Egipto, que incluye la visita a una monarquía autoritaria y a un presidente, Hosni Mubarak, con más de un cuarto de siglo en el poder. Obama ha pedido compromiso y tolerancia. Ha defendido la libertad informativa, la educación y el derecho de las mujeres en el mundo islámico. "Nuestras hijas pueden contribuir a la sociedad igual que nuestros hijos. Deben tener el derecho a elegir su religión pero también a cumplir sus sueños". Obama ha cerrado su discurso haciendo referencias al Corán y a la Torá a favor de la paz.

President Obama's Nowruz (new year) message to the Iranian people with Persian subtitles


El choque de civilizaciones que ha llevado al mundo a muchas guerras desde tiempos antiguos, hoy vemos una nueva manera de hacer política, EEUU le tiende la mano al Oriente Medio, para reconciliar a todos y buscar la paz de una manera más efectiva, pudiéndose entender entre las civilizaciones del mundo.

Una analista de un think-tank observó: "No ha excluido ninguno de los temas espinosos que le esperaban en El Cairo". Correcto: habló del dolor que sintieron los norteamericanos en el 11-S y de cómo dieron inicialmente una respuesta correcta -Afganistán- para perderse luego en un despropósito -Irak-; reiteró su voluntad de retirar las tropas de Irak y cerrar Guantánamo; proclamó que trabajará para que los palestinos puedan tener su Estado; condenó la metástasis de las colonias judías en Cisjordania, e instó a la umma a caminar por la senda de la democracia, los derechos humanos y la plena igualdad de las mujeres. Esto último con extrema sutileza: llevar el hiyab, si es por propia convicción y decisión, no debería ser perseguido en Occidente.

Obama saludo a Irán en su año nuevo Nowruz y ahora pide un estado Palestino, y llevar a la diplomacia a su máxima expresión en la zona más volátil y estratégica del mundo, Oriente Medio.

19 comentarios:

andrés dijo...

Estamos viviendo una epoca en donde pareciera vienen cambios positivos, necesarios. El poder de la gente se escucha y tenemos lideres (al menos uno) q con su equipo de trabajo busca abrir candados herrumbrados, dialogos y oportunidades para crecer, para estar mejor.

Es una epoca que me llena de positivismo, de pensar que vienen tiempos mejores... ojala, ojala!

Saludos men

Cornelivs dijo...

Wowww, como esta el mundo, amigo...! Mantengamos la esperanza.

Un abrazo y...Feliz fin de semana...!

Miguel Schweiz dijo...

Roy has dejado muchísimo para leer y pensar; entre los acontecimientos que muestras y sus consecuencias, digamos que es para seguir reflexionando, una opinión al respecto es muy difícil ¿Verdad?

Si a todo esto, le agregamos lo que dices en el post anterior referente a la clase de masa que se ha dado en tantos momentos de la historia, diluyendo la clase media. No sé si estaré equivocado, me lo dices ¿sí? Pero cuando lees la Revolución Francesa por ej., es como que ahí se logra tener un concepto más claro de esta clase "masa".... ¿O no?

Por eso sí, creo como tú que todo cambia, lo que pasa que vaya a saber qué rumbo va a seguir en este caso la humanidad. Supongo que tiene un reto difícil, pero...

Muy interesante siempre Roy, hay que ver cómo lo dejas a uno pensando :)

Abrazos

§♫*€lisa*♫§ dijo...

me gustaría un cambio radical, y no tan ostentoso y publicitario...mucho ruído ...vamos a ver las nueces:=)

muakisitos de sol
felíz fin de semanita Roy
gracias por dejar tan linda huella
un lujo verte por mi casita:=)

salvadorpliego dijo...

Excelente el artículo que acabo de leer. Muy interesante la información y el breve análisis que haces.
Saludos.

JAVIER AKERMAN dijo...

El problema no son las religiones, es la interpretación que se hace de las mismas y el fanatismo de los seres humanos. Nos esperan tiempos difíciles.
Un saludo cordial.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

§♫*€lisa*♫§

Que nadie menosprecie el valor de las palabras. De ellas nacen tanto la guerra como la paz.

Con palabras empezó la política de choque de civilizaciones. Con palabras se gestó la Guerra de Irak. Con palabras se inició la satanización del "otro", del que es diferente, convirtiéndolo en enemigo, clasificándolo a partir de arbitrarios ejes de malos y buenos. Y con palabras entramos en un periodo desastroso de unilateralismo y gendarmería internacional, tanto en seguridad como en materia financiera. ¡Ya conocemos muy bien los resultados de aquellas palabras!
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Miguel Schweiz

Así que es importante que con palabras se inicie un nuevo periodo que sustituya el unilateralismo por un orden internacional basado en la cooperación y el entendimiento.
Importa, y mucho, que se sustituya el discurso del choque de civilizaciones y la diplomacia de las cañoneras, por otro de entendimiento, diálogo y respeto al "otro", con una diplomacia que realmente lo sea, sin imponer el poder que se tiene y sin renunciar a defender los valores en los que se basa.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Y sí, importa que se reconozca el sufrimiento del pueblo palestino y sus derechos a disfrutar de un Estado soberano en las fronteras deshechas de la Guerra de 1967, sin olvidar que los judíos soportaron un holocausto como culminación de siglos de persecución y tienen derecho a vivir en paz y con seguridad en el Estado de Israel.

Importa que se declare que Irán tiene derecho al uso pacífico de la energía nuclear y que se le ofrezca un diálogo sin condiciones, recordando el Tratado de No Proliferación y sus obligaciones. Todo eso, de lo que ha hablado con claridad Obama en El Cairo, importa.

Ser la primera potencia del mundo comporta respetar a los demás y hacerse respetar, entre otros medios por la actitud con los otros. Nunca será respetable quien no respeta a los demás aunque tenga fuerza para imponerse. Será temido y, con frecuencia odiado, pero no respetado.

Obama sabe que no tiene mucho tiempo, ni mucho margen, para transformar las palabras en planes operativos que lo hagan avanzar hacia objetivos de seguridad compartida en Oriente Medio y en el mundo. Pero es absurdo que se le pida lo que no puede, ni debe, dar, como renunciar a la relación de Estados Unidos con Israel. Tan absurdo como que un Gobierno israelí no comprenda que su seguridad no se basa en la guerra permanente, sino en una paz con garantías, basada en el respeto a los derechos de todos y avalada por Estados Unidos y la comunidad internacional.

El mundo árabe cambió su posición en 2002, con el plan de paz del entonces príncipe heredero de Arabia Saudí aprobado en Beirut, y con la reiteración del mismo por la Liga Árabe reunida en Riad en 2007: "Retirada israelí de los territorios ocupados en 1967, incluido los Altos del Golán; solución justa al problema de los refugiados; aceptación de un Estado Palestino independiente en Cisjordania y Gaza, con capitalidad en Jerusalén Este".

A cambio, según esa resolución, "los países árabes darán por finalizado el conflicto con Israel; firmarán un acuerdo de paz para garantizar la seguridad de todos los Estados de la región, y establecerán relaciones con Israel".

Si se superponen esta resolución unánime de la Liga Árabe y el discurso de Obama en la capital egipcia se tienen una parte sustancial de los mimbres para el cesto de la paz en un conflicto que ha sido y es el epicentro de todos los problemas de Oriente Medio, aunque no sea el único.

Éste es el inmenso valor del compromiso contraido por Obama en su discurso del pasado jueves.

Imaginen que una Europa rota por la aventura bélica de Irak, una querella que aún pesa en nuestras posiciones en política exterior, se suma como Unión a Estados Unidos para colaborar en una acción diplomática decidida. El potencial de esa colaboración sería extraordinario.

El histórico conflicto árabe-israelí es para Europa un problema de vecindad, como todos los de Oriente Medio. Por eso es una prioridad, la más importante de sus relaciones con el mundo. La desgracia que nos llevó a la división y al enfrentamiento de posiciones ante la Guerra de Irak puede y debe convertirse ahora en unidad, con Estados Unidos, con la Liga Árabe y con Israel.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Andrés:
Después de ocho años de desesperanza y de presidencia imperial en la era de Bush, en verdad que yo veo con optimismo lo que Obama hace, y aunque sean solo palabras, no hay que dejarlas que el viento se las lleve, ya que con palabras todo empieza.

Esperemos los cambios positivos, que empezaron hace apenas unos cien días.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Cornelivs:
Exacto mi querido amigo, mantengamos la esperanza.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Miguel Schweiz:
Claro en la revolución francesa fueran las masas desposeídas las que lograron hacer el cambio, un pueblo desesperado llevado hasta el límite, que logro hacer una revolución que fue ejemplo del mundo.

Pero a pesar de todo eso amigo mío, en la Francia, de la Liberté, égalité, fraternité (Libertad, igualdad, fraternidad en francés) jamás ha habido un político de color como Obama, Europa no conoce eso y es por eso que el pueblo norteamericano, esa América (EEUU) profunda como la denomino un autor, es que llevo a este político excepcional, a dirigir al país más poderoso del mundo, esas masas empobrecidas con la crisis económica en EEUU y con tantas guerras, hicieron ese gran cambio de rumbo.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Salvadorpliego:
En primer lugar bienvenido y gracias por tus nobles palabras, espero verte a menudo por mi casa.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

JAVIER AKERMAN:
Muy bien lo dices que el problema no son las religiones, son los fanatismos y los extremismos y los nacionalismos, que llevan a este mundo a tantas guerras a través de la historia.

Toda guerra tiene un fuerte componente económico y estratégico y las actuales no escapan a eso.
Saludos

Alimontero dijo...

que buena canción has subido mi querido amigo...muy ad-hoc a los tiempos y circunstancias.
Vine a agradecerte tu siempre amorosas palabras y a desearte que todo siga bien Roy.
Nos encontramos a mi regreso...

Gizz hoy hizo de las suyas, traté de persuadirla y no hubo caso!! ;-)

besos

Ali

SOMMER dijo...

Creo que se trata de gestos que lo único que hacen es pasar la pelota al tejado del vecino.
De todos modos, los gestos a veces, sirven más que los hechos. Es un comienzo.

Abrazos

§♫*€lisa*♫§ dijo...

ROY

es verdad las palabras son herramientas o armas
pero las palabras no son nada si se quedan en el papel...HECHOS
la gente espera resultados y acciones verdaderas para que el tan publicitado "cambio" sea real:=)

por eso era de las nueces jajaja

muakisitos de sol
gracias por tus pasitos en casa:=)
son un regalo precioso

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

§♫*€lisa*♫§:
Aunque no se puede pretender que un discurso, por muy brillante que sea, logre cambiar el curso de los hechos, contrarrestar males muy arraigados o borrar los atavismos de la historia, sí puede convertirse en un poderoso instrumento para emprender la tarea con eficacia.
Saludos

fede dijo...

Bárbaro este Obama me hizo recordar el discurso de Kennedy en Berlin cuando las ciudad estaba dividida y el mundo horriblemente dividido en marxismo y capitalismo(la cortina de hierro el famoso término de Churchill). Un poco también el de Reagan más reciente cuando le mando a decir a Gorbachev ¨Tear down this wall¨sin embargo al 1ero lo he admirado por estadista al segundo le tengo simpatía nada más. Obama que bárbaro está demostrando ser un estadista en un mundo que es tan complejo recurre al diálogo y extendiende un ramo de olivo al mundo musulmán y islámico. No es con cruzadas religiosas o invasiones militares como lo hicieron el inglés Ricardo Corazón de León hace varios siglos o muy recientemente el norteamericano George Bush II, es dialogando y tratando de conocernos porque a pesar de ser todos ser parte de la humanidad tenemos muchas diferencias: ideas, religión, familia, gobierno, etc. Tenemos que dialogar y buscar soluciones pacíficas a nuestros conflictos no prejuzgarnos por nuestras diferencias. La potencia norteamericana tiene la ventaja hoy de tener como su líder a alguien que proviene de un mosaico cultural(globalización genética?) para poder comprender las complejas relaciones mundiales de hoy y no como el anterior mandatario que su visión no iba más allá de las fronteras de Texas.