jueves, 9 de julio de 2015

RETIRO por el padre jesuita Luis Espinal




Esto es sólo un paréntesis. 
No podemos encerrarnos en nosotros mismos, 
Señor, para entregarnos a Ti. 
Apenas cerramos los ojos 
hallamos solamente el desierto de nuestro “yo”, 
la náusea de nuestra nada.
Nos da miedo una perfección algebrizada,
con sus mil senderitos y grados.
Señor, con los ojos abiertos
te quisiéramos hallar en los demás,
porque nos sonríes desde todo rostro humano.
Te quisiéramos seguir a pleno sol,
con la naturalidad de tu Evangelio.
Déjanos ser osados.
Nos pareces demasiado adusto en tus santos;
te preferimos a Ti,
desnudo y alucinante.
No hemos nacido para el silencio
porque Tú nos has cargado con tu Palabra.
A Ti te hallamos mejor en el ruido,
en los problemas de los hombres,
en estas personas heridas que se nos acercan.
Jesucristo, tal vez nos sobre petulancia,
pero nos asquean ciertas palabras:
“perfección”, “virtudes”, “santidad”,…
Palabras de autopsia,
estructuras que ocultan la vida,
tu Vida. Líbranos del riesgo de volverte a desencarnar.
Señor: Ojalá no te perdamos
entre tanto andamio.


Poeta,cineasta,periodista y religioso jesuita. Muerto en 1980 golpeado hasta matarlo a palos y rematado con 12 disparos. Es el creador de la obra que fue obsequiada al Papa Francisco

5 comentarios:

Catalina Zentner Levin dijo...

Gracias por pasar y dejar tu huella en mi blog. Poco a poco, estoy recuperando el hábito de la fantasía.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Estimada Cata me alegra mucho saber de ti un gran abrazo
Saludos

Alí Reyes dijo...

al parecer como que el Papa no le gustó mucho el regalo ¿no crees?

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Ali Reyes:

Solo estaba impresionado y la foto es en una expresión de un segundo.

Saludos

RECOMENZAR dijo...

creo y no creo
padre nuestro que estas
en los cielos
me gusta
el sabor
que le das a tu blog


besitos