domingo, 22 de enero de 2012

El suicidio como arma política.

Fidel y Cienfuegos


Hablar de Cuba desata muchas pasiones, es un tema demasiado sensible. No es buena estrategia quitarse la vida como una estrategia política, y morir de hambre es simplemente un suicidio prolongado.

12 comentarios:

Marco L. Méndez dijo...

Habría que decirle eso a los monges budistas que se prendieron fuego en Vietnam.

elisa...lichazul dijo...

y que decir de Allende...

besitos y luz

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Marco L. Méndez:

Como se los vamos a decir si se prendieron fuego, o sea otro suicidio.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

elisa...lichazul:
Allende es todo un icono de resistencia y de valor.

Saludos

Gizela dijo...

Creo más bien que el suicidio es un tema muy sensible.
No importa las razones que lo pretendan justificar, para quienes la vida es sagrada, es incomprensible.
La política que enmarca a las naciones, no creo sea sensible.
Mas bien diría acomodaticia en la mentes de los seres humanos
Y cada quien la ve, desde su matiz ideológico, justificando o criticando,
Por eso desata pasiones, porque las pasiones alejan de la objetividad al ser humano.
BESOTESSS Y LINDA SEMANA

elisa...lichazul dijo...

es curioso querido Roy, acá Allende provoca división purulenta

los hay quienes creen en su sacrificio y lo elevan a mártir democrático y los hay que dicen que fue un cobarde que no dio la cara

como vez, las figura política y su proceder es valorado según la simpatía o antipatía que provoca en otros, esto me lleva a pensar que los suicidios políticos son una espada de doble filo que quienes la usan no miden su real efecto posterior, porque los que le proclamaron lo elevan a caudillo y perfección ciega y los que le detractan barren el piso sin miramiento ni compasión y generalizan al resto de los simpatizantes de su pensamiento en el mismo saco y eso no es tan así.

Si cada líder o movimiento girará no solo en su individual propósito sin duda los polos no serían tan extremos

besitos y luz

Miguel Schweiz dijo...

Bueno para Elisa, quizás no sólo lo que piensa la gente sino sobre todo la idea que le venden a cada uno.

Es tan difícil pensar cuando se manipula la historia.

Para mí unos simpatizan o no de acuerdo a si les gusta el cuento o les conviene.

Vaya a saber...

Roy, esta vez lo has dejado en suspenso... :)

Saludos

Pelayo dijo...

¿Allende cobarde? Un hombre que muere con sus ideas en las manos nunca es un cobarde. Nadie es perfecto, eso está claro, toda vida es mejorable, pero Salvador Allende es de los pocos personajes que representan la integridad y la honestidad de un gobernante, estoy por asegurar que como ningún otro.

Por cierto la foto es impresionante, toda poderío...

Enhorabuena por el blog y un abrazo.

Pelayo

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

elisa...lichazul:

Creo que la circunstancia de Allende es muy particular, estaba asediado por sus enemigos, estaba siendo bombardeado, creo que al final siempre hubiera muerto. Es difícil juzgar a un ser humano, que ante la guerra decide suicidarse.

es muy diferente este diciente que por su propia voluntad, decidió dejarse morir lentamente de hambre ya que le brindaron otra opción.

Saludos

elisa...lichazul dijo...

Roy

sin duda es un caso digno de toda discusión político y hasta moral si se quiere lo de Allende

bueno es tomar las cosas desde distintos puntos de vista y no entrar en excesos emocionales,porque la perspectiva racional se pierde

un abrazo desde este Chile que mira su historia desde los más diversas y subjetivas realidades

y saludos a tus contertulios comentaristas

Aristos Veyrud dijo...

Hay miles de razones para suicidarse, y para vivir hay otras tantas. Cada cual elige. Lo mejor entonces es seguir el instinto y no hacer caso a la razón.
Saludos!!!

Roncahuita dijo...

He pensado muchas veces en lo de Allende y siempre termino interpretándolo como un acto sublime de dignidad y patriotismo.