jueves, 23 de septiembre de 2010

"Sodoma" y el "símbolo del terror"

Jorge Briceño
REUTERS | 23-09-2010


Jorge Briceño (d) junto a Manuel Marulanda, en una fotografía tomada el 29 de abril de 2000.

Un país con una diáspora de más de tres millones de colombianos, fosas comunes con miles de jóvenes asesinados por el ejército colombiano, conocidos como falsos positivos.

Paramilitares, narco política, narco guerrilla, el Israel Suramericano acaba de atacar la cabeza de las FARCS en plena madrugada, con meses de anticipación, planificada y llevada a cabo de una manera magistral.





El Mono Jojoy "simbolizaba el terror y la violencia". Treinta aviones y 27 helicópteros participaron en la acción militar que se inició el lunes pasado, cuando Santos le dio el visto bueno antes de viajar a Nueva York para participar en la Asamblea de Naciones Unidas. En el bombardeo sobre un campamento de la guerrilla se usaron bombas de precisión. Según dijo el ex presidente colombiano Andrés Pastrana, estas bombas "inteligentes" han sido claves en los últimos éxitos militares contra la guerrilla. La operación contra las FARC se desarrolló en la serranía de la Macarena, al sudeste del país, en una zona históricamente controlada por la guerrilla que ha servido de refugio mediante una red de túneles y búnqueres al Mono Jojoy.

Treinta aviones y 27 helicópteros, un contingente suficiente para atacar a una nación vecina y se uso para destruir la madre de todos los campamentos, como lo ha llamado el ministro de defensa colombiano.

Esperemos que no aparezca otra súper titánica computadora, que sobreviva a tal bombardeo, ya que aún la otra computadora está dando informes vitales, según la inteligencia colombiana.

Al final lo que yo creo: Aún recuerdo que con la liberación de Ingrid Betancourt, en medio de la euforia pareciera que el Gobierno y la guerrilla compartieran un objetivo: hacer olvidar a los colombianos que este país de 44 millones de personas, la mitad de ellos pobres, tiene un abanico de problemas que no se agota con la derrota de las FARC.


Créditos: ELPAIS.com

11 comentarios:

Julio Córdoba dijo...

Roy: muy interesante artículo, estaba buscando una visión alternativa de lo ocurrido en ese campamento.

No voy a entrar en debates en que no nos vamos a convencer de lo contrario a lo que creemos, lo importante es enriquecerse con diferentes puntos de vista.

Dilman dijo...

Colombia es el país ubicado por varios organismos internacionales con los índices más bajos en bienestar ciudadano en el mundo, es un país que está como quinto en desigualdad social, como dices los pobres contados pasan de la mitad de la población, las tasas de educación no se le quedan atrás, en materia de salud la relación de número de habitantes por médico es alta, un médico general por ejemplo recibe en promedio un salario de 600 dólares. No hablemos de los millones de desplazados que sus vecinos han tenido que absorver. La lista es larga. Aún así es el país que en Latinoamérica dedica la mayor parte de sus gastos, deuda, ayuda externa y su PIB a gastos militares. El pretexto principal, el combate a la guerrilla y al narcotráfico, pero van muy bien, este año el consumo de drogas en USA aumentó en un 7%!!!
Los inversionistas ven grandes oportunidades para desplegar sus carteras de negocios sobre la tierra arrasada de los desplazados que dejaron los paramilitares, la mayoría del partido político del anterior presidente y del actual.

Dilman dijo...

La mentalidad de la clase política en Colombia no ha variado mucho desde hace 50 años cuando asesinaron en contubernio con la CIA al líder político Jorge Eliécer Gaitán, siempre ha sido la misma clase feudo terrateniente ahora también narco, con los mismos métodos de violencia y terrorismo de estado para controlar a la población y mantener el monopolio de la tierra y de los recursos en beneficio para unos cuantos y a los intereses de USA.
En ese marco de profunda desigualdad social, de baja escolaridad y de terrorismo de estado donde ser policía o sapo es más importante que ser profesor, no es de extrañar que se siga reproduciendo los patrones al margen de "la ley de ellos" como Pablo Escobar o el mismo Mono Jojoy pero también de un Alvaro Uribe Vélez o el mismo actual presidente y toda la plana de sus generales y de la embajada americana, lo que ocurre es que unos son juzgados y cazados como trofeos y los otros son premiados.
El día que los clanes o carteles de poder de la clase dirigente se dicidan a bombardear y aniquilar, la pobreza, la baja escolaridad y salud etc, sin duda el panorama empezará a dar cambios hacia una verdadera paz y justicia.
Saludos!!!

Wílliam Venegas dijo...

Roy, a propósito de su comentario en el blog de Hannibal:
Roy, don Aníbal:
Ser cursi no es pecado, pero ser pecador si es cursi, porque el pecado no existe y lo cursi sí, aunque el pecador no lo sea y el cursi tampoco, que cursi es pecar con lo cursi y el pecado es cursear con lo pecador, que el cursi bien lo entienda y no el pecador, pero el pecado del cursi sea del cursi pecado y no del pecador, que don Aníbal no es cursi pero sí pecador de pecados inexistentes y Roy es cursi de adolescencia lleno que me carga a mí lo cursi cuando de odios cursis estoy lleno por la cursilería.

Wílliam Venegas dijo...

La guerrilla colombiana ha transmutado por necesidad económica, pero no por debilidad ideológica. El señor Jojoy fue a la guerrilla desde joven por un ideal, allí ha peleado, desde allí, viviendo en la montaña que no es como las mansiones de los gobernantes colombianos ni del ministro de seguridad colombiano que hoy lo ataca con dicterios y palabras gruesas. Entre el guerrillero enfermo que muere en combate y el ministro oligárquico hay una gran diferencia de compromiso humano. Me inclino por honrar al guerrillero.

Steki dijo...

Tal vez lo de las FARC lo utilicen para desviar la atención de otro grave problema como lo es la pobreza, es cierto Roy.
Besitos y feliz semana!

Miguel Schweiz dijo...

Y pensar que es un país tan rico en todo. Increíble que se llegara a esta situación.

Con sus riquezas todos sus habitantes podrían tener un altísimo nivel de vida.

Y tan hermosa que es Colombia.

Saludos (Tú debes estar por cumplir años o ya los cumpliste ¿Sí?)

fede dijo...

Triste que se utilizaran tantos recursos para al final de cuentas matar a un ser humano, en un país de tanta desigualdad y violencia. Problema complejo de difícil solución, desde 1948, como señala Dilman desde la muerte del candidato del partido liberal y reformista social, alcalde de Bogotá, JOrge Eliécer Gaitán. El Mono Jojoy hijo del período llamado ¨La Violencia¨, los años posteriores al asesinato de Gaitán, el revanchismo que hubo entre ambos bandos y que llevaron a un terrible derramamiento de sangre. El jefe militar de la guerrilla creyó que el único medio para alcanzar el poder político en su país y cambiar el destino de él y los pobres era a través de la violencia, irónicamente. Las FARC en el pasado ante la muerte de líderes importantes como la de su fundador ideológico Jacobo Arenas, Marulanda y Reyes, han sido capaces de refundarse, o sea que el conflicto no está lejos de terminar pronto. Así que la mejor forma de cambiar el destino de esa nación que lleva el nombre de Cristóbal Colón es la solución política, lo que busca la valiente senadora Piedad Córdoba y que hoy busca ser callada por intereses mezquinos que quieren continuar este lamentable conflicto armado.

CHIRRICHE dijo...

No entiendo el punto. Hay que dejar a las FARC quietas porque en el país hay desigualdad?

Dios no permite, *si hubieran* organizaciones militares en Costa Rica hay que dejarlos quietecitos. Bienvenidos entonces los militares gringos?

Honradamente no me da el maní, Roy, aclarame por favor.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

CHIRRICHE:
Creo que no entendiste lo que se quiso expresar en el post.

Voy a intentar explicarlo, las FARCS trasmutaron de una guerrilla en contra de un poder central oligárquico a una narco terrorismo.

O sea su lucha se prostituyo y trasmuto a unos guerrilleros asesinos, secuestradores y narcotraficantes.

Mientras el gobierno central colombiano, centro todo su esfuerzo en eliminar a esos guerrilleros, mientras la pobreza sucumbe al 50% de los colombianos y con una diáspora de más de 3 millones de seres humanos, por cierto la más grande de la era moderna.

Ya que la población civil, quedo en medio de la guerrilla, el terrorismo de estado, el narco terrorismo, los paramilitares, y un ejército que asesino a miles y miles de jóvenes para cumplir una cuota y cobrar dinero por cada ser humano muerto, los famosos falsos positivos.

Al final ambos Las farsis y el Gobierno central, se centran en una lucha armada y por eso descuidaron sus objetivos principales, que era el bienestar y la paz de todos los colombianos.

Saludos

elisa...lichazul dijo...

el mono era custodiado por una elite femenina (salió en el diario)...la guerrilla parece tiene un trasfondo en la cocina
y los gobiernos son mediáticos...y solo rescatan a los mediaticamente notorios...es una vergüenza

besitos de luz